¿En qué momento la mujer es más fértil?

¿En qué momento la mujer es más fértil?
comparte

Cuando llega el momento de tomar la decisión sobre si tener un bebé hay que tener varios factores en cuenta. Lo más importante es estar completamente seguros de que es el momento adecuado y si es así, seguir hacia delante. Pero, muchas veces, quedarse embarazada no es tan sencillo. Por eso es indispensable conocer cuáles son los días más fértiles de las mujeres para facilitar así la concepción.

Muchas parejas tienen problemas para conseguir tener un bebé, en algunas ocasiones a causa de problemas de fertilidad y en otras, simplemente, porque hay que tener en cuenta los días más propicios para ello. La infertilidad se define como la incapacidad que puede tener tanto una mujer como un hombre para concebir un hijo tras mantener durante un año o más relaciones sexuales sin protección. Por suerte, hoy en día existen muchos métodos para conseguir formar una familia.

 

Los seres humanos no tienen una alta capacidad reproductiva, es decir, el éxito de embarazo a la primera es bastante bajo, un 25% de probabilidades en el momento de la ovulación de la mujer, y a esto, además, se le suma que en la sociedad actual el interés por tener bebés se ha retrasado al menos en cuanto a términos de edad se refiere. Según los expertos, la edad reproductiva de las mujeres alcanza su punto álgido alrededor de la veintena y a partir de los 26 y 27 años la fertilidad va disminuyendo de manera gradual, especialmente, después de los 35. Cuando se sobrepasan los 40 años las probabilidades de concepción bajan drásticamente hasta el 5% por cada ciclo.

No te puedes perder ...

Requisitos para la donación de óvulos

Requisitos para la donación de óvulos

La infertilidad en la actualidad puede llegar a ser un tema frecuente que incluye tanto la imposibilidad de tener hijos de forma natural como los nacimientos no producidos en la edad óptima de la mujer, concretamente entre los 20 y 35 años.

 

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la edad media en la que se tienen hijos en España se sitúa en los 32 años situando al país como uno de los más tardíos a la hora de concebir dentro de Europa junto con Italia, Luxemburgo y Grecia. Esta es una de las causas que explican el envejecimiento de la población española, además de la situación socioeconómica y cultural.

 

La ovulación y los días fértiles están completamente relacionados. Las mujeres tienen menstruaciones mensuales durante sus años reproductivos, y en ese momento se producen los cambios hormonales que permiten que un ovario libere un óvulo una vez en cada ciclo menstrual. Este proceso se lleva a cabo unos 12-16 días antes del inicio del siguiente periodo si no se ha producido la fecundación. El óvulo solo puede fecundarse hasta 24 horas después de esta porque si no el endometrio se desprende al no haberse implantado dicho óvulo.

 

El periodo fértil “completo” debería agrupar no solo al de la mujer, también al del hombre. El esperma puede mantenerse activo durante 5 días, mientras que el óvulo tiene una esperanza de vida de 24 horas. Se puede decir entonces que un periodo fértil completo puede tener una duración de seis días aproximadamente. En este momento las posibilidades de quedarse embarazada son bastante más elevadas y, por ello, es importante calcular cuando se produciría para planificar las relaciones sexuales en una pareja. Aunque no suene muy romántico, es importante tener esto calculado para aumentar las posibilidades de concepción y aliviar la presión que puede suponer intentarlo y no conseguirlo.

 

Asimismo, en cada ciclo hay dos días de máxima fertilidad en los que la mujer tiene muchas posibilidades de quedarse embarazada, el día de la ovulación sube hasta el 33% y justo el día anterior se sitúa en un 31%.  Durante el periodo fértil de esos seis días del que hablábamos también se tienen altas probabilidades de concebir, pero fuera de estos días bajan drásticamente, aunque no es imposible.

 

Existen varias maneras de identificar cuáles son los días de ovulación de cada mujer, desde test de ovulación hasta el registro de la temperatura corporal basal. Las pruebas se basan en la detección de ciertas hormonas a través de la orina y suelen ser fiables. Otro sistema más tradicional es calcularlo a través de un calendario. Si se tiene un ciclo menstrual regular se puede registrar la duración de cada ciclo, pero deben pasar mínimo dos meses para poder calcular de forma exacta cuando se produce.

 

Otros métodos menos fiables y algo más tediosos son hacer cálculos a través del dolor que se experimenta al ovular, también observando la saliva, la cual cambia con el nivel de estrógenos, con ayuda de unos kits especiales y, analizando la mucosidad del cuello uterino tomando nota de los cambios que experimenta. Eso sí, antes de probar con cualquier método consúltelo con su médico porque quizás, como buen profesional, le pueda aconsejar mejor.

 

Y recordad que es indispensable no desesperarse ni perder la ilusión a la hora de buscar un bebé, no es algo instantáneo, y las parejas sanas y jóvenes pueden tardar hasta un año en conseguir el deseado embarazo.

 



Fuentes:

Edad y Fertilidad, guía para pacientes de la Asociación Americana de Medicina Reproductiva, Centro de Infertilidad y Reproducción Humana y Clearblue.

 

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>