¿Cuándo es mejor quedarse embarazada?

¿Cuándo es mejor quedarse embarazada?
comparte

En cuanto a la edad, biológicamente lo ideal es en torno a los 25 años, aunque las mujeres cada vez llegan en mejor estado de salud a la treintena. Si hablamos de la época del año, los expertos sugieren que es mejor quedarse embarazada en verano o invierno para dar a luz en primavera o en otoño, cuando el clima es menos extremo.

Antes, las mujeres se casaban y se quedaban embarazadas en cuanto su naturaleza lo permitía. Ahora, se piensa mucho cuándo es el mejor momento para traer un niño al mundo. Tanto es así que la gente espera a tener una estabilidad económica, laboral y amorosa, algo que se suele lograr en la treintena, alejándonos de la edad recomendada de los 25 años.


Para los expertos, la edad ideal es entre los 25 y los 28 años ya que la mujer se encuentra perfectamente desarrollada y su capacidad reproductiva es mucho más mayor que la de una mujer con edad más elevada -35 o 40 años-. Además, existe menor probabilidad de que el pequeño pueda nacer con problemas físicos y que haya dificultades en el embarazo y en el parto. Aunque esto no indica que necesariamente vayan a tener un embarazo de riesgo o un bebé enfermo.


No obstante, actualmente la edad tiene menos relevancia que hace años ya que las parejas mayores suelen estar mucho mejor preparados para acoger a un nuevo miembro de la familia por lo mencionado anteriormente, estabilidad emocional y social.


Asimismo, la gente tiene mucha más información sobre el cuidado en el embarazo y se mantiene activa y en forma a los 35 años, por lo que existen menos problemas en este tipo de embarazos que hace décadas.


¿Invierno o verano?


La programación del embarazo ha llegado a tal punto que muchas mujeres planean incluso el mes en el que quieren que nazcan sus bebés (aunque claro, esto no depende de ellas ya que el embarazo puede lograrse a la primera o tardar varios meses).


Pero si estás pensando en qué mes es mejor quedarse embarazada, lo más recomendable es evitar que el parto sea en los meses de más frío o calor, ya que ambas épocas presentan una serie de inconvenientes.


- Invierno: El frío hace que apenas si puedas salir a la calle con tu recién nacido y que haya más posibilidades de que se ponga malito antes de los 4 meses de vida, lo que puede conllevar en muchos casos a un ingreso hospitalario.


- Verano: El calor excesivo en las últimas semanas antes de dar a luz hará que te sientas hinchada, pesada y más cansada. Además, resulta incómodo para el recién nacido y para la lactancia materna.


Por eso, lo ideal es que tu bebé nazca en octubre o en mayo, sin temperaturas extremas ni en las últimas semanas de parto ni al dar a luz.


Pero, como decíamos, no es fácil conseguir el embarazo a la primera. A pesar de calcular tus días fértiles, hay un 20% de posibilidades de lograr un embarazo a la primera, por lo que puede que tus buenas ideas se vayan al traste y acabes dando a luz en pleno agosto o enero. No debes inquietarte, lo importante es que te cuides y que el embarazo vaya bien, así seguro que no hay grandes problemas. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×