Cómo ayudar a ovular naturalmente

Cómo ayudar a ovular naturalmente
comparte

La ovulación está directamente relacionada con la fertilidad, por lo que para que se pueda desarrollar un embarazo es importante que el proceso de ovulación transcurra de manera correcta. Pero una correcta ovulación es importante no solo para concebir un bebé, sino que también es un indicador de alerta sobre cómo está el funcionamiento del cuerpo.

Mejorar la ovulación de forma natural es posible, pero si sospechas que no estás ovulando correctamente, debes consultar con tu médico para que verifique que todo está en orden y que no tienes ninguna condición que esté alterando tu correcta ovulación.

El signo más común de problemas con la ovulación son las menstruaciones irregulares y la principal causa que altera la ovulación son los desarreglos hormonales; según sea el desarreglo hormonal que tengas, el tratamiento será diferente, por lo cual es tan importante el diagnóstico medio. Entre las hormonas que pueden estar alteradas y que pueden producir trastornos en la ovulación están: las hormonas tiroideas, la prolactina, la FSH o la testosterona. También puedes presentar problemas en la ovulación por falla ovárica, por síndrome de ovario poliquístico, sobrepeso, falta de sueño o incluso por exceso de estrés.

Una vez que tu ovulación ha sido estudiada por tu médico, puedes intentar mejorar aún más tu ovulación de manera natural, y cuidarte para que sigas ovulando correctamente, aumentando así las posibilidades de quedar embarazada.

Para garantizar el correcto funcionamiento de la ovulación, necesitamos darle a nuestro organismo una serie de nutrientes y antioxidantes que garantizan que el proceso de ovulación se realice correctamente. Esto significa que debes comer sano para mejorar tanto la ovulación como la fertilidad. Si no ovulas correctamente, quedarse embarazada es un proceso que se complica, por lo que, si esto es lo que quieres, merece la pena el esfuerzo e intentar incorporar a nuestra alimentación todo lo que pueda ayudar a mejorar la ovulación.

Los nutrientes y vitaminas más importantes para mejorar la ovulación de forma natural son:

Hierro: la falta de hierro puede afectar a la ovulación. Tener deficiencia de hierro es común en mujeres que tienen menstruaciones abundantes. En muchos casos tomar una vitamina prenatal es suficiente, ya que suele tener hierro en su composición. Entre los alimentos que contienen hierro y que no deben faltar en tu alimentación están: carnes (pollo, pavo, ternera, carnes rojas) alimentos como ostras, mejillones, vieiras y sardinas, verduras como espárragos, habas, frijoles, lentejas y espinacas.

Zinc: protege el balance de las hormas reproductivas que regulan la ovulación. Se encuentra en alimentos como los cereales integrales, las nueces, las sardinas, las legumbres, los higos o las berenjenas.

Omega 3: contribuye al balance de las hormonas reproductivas que inducen la ovulación. Está presente en: pescados grasos como las sardinas y el salmón, camarones, almendras, nueces y huevos.

Calcio: promueve el balance hormona y, aunque pensemos que solo los productos lácteos tienen calcio, existen otras fuentes tales como las almendras, las nueces, las avellanas, los espárragos y las judías.

Vitaminas E, D y C: promueven el balance hormonal y la ovulación, y se encuentran en casi todos los alimentos.

Dietas con elevado contenido de azúcar añadido provocan cambios metabólicos, como la hiperinsulinemia. Esta condición es un paso previo a la diabetes mellitus tipo 2. La hiperinsulinemia está relacionada con la anovulación y problemas de fertilidad. Por ello, es importante que controles la ingesta de azúcares y añadas muchas frutas y vegetales a tu alimentación

En general, todos los nutrientes se absorben mejor si se consumen en los alimentos en lugar de en un suplemento, pero los suplementos pueden ayudarte en el caso de que haya un déficit de alguno de estos.

Otra manera de ayudar a la ovulación es practicando ejercicio a diario, lo cual ayuda a mantener un índice de masa corporal saludable, que es vital para el equilibrio hormonal y los niveles adecuados de insulina, ambos factores clave para la fertilidad y la ovulación.

El mayor problema tiende a ser el sobrepeso y la obesidad, que es asociado con la resistencia a la insulina y, en algunos casos, con el síndrome de ovario poliquístico. Estas situaciones suelen estar acompañadas de trastornos de la ovulación. Las mujeres con sobrepeso y obesidad tienen un 32% más de riesgo de infertilidad debido a trastornos de la ovulación que las mujeres de peso normal.

Elimina los hábitos nocivos. La ovulación puede verse afectada también por malos hábitos como el consumo de alcohol, el consumo elevado de cafeína o el tabaquismo.

Mantente hidratada, toma al menos 8 vasos de agua al día. La función del agua en el cuerpo humano es vital. Que el porcentaje corporal de agua sea tan alto, tiene sus razones. El organismo necesita del agua como medio para realizar las reacciones químicas que nos dan la vida. Y, también, como medio de transporte de nutrientes y hormonas. En el aspecto de la salud reproductiva, contribuye a mantener las funciones ováricas en correcto estado, y a que las hormonas se transporten adecuadamente.

 

 


Fuentes:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

Redacción: Cristina Rodríguez

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×