Beneficios de quedarse embarazada en primavera

Beneficios de quedarse embarazada en primavera
comparte

Aunque algunos expertos afirman que dar a luz en invierno no es conveniente por el frío que suele hacer en esta época del año (al menos en el hemisferio norte), también hay otros que afirman que quedarse embarazada en primavera, y dar a luz entre diciembre y febrero, puede tener muchos beneficios para el bebé.

Cada vez es más normal intentar planificar todos los aspectos de nuestra vida, desde la edad a la que nos casamos, hasta el mes en el que nos queremos quedar embarazadas (a pesar de que esto es algo que no depende solo de nosotras y muchas veces no se consigue a la primera ni a al segunda). Por eso, si estás pensando cuándo es mejor momento para quedarse embarazada, echa un ojo a estos beneficios que puedes obtener si te quedas embarazada en primavera:


1. Reducir la hinchazón durante el tercer trimestre. La retención de líquidos, frecuente en el embarazo a causa del aumento del volumen sanguíneo, del peso y de los cambios hormonales, causa edemas, especialmente en el tercer trimestre, que se ven agravados por el calor. Por eso, si tu tercer trimestre de embarazo tiene lugar en los meses de invierno, conseguirás reducir en parte esta molestia.


2. Tener una alimentación más sana. Generalmente, en los meses de primavera y verano, debido al calor, optamos por alimentos más sanos como ensaladas o frutas de temporada. También es más habitual beber más agua, lo que favorece una dieta sana y equilibrada en las primeras semanas de gestación, ideal para favorecer la salud de la mamá, evitar molestias digestivas y lograr el correcto desarrollo del feto.

No te puedes perder ...


3. Poder disfrutar del verano. Si en tus vacaciones de verano estás embarazada de 7, 8 o 9 meses, poco vas a poder hacer ya que estarás más incómoda y cansada, además de no poder viajar muy lejos por si el parto se adelanta. Pero si te has quedado embarazada en primavera, en verano ya habrán pasado las primeras semanas, llenas de miedo y temores por un posible aborto espontáneo, y todavía te encontrarás con poca tripita, por lo que podrás disfrutar más de tus vacaciones y hacer más cosas.


4. Recibir más vitamina D ya que hay más horas de sol. La vitamina D es buena tanto para la estructura ósea de la madre como para la del bebé y solo se sintetiza en el organismo a partir de la exposición a los rayos solares. Eso sí, debes usar siempre crema de protección solar para evitar daños a medio y largo plazo que, además, pueden verse acentuados por los cambios hormonales, como las manchas.


5. Tener un mejor carácter. Según diversos estudios, los niños nacidos en invierno se comportan mejor que el resto y tienen un carácter menos irritable a lo largo de su vida.


¿Cómo lograr el embarazo?


Si te has decidido por intentar el embarazo en primavera, debes saber que hay una serie de cosas que puedes hacer para aumentar tus posibilidades de concebir, empezando por calcular tus días fértiles para mantener relaciones sexuales en ellos. Y es que los espermatozoides viven entre 3 y 5 días, pero el óvulo solo 24 horas, por lo que es imprescindible que, en estas 24 horas, haya algún espermatozoide en tus trompas dispuesto a fecundar el óvulo. Los días fértiles suelen ser a mediados de ciclo, pero puedes calcularlos con nuestra calculadora y así saber qué días debes tener sexo con tu pareja.


Además, debes evitar ciertos hábitos que dificultan la fertilidad, como el tabaco, el alcohol o el sobrepeso. Llevar una vida saludable y ordenada contribuye a la salud de tu aparato reproductor, favoreciendo el embarazo.


En cuanto a la alimentación, ciertos nutrientes como las vitaminas A, C y E, el selenio, el zinc, el manganeso o el cobre, actúan como antioxidantes, protegiendo a las células de los daños causados por los radicales libres, que perjudican el ADN y las mitocondrias. Las vitaminas del grupo B son fundamentales para la ovulación y la implantación, pero además son importantes para el control hormonal y el desarrollo fetal. El ácido docosahexaeónico (DHA) es un ácido esencial omega-3, fundamental para el equilibrio hormonal, el sistema inmunitario y la salud de los ovarios, los óvulos y el esperma.


En cuanto a los hombres, los alimentos ricos en zinc favorecen la producción de espermatozoides; y el selenio tiene propiedades antioxidantes que pueden mejorar la movilidad del esperma.

Fuente: Ava


Te puede interesar:
La calculadora de los días fértiles arroja como resultado cuáles son los días del ciclo menstrual de una mujer en los que está ovulando. Si la mujer es irregular tendrá que utilizar otros métodos relacionados con los síntomas de la ovulación para averiguar en qué días debe intentarlo.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>