• Buscar
Publicidad

Estoy embarazada y ronco mucho, ¿por qué?

Estoy embarazada y ronco mucho, ¿por qué?

Uno de los cambios físicos que podemos notar durante el embarazo son los ronquidos a la hora de dormir. Aunque nunca antes hayamos roncado, es posible que, sobre todo en el tercer trimestre del embarazo, empecemos a roncar por la noche.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué roncan las embarazadas?

Durante el embarazo, muchas mujeres que nunca habían roncado comienzan a hacerlo. Este es una de las molestias menos conocidas del embarazo y, aunque normalmente es inofensiva, puede estar causado por patologías que necesitas vigilar.

Los ronquidos surgen cuando las vías respiratorias se obstruyen, imposibilitando que respiremos apropiadamente, como consecuencia de ello, se comenzarán a realizar sonidos realmente extraños cada vez que respires mientras estés durmiendo. Estos sonidos pueden ser bastante leves, o podrían llegar a ser bastante ruidosos y molestos.

Durante el embarazo, la congestión nasal algunas veces viene acompañada de hemorragias nasales. Es una dolencia común: se suele tener una sensación de taponamiento y dificultad para respirar por la nariz, sin estar resfriadas.

En ocasiones, este tipo de congestiones se puede deber a los elevados niveles de estrógeno e incremento del flujo sanguíneo hacia las membranas mucosas de la nariz, que hace que estas se ablanden y se hinchen. Debemos tener en cuenta que las mujeres embarazadas poseen de un 30 a un 50% más de circulación sanguínea en su organismo del que normalmente deberían tener.

Además, durante el embarazo puede presentarse que las vías respiratorias de la mujer se estrechan a medida que va aumentando de peso durante el embarazo. Se almacena algo de grasa alrededor de la garganta y cuello, lo cual provoca que las vías respiratorias se estrechen.

Los ronquidos también están relacionados con la hipertensión gestacional y las enfermedades cardiovasculares, predisponiendo a mayor riesgo de sufrir preeclampsia. Esta es una complicación que normalmente se presenta a partir del quinto mes de embarazo y que ocasiona que la presión sanguínea de la madre se eleve y aparezcan proteínas en su orina. Esto puede afectar tanto a la madre como al bebé.


¿Quiénes son más propensas a roncar durante el embarazo?

A continuación mencionamos algunos factores que podrían llegar a incrementar el riesgo de roncar durante el embarazo:

- Sufrir hipertensión o preeclampsia.

- Excesivo aumento de peso durante el embarazo. Con este aumento de peso viene la presión creciente sobre el diafragma, produciendo restricciones en la respiración para muchas mujeres.

- Padecer obesidad durante el embarazo.

- Tener el cuello muy largo, las mujeres que roncan suelen tener un centímetro más largo el cuello que las que no lo hacen.

- Mujeres que roncaban antes de estar embarazada. Estas mujeres seguramente aumentarán la frecuencia y la intensidad de los ronquidos.

- Sufrir de asma materno.


Apnea del sueño

Es un trastorno respiratorio estrechamente relacionado con los ronquidos, el cual causa que las vías respiratorias se cierren por completo mientras se duerme. Este hecho hace imposible que los pulmones respiren oxígeno, provocando que nos despertemos.

Si notamos estos síntomas, hay que acudir al médico especialista para que diagnostique correctamente el problema y, en su caso, inicie el tratamiento adecuado.

 

¿Los ronquidos pueden afectar al bebé?

Hay estudios que han concluido que los ronquidos pueden ocasionar un retraso en el crecimiento fetal, aunque solo si se presentan otros síntomas asociados como la diabetes, la hipertensión, obesidad o apnea del sueño. Por eso es importante que en estos casos consultes con el médico que está siguiendo tu embarazo.

Solo debes preocuparte y acudir al médico si los ronquidos vienen asociados con otros problemas de salud, como apnea, preeclampsia, hipertensión u obesidad.


¿Cómo aliviar los ronquidos durante el embarazo?

Por mínimos que sean los ronquidos, pueden afectar a nuestro bienestar y el descanso nocturno de la futura mamá. Por ello vamos a daros unos consejos que ayuden a aliviar los ronquidos y a dormir mejor:

- Elevar la cabeza un poco más de lo habitual para despejar las vías aéreas. En estos casos se puede usar una almohada más alta, o una almohadilla adicional, pero siempre cuidando la comodidad y que el cuello no se resienta.

- Uso de tiras adhesivas nasales que amplían la abertura de las fosas respiratorias también pueden ayudar a parar o reducir los ronquidos. No necesitan prescripción médica y no son invasivas. Estas pueden ayudar sobre todo si tus ronquidos molestan a tu pareja. También puedes utilizar un dispositivo de avance mandibular, este ayuda desplazando ligeramente la mandíbula, facilitando la introducción de aire.

- Llevar una dieta sana e ir aumentando paulatinamente de peso, según la recomendación médica, siempre sin pasarte en exceso.

- Evitar lácteos y comidas pesadas durante la cena ya que llegan a producir reflujo estomacal y este a su vez irrita la nariz y la faringe. Lo mejor es que cenes al menos dos horas antes de meterte en la cama, así lo harás con la digestión hecha y esta no se dificultará.

- Dormir en una habitación bien ventilada y poner un par de horas el humificador para evitar que el ambiente sea muy seco. Además, intenta dormir sobre tus costados, hacerlo en postura boca arriba puede aumentar la sensación de ahogo.

- Mantente en forma, para esto se recomienda nadar y caminar.

- No consumas bebidas con alto contenido de cafeína, esta podría causar que los vasos sanguíneos de la garganta se expandan.

- El tabaco también influye a la hora de roncar. Fumar aumenta la inflamación a nivel de la vía aérea superior y resta espacio a la entrada de aire. Ser fumadora pasiva tampoco es buena idea, pide que si van a fumar lo hagan alejados de ti. El alcohol también influye ya que si se bebe a última hora de la tarde se debilita la vía aérea y se facilita el ronquido. Recuerda que tanto fumar como beber alcohol durante el embarazo está contraindicado en todos los casos.

- En casos extremos, se podría visitar al médico para recomendar un protector bucal que mantenga alineada la mandíbula para poder respirar apropiadamente.

Como última recomendación, se debe tener paciencia y recordar que los ronquidos no afectan al desarrollo del bebé y desaparecerán en cuanto des a luz.


Fuentes:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 04-03-2021

Redacción: Edgar Corona

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×