Riesgos de la biopsia corial

Riesgos de la biopsia corial
comparte

La biopsia de corión es una prueba que se realiza entre las semanas 10 y 12 de embarazo para detectar posibles anomalías cromosómicas como el síndrome de Down. No se realiza a todas las embarazadas ya que tiene un pequeño riesgo de aborto espontáneo y de causar defectos en las extremidades del feto.

La biopsia corial o de corión se aconseja a aquellas mujeres embarazadas en las que existe una historia familiar de algún problema genético o un factor de riesgo determinado. Se realiza en algunos casos en lugar de la amniocentesis ya que sus resultados se pueden obtener mucho antes, lo que puede resultar beneficioso para tratar algunos trastornos.

 

Con ella se busca el diagnóstico de ciertas anomalías cromosómicas como el síndrome de Down, la enfermedad de Tay-Sachs, la fibrosis quística, la anemia de células falciformes, la hiperplasia adrenal congénita, etc. Lo que no puede es detectar defectos del tubo neural.

 

Es una prueba que se lleva cabo entre las semanas 10 y 12 de gestación. Se trata de una biopsia y consiste en introducir, bajo control ecográfico, una aguja en la piel de la pared abdominal hasta llegar a la placenta y extraer una muestra de las vellosidades coriónicas, que son las prolongaciones vasculares del corión (una membrana fetal externa) que intervienen en la formación de la placenta.

No te puedes perder ...

Placenta posterior baja

Placenta posterior baja

La placenta es la membrana que protegerá y nutrirá al feto durante todo el periodo de gestación. Esta empieza a desarrollarse a la vez que el embrión casi desde el mismo momento en el que éste anida en el endometrio.

 

No se toca el saco amniótico y, una vez terminada la prueba se controla el ritmo cardiaco del feto para comprobar que todo va bien.

 

El procedimiento es rápido y puede resultar un poco molesto.

 

¿Qué riesgos comporta?

 

Al igual que la amniocentesis la biopsia corial presenta un pequeño riesgo de aborto espontáneo (del 1-2%).

 

También hay estudios que afirman que esta prueba, realizada antes de la semana 11, puede afectar al crecimiento de las extremidades del feto, causando anomalías como falta de dedos en los pies o las manos.

 

Asimismo, existe un 1% de riesgo de un falso positivo.


Te puede interesar:
Algunas mujeres afirman que si no hay sangrado de implantación no hay embarazo. En realidad esta es una falsa creencia ya que siempre se produce el sangrado de implantación pero lo que sucede es que no siempre se hace visible.


Fecha de actualización: 29-04-2014

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>