¿Es normal tener diarrea en el embarazo?

¿Es normal tener diarrea en el embarazo?
comparte

Durante estos 9 meses de embarazo es normal que sufras alguna vez episodios de diarrea que pueden estar causados por un virus o por las hormonas, que modifican el tránsito intestinal. También es normal padecer diarrea poco antes del parto.

¿Por qué tengo diarrea?


La diarrea es un aumento de las deposiciones diarias que, además, se vuelven más líquidas y frecuentes. No es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma, generalmente de una infección estomacal, aunque en el embarazo puede estar causada por otros motivos:


1- Infección vírica: Existen diversos virus y microorganismos que causan diarrea, como la E.coli. También es posible tener un episodio de diarrea tras comer algún alimento en mal estado o que no nos haya sentado bien.


2- Consumo de algunos medicamentos: Aunque durante el embarazo se limita al máximo la ingesta de fármacos, quizá has tenido que tomar antibiótico por alguna infección bacteriana. Estos medicamentos alteran la flora intestinal pudiendo causar diarrea.


3- Cambios hormonales: Durante las primeras semanas de gestación se altera todo el organismo debido al aumento de los niveles de ciertas hormonas, incluyendo el aparato digestivo y excretor, por lo que algunas mujeres pueden padecer diarrea en estas primeras semanas o a lo largo de toda la gestación. Estos episodios suelen ser puntuales y no van acompañados de dolor. Simplemente, las heces son más líquidas de lo normal.

¿Es normal tener alergia en el embarazo?

¿Es normal tener alergia en el embarazo?

A lo largo de todo el embarazo, el cuerpo de la mujer cambia. Su piel está más sensible y algunas de las alergias más comunes pueden ser las alergias cutáneas. Alergias frecuentes y muy normales, ya que en la mayoría de los casos, estas no presentan ningún tipo de gravedad. Otras alergias que se conocen son las respiratorias. El asma, la alergia al polen o a los ácaros del polvo son algunos ejemplos de este tipo de alergias respiratorias.


4- Intolerancia a algún alimento: Todos los cambios que se producen en estos meses también pueden causar que desarrolles una intolerancia temporal a algún alimento, como la lactosa. Esto podría causarte esas heces más líquidas y frecuentes. Prueba a tomar productos sin lactosa para ver si así mejoras.


5- Ansiedad y nervios: Durante estos meses es habitual sentir ansiedad, nervios e inquietud ante las diferentes pruebas del embarazo, los cambios que se avecinan, el parto, etc. Estos nervios pueden causar la diarrea.


6- Se acerca el parto: Además, aunque no se sabe a ciencia cierta el motivo (se cree que puede estar debido a los cambios hormonales que ocurren durante el comienzo del parto o a la presión del útero sobre el estómago), es común tener diarrea justo el día del parto. Si estás en las últimas semanas de embarazo y tienes diarrea, estate atenta porque puede que te falten horas para dar a luz.


¿Qué hacer para tratar la diarrea en el embarazo?


Normalmente, la diarrea vírica no suele durar más de 2 días y, durante este tiempo, tienes que hacer lo mismo que si no estuvieras embarazada: dieta blanda, alimentos astringentes y mucho líquido para evitar la deshidratación. Es importante que prestes especial atención a esta última ya que es más fácil deshidratarse durante el embarazo debido a los requerimientos nutricionales del feto.


Es conveniente que, durante la fase más aguda de la enfermedad, bebas agua o bebidas isotónicas en pequeñas cantidades para reponer los electrolitos perdidos. Si no te hidratas adecuadamente la deshidratación puede afectar al feto y, si no le llega sangre suficiente, causar un parto prematuro. Por eso, si la diarrea dura más de 2 días y no retienes nada de líquido ni alimento, debes acudir al hospital para que te alimenten por vía.


Cuando tu cuerpo tolere alimentos, empieza por arroz blanco, pan tostado, patata cocida, peras, plátanos y manzana, alimentos astringentes. Gradualmente podrás ir añadiendo más alimentos suaves a medida que te vayas recuperando. El zumo de limón también puede ayudarte a estar mejor.


Es importante que continúes con la dieta blanda y astringente hasta que la diarrea remita del todo para no recaer de nuevo. Es posible que, después de tener diarrea, sufras estreñimiento algunos días, pero no por eso debes modificar tu dieta.


Además, debes estar tranquila y descansar hasta que te recuperes ya que tus energías serán menores al faltarte el alimento.


Normalmente no hace falta ni se recomienda tomar ningún tipo de medicamento, a no ser que la diarrea esté causada por una bacteria, en cuyo caso podría ser necesario un antibiótico. Pero eso siempre debe decidirlo el médico.


Además, para ayudar a la recuperación de tu flora intestinal, puedes tomar probióticos.


Si estos episodios no son víricos, sino debidos a los cambios del embarazo, lo mejor es que controles las comidas que haces y evites las grasas y las comidas abundantes y comas poco, pero sano, cada 3 horas más o menos. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver