Embarazo con menopausia

Embarazo con menopausia
comparte

Cuando la mujer llega a la menopausia, es decir, lleva más de un año sin ciclos ovulatorios, la fertilidad llega a su fin, por lo que ya no es posible quedarse embarazada. Sin embargo, mientras haya algún ciclo, aunque sea de vez en cuando, es posible quedarse embarazada, aunque se tengan 50 años, por lo que hay que seguir teniendo cuidado si ya no deseas un hijo.

La menopausia es ese periodo en la vida de toda mujer en el que desaparece la ovulación y, por lo tanto, la menstruación. Es decir, los ovarios dejan de madurar óvulos y la mujer ya no puede quedarse embarazada de forma natural puesto que, si óvulo, no se puede lograr la concepción.


Sin embargo, la menopausia va precedida de un periodo que se llama perimenopausia en el que se siguen produciendo ovulaciones, aunque cada vez más cortas e irregulares. Durante este periodo, que puede durar entre 1 y 4 años, se produce un descenso de las hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona), lo cual dificulta el embarazo, pero no lo imposibilita.


Para saber si aún es posible concebir un hijo, los expertos de la Asociación Mexicana para el Estudio del Climaterio (AMEC) recomiendan medir la hormona folículo estimulante (FSH). Si su concentración en sangre es mayor de 30 UI/L, no hay posibilidad de embarazo. Si es menor, todavía puede ocurrir.  


Por lo tanto, es posible que la mujer esté hasta 3 meses sin ovular y sin la regla, pero, hasta que no pasa un año, no se considera que ha llegado a la menopausia, por lo que, durante este intervalo, debe tener cuidado y seguir usando métodos anticonceptivos ya que, aunque es más complicado por lo que los óvulos no son buena calidad, el embarazo de forma natural se podría producir, lo cual es muy peligroso tanto para la mamá como para el bebé.

Embarazo con ansiedad

Embarazo con ansiedad

Quitarle importancia a la ansiedad que muchas mujeres sufren durante el embarazo no sirve de nada. Es más, lo único que va a hacer es perjudicar a la madre en cuestión y al feto. De hecho, existen algunos estudios en los que se asocia de manera significativa la ansiedad materna con problemas emocionales y de conducta en la infancia.


Y es que estamos hablando de que los riesgos en el embarazo aumentan pasados los 40 años, y la menopausia suele llegar en torno a los 50 años, por lo que hablamos de mujeres mayores en los que los riesgos, tanto para ellas como para el feto, son también mayores:


- Aborto espontáneo

- Alteraciones cromosómicas del feto

- Parto más complicado y largo

- Parto prematuro

- Placenta baja

- Preeclampsia

- Diabetes gestacional


Por ello, no se recomiendan los embarazos pasados los 50 años ni una vez se llega a la perimenopausia. No obstante, las nuevas técnicas de reproducción asistida permiten que una mujer se pueda quedar embarazada incluso en la menopausia.


Técnicas de reproducción asistida para la mujer menopáusica


Aunque existen más riesgos en un embarazo pasados los 45 o 50 años, hay centros que admiten a mujeres de esta edad, incluso hasta los 55 años, por lo que es posible que una mujer ya menopáusica se quede embarazada, aunque habrá que recurrir a diversas técnicas de reproducción asistida puesto que ella ya no produce óvulos que puedan ser fecundados.


Las principales técnicas que pueden emplearse en este caso son:


- Fecundación in vitro con óvulos de una donante. A no ser que la mujer tenga congelados sus propios óvulos, en cuyo caso se recurriría a ellos, es necesario contar con los óvulos de una donante para fertilizarlos con el esperma, que puede ser también de un donante o de la pareja y, una vez obtenidos los embriones, implantarlos en el útero de la mujer. En la mayoría de los casos, el útero no ha envejecido, por lo que puede albergar al embrión una vez implantado y llevar el embarazo a buen término, aunque necesitará recibir hormonas extra durante toda la gestación y someterse a controles más exhaustivos para evitar los riesgos antes descritos.


- Fecundación un vitro con donación de embriones. Otra posibilidad es recurrir a embriones donados para seleccionar aquellos con mejor calidad y asegurar la implantación en el útero de la mujer.


En cualquiera de los casos, la mujer deberá someterse a tratamientos hormonales antes y durante el embarazo para engrosar el útero y prepararlo para la implantación en un primer momento, y mantener el nivel adecuado de todas las hormonas que intervienen en la gestación en un segundo momento y así asegurar el desarrollo de la misma.


Por lo tanto, es posible quedarse embarazada de forma natural durante la perimenopausia, es decir, cuando la mujer todavía ovula, por lo que se deben seguir usando métodos anticonceptivos durante estos años hasta que se confirma la menopausia para no quedarse embarazada si no es lo que se desea.


Y, una vez llegada a la menopausia, también es posible lograr el embarazo siempre que se recurra a técnicas de reproducción asistida, aunque la tasa de éxito es más baja que en mujeres más jóvenes y los riesgos aumentan considerablemente. Por eso, la mayoría de los centros marcan los 50 años como edad límite para buscar un embarazo, aunque algunos lo alargan un poco más si la salud de la mujer es buena. Y, siempre, habrá que tener en cuenta la diferencia de edad con el bebé y las implicaciones de tener un hijo a una edad tan madura.


Fuente:

Instituto CEFER: https://www.institutocefer.com/blog/menopausia-embarazo-posible/

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar