• Buscar
Publicidad

¿Puede el aceite de onagra aumentar la fertilidad?

¿Puede el aceite de onagra aumentar la fertilidad?

El aceite de onagra se extrae de las pequeñas semillas rojas de la planta de la onagra, originaria de Norteamérica. El resultante de este es muy rico en Omega 6 y tiene algunos beneficios. Algunos de los más conocidos están relacionados con la fertilidad y las mujeres, pero ¿es cierto que puede el aceite de onagra aumentar la fertilidad?

Publicidad

Algunos de los beneficios son:

- Aliviar los dolores menstruales

- Ayudar en el tránsito de la menopausia

- Mejorar el estado de la piel

- Ayudar a mejorar la fertilidad regulando el ciclo menstrual y mejorando la calidad de los óvulos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que, a pesar de su alto contenido en omega 6 (muy beneficioso), este siempre ha de estar equilibrado con ácidos omega 3 si no queremos ver que los efectos del aceite de onagra se reviertan. Y por ello también es importante antes siempre de tomarlo a la ligera hablarlo con un especialista médico.

¿Qué más beneficios aporta el aceite de onagra?

Como ya veíamos, son muchas las virtudes y beneficios que se atribuyen desde hace siglos al aceite de onagra u oenothera. Muchas de ellas, además, relacionadas por completo con salud en general. El aceite de onagra:

                   - ayuda a favorecer el tránsito intestinal

                   - mantiene equilibrado el colesterol

                   - previene alergias respiratorias

                   - mejora ciclo menstrual y todo lo relativo a este

El aceite de onagra es un muy buen aliado para la fertilidad por sus propiedades como regulador hormonal. Son los ácidos omegas 6 junto a otros esenciales como el ácido gamma-linolénico y oleico los que facilitan la síntesis de las prostaglandinas (conjunto de sustancias de carácter lipídico que se encarga del equilibrio hormonal). Además, se le han atribuido también unas cualidades de mejora en la calidad de los óvulos.

Asimismo, las propiedades del aceite de onagra aportan también muchos nutrientes que resultan muy útiles en las primeras fases del ciclo ayudando a reducir también los quistes ováricos, aliviando los síntomas del síndrome premenstrual, ayudando a la producción de un moco cervical y mejorando los problemas asociados con la endometriosis.

Existen algunos estudios de medicina que han logrado demostrar y comprobar que el aceite de onagra tiene propiedades naturales para mejorar la fertilidad. Esto implica que, siempre que no haya problemas de fertilidad, puede ayudar a concebir de una manera rápida y fácil al mejorar la regulación hormonal especialmente, como hemos dicho, las prostaglandinas o tisulares, que intervienen en todas las células.
 

¿Cuáles son las dosis de aceite de onagra que hay que tomar?

Las dosis recomendadas de aceite de onagra dependerán siempre de la persona que esté consumiendo el tratamiento, aunque en la mayoría de los casos las dosis a consumir del aceite de onagra oscilan entre los 500 miligramos hasta los 1.500 aproximadamente, que sí podrían aumentar, pero siempre con recomendación del especialista, así que nada de automedicarse.
 

¿Cuándo se debe tomar al aceite de onagra?

Cuando una mujer quiere quedarse embarazada y confía en el aceite de onagra para ello, esta debería comenzar a tomarlo justo cuando empieza su menstruación hasta el momento en el cual el organismo se encuentra ovulando. Es cierto, no obstante, que muchas mujeres no saben con exactitud cuándo están ovulando, pero bastará con contar (exceptuando las mujeres con ovarios poliquísticos y otras patologías…) que se trata de los días 14 y 15 contando desde el día de inicio del periodo.

Jamás se deberá exceder de las dosis recomendadas ni mucho menos ingerir altas cantidades del producto dado que su tratamiento debe iniciarse al mismo momento en el que está comenzando el primer día de regla. Y recuerda, eso sí, que el aceite de onagra y el embarazo son incompatibles por lo que deberás suspender su uso para evitar complicaciones mayores.


Glosario

Síndrome premenstrual

Definición:

Desorden que se caracteriza por una serie de cambios hormonales que provocan una diversidad de síntomas en la mujer. Estos síntomas pueden presentarse hasta 2 semanas antes de la menstruación. Parece estar en relación con las variaciones en los niveles de estrógenos y progesterona que se producen durante el ciclo menstrual.

Síntomas:

Ocho de cada 10 mujeres presentan molestias tanto físicas como emocionales a causa del síndrome premenstrual al que se le han atribuido más de 150 síntomas diferentes. Los más comunes son: retnción de líquidos, dolor de cabeza, hinchazón de senos, fatiga, distensión abdominal, estreñimiento, acné y aumento de peso.

Tratamiento:

Las fluctuaciones en los valores de estrógenos y de progesterona en la sangre son menos marcadas si se administran anticonceptivos orales combinados, es decir que contienen a la vez estrógenos y progesterona. La retención de líquidos y la distensión se alivian disminuyendo el consumo de sal y tomando un diurético suave, justo antes del momento en que se espera que aparezcan los síntomas.

Fuentes:

Onagra. Indicaciones terapéuticas. Mª Emilia Carretero Accame, Teresa Ortega Hernández-Agero, Angel Mª Villar del Fresno. Vol. 16. Núm. 10. páginas 74-79 (Noviembre 2002). Elsevier: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-onagra-indicaciones-terapeuticas-13040255

Fecha de actualización: 10-02-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×