×
  • Buscar
Publicidad

Migraña en el embarazo

Migraña en el embarazo

Las migrañas son un dolor de cabeza insoportable que durante el embarazo pueden ser más frecuentes por los cambios hormonales, por ello te recomendamos saber cómo tratarlos.

Publicidad

Índice

 

Cefaleas en el embarazo

El caso de las migrañas en el embarazo es incierto ya que hay mujeres que ya sufrían de estas antes de la gestación, pero durante esta etapa algunas las experimentan con mayor frecuencia y en otras disminuyen.

También es muy probable que, si nunca has sentido una migraña antes de la gestación, durante esta etapa sea el primer encuentro que tengas con esta experiencia para nada deseable.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Dentro de los síntomas del embarazo, como las náuseas y los mareos, también son muy comunes las cefaleas. Este síntoma puede deberse al incremento hormonal que sufren los cuerpos durante el embarazo.

Una cefalea es un dolor de cabeza que va a ser totalmente normal en el embarazo, aunque los puede haber de distintos tipos:

- Migraña: la migraña es un dolor de cabeza recidivante, pulsátil e intenso que normalmente afecta a un lado de la cabeza, aunque puede afectar a ambos. El dolor empieza repentinamente y puede estar precedido o acompañado de síntomas visuales, neurológicos o gastrointestinales. A pesar de que se pueden iniciar a cualquier edad, normalmente se desencadena en las personas (más mujeres que hombres) de entre 10 y 30 años. Se puede suponer que la tendencia a padecerlas puede venir determinada genéticamente. Por lo general, el dolor de migrañas es más grave que el de las cefaleas.

- Cefalea tensional: es el tipo más común de dolor de cabeza. Es el dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello que a menudo está asociado con la tensión de los músculos en estas zonas. Normalmente estos músculos se tensan en respuesta al estrés, la depresión, un traumatismo craneal o la ansiedad. Es algo que puede ocurrir a cualquier edad, aunque es algo más común en los adultos y adolescentes mayores. Al igual que las migrañas, suelen ser hereditarias y tiene mayor incidencia en las mujeres.

- Cefaleas secundarias: estas aparecen cuando otra enfermedad estimula los nervios de la cabeza sensibles al dolor, es decir, son síntomas que pueden atribuirse a otra causa. Entre las causas de las cefaleas secundarias te puedes encontrar:

 

> resaca ocasionada por el alcohol

deshidratación

> coágulos de sangre

> sangrado en el cerebro o alrededor de él

> glaucoma

> rechineo de los dientes en la noche

> ataques de pánico

gripe

> etc.


¿Qué causa las migrañas?

Las causas más exactas de las migrañas se desconocen, aunque existen varias teorías. Ahora mismo se cree que la migraña es un trastorno constitucional con base genética. Las causas desencadenantes son difíciles de identificar y diferentes en cada persona, pero las más frecuentes son:

- Herencia: como hemos dicho, se cree que la herencia es un factor desencadenante de la migraña. Algunas formas especiales de migraña se sabe que están situadas en el cromosoma 9.

- Edad: en los niños no hay diferencia en la presencia de migrañas por sexo. A partir de la pubertad, y debido a los cambios hormonales, la tasa de incidencia de migraña en mujeres se dispara.

- Estrés y ansiedad: es necesario aprender a relajarse. Si ves que te estás estresando o agobiando busca alguna distracción. Puede ser una buena opción escuchar música que te gusta, leer, dar un paseo, hacer algún deporte, etc.

- Hormonas: la migraña suele empeorar con la ovulación, la menstruación, así como con la toma de anticonceptivos orales. Existen ocasiones que durante el embarazo la migraña desaparece transitoriamente. Además, cuando aparece la menopausia muchas mujeres mejoran extraordinariamente cuando desaparece definitivamente la menstruación.

Falta o exceso de sueño: esto puede ser un desencadenante de la migraña.

- Factores ambientales: los cambios de tiempo, de temperatura, de luz, los ruidos, etc.

Recuerda que cada cuerpo es diferente, si tienes dudas es mejor que lo comentes con tu médico. Él podrá determinar la causa de tu migraña, seguramente se deba al embarazo, por lo que no tienes que preocuparte. Si en cambio eres de las afortunadas que sufrías migrañas en el embarazo y han desaparecido, ¡enhorabuena!


¿Cómo es una migraña en el embarazo?

Las migrañas suelen percibirse como un latido o punzada dentro de la cabeza, la cual va acompañada en ocasiones por náuseas, vómito, sensibilidad a la luz y al sonido.

Este tipo de dolor de cabeza puede durar horas o hasta días, por lo que realmente es bastante incómodo e insoportable, por lo que cuando esto suceda sólo vas a querer estar aislada en algún lugar oscuro y silencioso.

En ocasiones van a haber señales que tu cuerpo va a ofrecerte para advertirte de que una migraña se encuentra venidera: pueden ser percibidas como destellos, puntos ciegos y también puedes sentir que se te duermen o un ligero hormigueo en las extremidades.

Algunos de los probables causantes de tu migraña pueden ser:

- Sufrir mucho estrés

- Consumir chocolate

- Comer queso

- El clima

- El incremento de las hormonas

- Hacer ejercicio con migraña puede empeorarla


¿La migraña es peligrosa en el embarazo?

Las migrañas son normales en el embarazo, por lo que no debemos preocuparnos de que sean peligrosas en esta etapa.

Sólo cuando la migraña sea señal de algo más es cuando será necesario hacer una visita a tu médico. Estos casos pueden ser los siguientes:

- Tener fiebre además del dolor de cabeza

- El dolor de cabeza no se pasa

- Ver de manera borrosa


¿Cómo se trata una migraña en el embarazo?

1.- Oscuridad. Para evitar la molesta sensibilidad a la luz es buena idea meternos en un cuarto, sentarnos y apagar las luces.

2.- Siesta. Tomar una siesta al día o cuando se esté experimentando una migraña puede desaparecer o disminuir el dolor.

3.- Toalla húmeda. Recuéstate y coloca una toalla húmeda sobre tu cabeza, puesto que el frío alivia el dolor de cabeza.

4.- Ejercicio. Haz ejercicio moderado diariamente para prevenir, sólo no lo hagas cuando tengas migraña.

5.- Relajación. Ejercicios de respiración, musculares o los que recomiende el médico.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.