×
  • Buscar
Publicidad

Retortijones y diarrea en el embarazo

Retortijones y diarrea en el embarazo

Durante el embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer, no solo por fuera, sino también por dentro. Las mujeres padecen síntomas de lo más variados, desde físicos y emocionales hasta hormonales y, muchas veces, no saben su significado. Por eso, cuando sienten retortijones o sufren diarrea suelen preocuparse de más, sobre todo aquellas futuras madres primerizas.

Publicidad

Los tres primeros meses de embarazo son los que suelen mostrar síntomas más incómodos y la diarrea es uno de ellos. Estos suelen presentarse como una señal normal del propio cuerpo tras una mala digestión. Habría que preocuparse si además de esto se comienza a tener fiebre, dolor abdominal muy intenso o sangrado durante las evacuaciones. Pero esto es no es lo normal.

La diarrea está considerada como un síntoma más durante las 40 semanas de gestación, siendo esta caracterizada por un aumento en el contenido del líquido en las deposiciones y en la cantidad de veces que estas ocurren, más de 3 veces al día.

Existen varias causas que producen retortijones y diarrea durante el embarazo, más allá de las causas comunes que afectan a cualquier persona estando en estado o no como alguna bacteria o virus, la ingestión de alimentos en mal estado o la intolerancia a la lactosa.

Los cambios hormonales que padecen todas las mujeres embarazadas afectan de manera directa al sistema gastrointestinal, derivando en otros síntomas, además de la diarrea, como náuseas, vómitos o estreñimiento.

Algunos fármacos prenatales están compuestos por componentes que pueden afectar al sistema gastrointestinal de la mujer. Por lo general, la ingesta de multivitamínicos tiene este efecto secundario y, por el contrario, la ingesta de hierro genera estreñimiento.

La modificación de la dieta representa otra de las causas más comunes que pueden derivar en diarrea o dolos abdominal. La dieta de las embarazadas suele cambiarse por una más sana con más frutas y verduras lo que conlleva a que el tránsito intestinal se vea alterado.

Las bebidas suelen ser la causa principal de la diarrea durante la gestación, el alto contenido de azúcar, las bebidas energéticas o ciertos zumos deben evitarse en la medida de lo posible. Por el contrario, las bebidas isotónicas ayudan a rehidratar el cuerpo si se padece diarrea, todo ello siento consultado previamente con el médico.

Estos síntomas, junto con los mencionados anteriormente, son los principales causantes de esas incómodas sensaciones. Pero ¿cómo prevenir estos padecimientos? Principalmente se pueden prevenir o evitar mejorando los hábitos higiénicos y alimenticios.

No te puedes perder ...

La importancia del agua en el embarazo

La importancia del agua en el embarazo

Las recomendaciones que hacen los médicos acerca de la necesidad de la toma constante de líquidos durante el embarazo van más allá de la función de hidratación del organismo. Así, el agua se convierte en el compañero ideal de las futuras mamás, aportándoles diversos beneficios… ¡Conócelos!<

Y tambien:

                - Evitar las comidas picantes y las grasas. El famoso mito de comer por dos no es cierto, no hace falta comer de más para que el bebé nazca sano. Comer en exceso puede provocar, además de diarrea, hacerte sentir pesada, cansada y con poca energía.

                - Hacer varias comidas ligeras al día en lugar de pocas muy contundentes ayudan a mejorar el tránsito intestinal y cuidar el sistema gastrointestinal.

                - Intentar no consumir platos o condimentos a los que no se está acostumbrado, además de beber siempre agua embotellada.

                - Llevar una alimentación equilibrada en general.

                - Tener precaución con el consumo de leche, poniendo especial hincapié aquellas personas que hayan sufrido algún episodio de intolerancia a la lactosa.

                - Cumplir con unos hábitos higiénicos básicos como lavar muy bien las frutas y verduras que se vayan a consumir o comer en entornos limpios. Antes de comerlos crudos o antes de cocinarlo, esto es importante a la hora de prevenir bacterias y malestares estomacales.

                -  Vigilar los medicamentos que se consumen, tanto durante la gestación como posteriormente al parto. Algunos tienen como efecto secundario la diarrea y, en ese caso, habría que consultar con el médico la posibilidad de cambiarlos. 

En el caso de que los medicamentos que estás tomando te produzcan diarrea, tendrás que consultar con tu médico la posibilidad de cambiar de medicamento a uno que no tenga efectos secundarios de  cambio estomacal.

            - Deben evitarse algunas bebidas con alto contenido en azúcar como refrescos, bebidas energéticas o ciertos zumos. Estas bebidas suelen provocar malestar estomacal a las embarazadas y en algunos casos diarrea.


En el caso de que, aun llevando a cabo estas directrices para prevenir estos síntomas gastrointestinales, tengas que sufrir de dolores abdominales o diarrea hay algunas pautas que pueden ayudar a que desaparezca con más rapidez. Hay que tener muy en cuenta que uno de los efectos más perjudiciales de la diarrea es la deshidratación, por lo que hay que intentar evitarla a toda costa. Lo peligroso de la deshidratación durante el embarazo es que esta afecta directamente al bebé ya que cuando se produce, la sangre no llega de forma eficiente a la placenta y esto puede provocar un parto prematuro. Este es uno de los motivos por los cuales una mujer embarazada que presenta diarrea fuerte debe acudir al médico, ya que puede necesitar suero.



Para que la diarrea desaparezca más rápido hay que evitar comer alimentos ricos en fibra, dulces y grasas. Ingerir alimentos sólidos en pequeñas cantidades y de manera gradual. Beber mucho líquido, en especial agua y bebidas isotónicas que contienen electrolitos que ayudan a hidratar el cuerpo. Así como descansar, no realizar esfuerzos y no tomar medicamentos sin preinscripción médica. Entre los alimentos más recomendados y que se aconsejan consumir durante la diarrea se encuentran el arroz blanco, las zanahorias, el puré de patata, el pollo o pavo a la plancha y el pescado hervido.

Siguiendo estos consejos y siempre haciendo caso a lo que dicen los médicos se pueden evitar o contrarrestar de manera más eficaz estos incómodos síntomas. La diarrea y el dolor abdominal son completamente normales durante la gestación, por ello no hay que preocuparse más allá de lo normal para toda aquella futura mamá.

Eso sí, aunque es común durante el embarazo no se deben obviar los riesgos que pueden suponer otros síntomas como el sangrado o el moco en las heces, la fiebre o el dolor abdominal intenso. Desde el primer momento en que se pongan de manifiesto alguno de los síntomas descritos hay que ponerlo en conocimiento del médico especialista.


Te puede interesar:

Los síntomas de embarazo en primerizas son los mismos que en cualquier otra mujer, si bien es cierto que en algunas ocasiones no se registra ningún síntoma hasta que se produce la falta de la primera regla después de la concepción.

Fecha de actualización: 05-11-2019

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.