Las vitaminas prenatales y sus beneficios

Las vitaminas prenatales y sus beneficios
comparte

La ingesta de vitaminas es fundamental en todas las etapas de nuestra vida y su carencia puede acarrear problemas de salud. En el momento del embarazo, o cuando se está planeando concebir, tomar los nutrientes necesarios se vuelve aún más imprescindible.

Algunos beneficios

 

Las vitaminas prenatales son clave tanto para las mujeres que están intentando quedarse embarazas como para las que ya lo están. Cuando antes se empiecen a tomar mejor resultados se pueden obtener. Es importante asegurarse de que las necesidades nutricionales están bien cubiertas ya que la ingesta adecuada de vitaminas y minerales es un punto fundamental para que el embarazo se desarrolle de forma saludable.

 

Algunas mujeres son muy conscientes de llevar una dieta sana y equilibrada en la que estén incluidos todos los nutrientes necesarios, pero otras que no son tan expertas en nutrición, padecen problemas de salud o las náuseas les impiden comer como deberían pueden encontrar en los complementos vitamínicos su gran aliado.

 

De cualquier modo, se lleve una buena dieta o no, se recomienda que todas las mujeres que planean concebir o que ya están embarazadas se sirvan de esta ayuda para evitar cualquier deficiencia vitamínica. Es importante añadir que las vitaminas no dejan de ser un complemento y que no pueden sustituir ninguna comida o contrarrestar malos hábitos como podrían ser la ingesta de alcohol, fumar o comer alimentos poco recomendados.

Enseña a tus hijos a usar Internet

Enseña a tus hijos a usar Internet

Las nuevas tecnologías han cambiado radicalmente la sociedad, la educación, la comunicación… y en tan sólo unos años. Como consecuencia de este cambio se ha abierto una brecha entre los padres -que no saben usar las nuevas tecnologías e incluso les tienen miedo- y sus hijos –jóvenes hiperadictos a la red y sus posibilidades.

 

Las vitaminas más recomendadas

 

Ácido fólico: la toma de este suplemento puede reducir hasta un 70% la posibilidad de defectos en la médula espinal o cerebro del bebé, también ayuda a evitar partos prematuros o bebés con poco peso.  

 

Hierro: es otra vitamina fundamental pues ayuda a la formación de glóbulos rojos y previene la anemia. También fortalece los músculos maternos y ayuda al correcto desarrollo del bebé.

 

Calcio: durante el embarazo, el bebé utiliza las reservas de calcio de la madre para la formación de sus huesos así que es importante que este complemento no esté carente en la dieta de la embarazada pues también podría sufrir una bajada de su densidad ósea.

 

Magnesio: ayuda a evitar los calambres y a sobrellevar mejor los dolores. También proporciona un aporte extra de energía y ayuda en la formación de los huesos del bebé.

 

A parte de estas cuatro fundamentales, es importante que la madre también tome complementos vitamínicos que contengan: vitamina D, B, y C, omega 3 y zinc.

 

Es necesario seguir las instrucciones del médico pues la ingesta de algunas de estas vitaminas puede empeorar enfermedades que la madre padezca. Una vez el doctor dé su aprobación e indique la cantidad diaria recomendada, hay que empezar con ellas lo antes posible.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×