×
  • Buscar
Publicidad

Embarazo y diarrea

Embarazo y diarrea

Las diarreas que afectan a las mujeres embarazadas no suelen diferir de las que sufren el resto de personas. Las infecciones estomacales o el haber comido en exceso son las causas más comunes, aunque si la embarazada se encuentra en los últimos meses de gestación es muy probable que la descomposición se deba a un exceso de nervios por la proximidad del parto.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la diarrea y a qué se debe?

La diarrea es, básicamente, un aumento de las deposiciones diarias que pasan a ser líquidas y frecuentes. En sí misma no es una enfermedad de medicina, sino que es un síntoma, generalmente de una infección estomacal.

Lo más común entre las mujeres embarazadas es sufrir estreñimiento debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo, pero algunas también pueden sufrir descomposición estomacal en la recta final del embarazo debido a estados de ansiedad o por la presión que ejerce el bebé sobre el estómago.

Si la diarrea se produce durante los primeros meses, muy probablemente se deba a la típica descomposición de los primeros síntomas de embarazo. Otra de las causas más frecuentes es que la mujer padezca alguna infección, virus o haya ingerido comida en mal estado. El consumo de ciertos medicamentos o padecer algún tipo de enfermedad intestinal previa al embarazo también suelen provocarla.

Durante el proceso de gestación es posible, también, que brote una intolerancia a la lactosa que antes del embarazo no existía. Por motivos como este, también se debe tener especial cuidado con los lácteos e ingerirlos, preferiblemente, sin lactosa.

Algunos fármacos prenatales están compuestos por componentes que pueden afectar al aparato digestivo de la mujer, como los multivitamínicos. El hierro, por el contrario, causa estreñimiento.

La modificación de la dieta también puede causar diarrea o dolor abdominal. La dieta de las embarazadas suele cambiarse por una más sana con más frutas y verduras lo que conlleva a que el tránsito intestinal se vea alterado.

Por último, aunque no se sabe a ciencia cierta el motivo (se cree que puede estar debido a los cambios hormonales que ocurren durante el comienzo del parto o a la presión del útero sobre el estómago), es común tener diarrea justo el día del parto. Si estás en las últimas semanas de embarazo y tienes diarrea, estate atenta porque puede que te falten horas para dar a luz.

No te puedes perder ...

Embarazo y hemorroides

Embarazo y hemorroides

Durante el embarazo existe un aumento de la vascularidad y relajación de los tejidos de la pelvis y cierto grado de obstrucción venosa (por el aumento del tamaño del útero), los cuales hacen muy frecuente la presencia de la enfermedad hemorroidal, sobre todo durante los estadios tardíos de la gestación.

Y tambien:

 

¿Cómo tratar la diarrea?

En general, la diarrea no suele durar más de dos días y las medidas a seguir suelen ser las mismas que en el resto de personas. Es importante la ingesta de abundante líquido para evitar posibles deshidrataciones. Se debe beber de manera continuada pero en pequeñas cantidades y las bebidas más recomendadas son el agua y las bebidas isotónicas, por el contrario es importante evitar el zumo de uva o de manzana.

En cuanto a la comida, es básico seguir una dieta blanda en la que estén incluidos el arroz blanco, pan tostado, plátanos y purés de manzana. Si la diarrea empieza a remitir también se puede ir introduciendo en la dieta otros alimentos como pescado hervido, pollo a la plancha y yogures naturales. Algunos alimentos que son importantes evitar serían la leche, las bebidas con gas, las comidas grasas o picantes, los dulces y las verduras y frutas ricas en fibra.

Deben evitarse algunas bebidas con alto contenido en azúcar como refrescos, bebidas energéticas o ciertos zumos. Estas bebidas suelen provocar malestar estomacal a las embarazadas y en algunos casos diarrea.

Es vital que la mujer embarazada que sufre estos síntomas repose y no realice grandes esfuerzos.
 

¿Cuándo hay que acudir al médico?

La diarrea no tiene por qué afectar al bebé pero si no se trata de manera adecuada sí que puede suponer un riesgo. Si pasadas 48 horas los síntomas no han remitido se deberá consultar con el médico para que haga las pruebas necesarias o mande el tratamiento más idóneo. Las mujeres embarazadas no deben ni pueden tomar ningún medicamento para frenar la diarrea que no sea recetado por el médico especialista.

También se deberá consultar si las deposiciones van acompañadas de fiebre, vómitos, dolor abdominal, hay presencia de sangre, mucosidad o pus en las heces o la embarazada sufre síntomas de deshidratación.
 

¿Puede ser peligrosa la diarrea para el embarazo?

En la mayoría de los casos la diarrea no causa daños en el feto, pero este trastorno puede estar causado por complicaciones graves del embarazo, como las infecciones abdominales o uterinas, lo que sí puede resultar perjudicial para el bebé.

La diarrea en el embarazo también puede causar deshidratación, que puede provocar que la sangre no fluya adecuadamente hacia la placenta y poner en riesgo la vida del bebé si no llega el oxígeno y la nutrición necesarios. Esto también puede provocar partos prematuros. En estos casos, puede ser necesario hospitalizar a la mujer para suministrarle suero por vía para evitar complicaciones.


Fuente:

Patología médica y embarazo. Trastornos gastrointestinales, neurológicos, cardiovasculares y dermatológicos. Scielo. http://scielo.isciii.es/pdf/asisna/v32s1/obstetricia5.pdf

Fecha de actualización: 24-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.