• Buscar
Publicidad

¿Qué es la infertilidad primaria?

¿Qué es la infertilidad primaria?

Por desgracia no todas aquellas parejas que quieren concebir lo consiguen en un corto periodo de tiempo. Son muchos los factores, tanto en el hombre como en la mujer que determinan que una concepción sea exitosa o no. Dependiendo del tiempo que una pareja con problemas de fertilidad tarde en concebir o de si ya tienen otro hijo podemos estar hablando de infertilidad primaria, secundaria

Publicidad

Índice

Infertilidad primaria

La infertilidad primaria es un término que se utiliza para describir a una pareja que nunca ha podido concebir un embarazo después de un mínimo de 1 año de intentar hacerlo a través de relaciones sexuales sin protección. Las causas de la infertilidad incluyen una amplia gama de factores físicos y emocionales.

Es por esto que en esta definición no entran aquellas parejas que hayan tenido hijos con anterioridad pero que esté experimentando problemas para concebir esta vez.

Muchas parejas sueñan con tener hijos y formar una familia en algún momento de su vida. Comprender qué define la fertilidad normal es fundamental para ayudar a una persona o pareja a saber cuándo es el momento de buscar ayuda. La mayoría de las parejas (aproximadamente el 85%) lograrán el embarazo durante los primeros 12 meses desde que lo empezaron a  intentar, con la mayor probabilidad de que la concepción ocurra durante los primeros meses. Solo un 7% adicional de las parejas concebirán en el segundo año. Como resultado, la infertilidad ha llegado a definirse como la incapacidad de concebir dentro de los 12 meses. Por tanto, este diagnóstico es compartido por el 15% de las parejas que intentan concebir.

Además de tener problemas para concebir, los síntomas pueden variar significativamente de una persona a otra. Dependiendo de la razón de la infertilidad, a veces las mujeres pueden experimentar dolor pélvico, periodos abundantes  o sangrado vaginal impredecible. Es importante discutir cualquier síntoma inusual con un médico. Algunos de estos síntomas pueden representar condiciones hormonales subyacentes que deben abordarse incluso si no se está tratando de concebir.

 

Causas de infertilidad primaria

Las principales causas de infertilidad son:

-‘’Óvulos mayores’’: el cuerpo de la mujer se encuentra en su mejor momento para concebir alrededor de los 20 años de edad. Con la nueva sociedad y la introducción de la mujer al mundo laboral, la edad para ser madre se ha ido retrasando y se ha descubierto que a cuanta más edad, menos calidad tienen los óvulos

-Trastornos de la ovulación: la ovulación normal y regular, o la liberación de un óvulo maduro, es esencial para que las mujeres conciban de forma natural. Un problema de ovulación se puede detectar manteniendo un calendario menstrual y apuntando los ciclos irregulares

-Bloqueo de las trompas de falopio: un historial de infecciones de transmisión sexual, como clamidia, gonorrea o enfermedad inflamatoria pélvica, puede predisponer a una mujer a tener las trompas de falopio bloqueadas. La oclusión de las trompas es una causa de infertilidad porque un óvulo no puede ser fertilizado por el esperma o llegar a la cavidad endometrial.

- Pólipos endometriales: los pólipos endometriales son crecimientos en forma de dedos en la cavidad uterina que surgen del revestimiento del útero, llamado endometrio. Estas anomalías rara vez se asocian con cáncer (<1% en una mujer antes de la menopausia), pero los pólipos pueden disminuir la fertilidad hasta en un 50% según algunos estudios.

-Factores masculinos que afectan la función de los espermatozoides: La infertilidad por factor masculino se ha asociado como un factor que contribuye a la infertilidad en el 40-50% de los casos, y como la única causa de infertilidad en el 15-20% de los casos.

 

Tratamientos para la infertilidad primaria

Tratar un problema de infertilidad abarca desde el asesoramiento médico hasta los medicamentos, tratamientos y la cirugía.

El asesoramiento médico y el apoyo psicológico es muy importante para comenzar este camino hacia la búsqueda de un bebé, ya que no siempre es fácil.

Es importante que la pareja lleve un estilo de vida saludable, coma más productos integrales además de frutas y verduras, evite los azúcares y ultraprocesados, practique ejercicio regular…Solo así sus cuerpos se encontrarán con la mejor salud posible para hacer este proceso más fácil y aumentar las posibilidades de éxito.

Solo si un médico lo recomienda se deberán tomar suplementos, como el ácido fólico en el caso de las mujeres.

Después de detectar cual es el problema por el cual la mujer no logra quedarse embarazada, se presentará a la pareja una serie de opciones acorde a sus posibilidades. No se trata igual un problema de infertilidad en el hombre, en la mujer o en ambos al mismo tiempo.

Cuando los tratamientos iniciales no funcionan, la pareja puede optar por la tecnología de reproducción asistida.

La Inseminación intrauterina es la colocación del esperma de un hombre en el útero de una mujer mediante un tubo largo y estrecho. La IIU puede usarse en las siguientes condiciones.

-Defectos del cuello uterino

-Recuento bajo de espermatozoides

-Espermatozoides con baja motilidad

-Problemas de erección en pareja masculina

-Eyaculación retrógrada (una condición en la que los espermatozoides se depositan en la vejiga en lugar de salir por la uretra)

-Mujeres que tienen cicatrices o defectos del cuello uterino.

 

Esta es una de las más utilizadas, pero no la única. Consulta con un médico cuáles son tus posibilidades tras realizarte un chequeo completo.


Fuente: Reproductive Medicine Associates

Fecha de actualización: 30-08-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×