• Buscar
Publicidad

¿Es normal tener frío en el embarazo?

¿Es normal tener frío en el embarazo?

Dicen que las mujeres son más perceptibles al frío que los hombres, aunque es posible que antes del embarazo no lo hubieras notado tanto, pero ahora que estás en gestación no puedes quitarte la chamarra de encima porque empiezas a temblar.

Publicidad

Índice

 

Ropa para el frío y embarazo

Aunque cada año parece que se están atemperando el clima, en ocasiones la temperatura baja más grados de lo que estamos acostumbrados a soportar. 

Este frío nos agarra de sorpresa a todos, por lo que muchos no tenemos ni una prenda calentita para que pudiéramos soportar el clima. Seguramente que tú tampoco te imaginábas que venían estas temperaturas, por lo que no estabas preparada para ello.

La futura madre tiene una cantidad interminable de cosas por las cuales preocuparse durante la gestación, incluso después de esta, pero hablando un poco de la moda en el embarazo puede ser algo difícil encontrar ropa con la que te sientas bella y cómoda.

Varias décadas atrás las mujeres de mayor edad tenían que vestir lo que encontraran y no tenían otra, así las prendas fueran feas visualmente e incómodas se las tenían que poner.

En la actualidad, podemos encontrar muchas marcas de ropa que cuentan con nuevas líneas de prendas para premamás donde podrás encontrar ropa para toda ocasión, ya sea para el calor, frío, deportiva o para el hogar.


¿Por qué siento más el frío en el embarazo?

Los cambios en el cuerpo de una mujer embarazada deben tratarse con mucho cuidado, puesto que a pesar de que los físicos suelen ser los mismos, como el incremento de la tripa, el pecho y el cuerpo en general, los cambios fisiológicos son distintos para cada una.

Tanto los cambios físicos como los fisiológicos que tiene la futura madre van a afectar a su rendimiento diario. A veces se sentirá cansada, otras con mucha hambre y otras percibirá el clima 3 veces más que una mujer que no está en gestación.

Una mujer que percibe más el calor fuera de su embarazo, puede que en este sienta más el frío que el calor, debido a que ahora se tiene que mantener prácticamente inactiva. Al no haber movimiento constante como lo tenía antes su cuerpo sentirá la diferencia.

También puede ser un tema de alimentación, ya que en realidad el embarazo es esa época en la que una mujer come más saludable que nunca. Aunque hay casos en que hay mamás que se les complica llevar una alimentación adecuada, por lo que podrían sentirse débiles y por ende el clima les afectaría aún más.

Hormonalmente hablando, las mujeres sufren mucho durante el embarazo con este tema. Todos han escuchado hablar de los famosos cambios de humor provocados por el nivel de las hormonas del embarazo, pues además de eso también pueden ser los culpables de tu percepción al frío o al calor.


¿Cómo puedo soportar el frío?

Recuerda que el frío se puede calmar y no es una enfermedad, por lo que te dejamos los siguientes consejos para que lo controles:

1.- Ropa para el frío: Viste con ropa premamá que te pueda mantener calentita durante esta época de frío o cuando lo sientas mucho. Puedes buscar en varias tiendas en línea para evitar salir del hogar.

2.- Come bien: A veces las embarazadas se dejan llevar por su antojo, pero recuerda que tu cuerpo necesita proteínas, carbohidratos y grasas para tener una dieta saludable. Además, puedes comer platos calientes, de cuchara, que aportan energía y dan calor.

3.- Planifica tu día: Haz un horario de tus necesidades conforme el clima que suele haber en un día normal, así sabrás cuándo estar tapada para que no te agarre el frío.

4.- Haz ejercicio: Recuerda que el movimiento te quita el frío, por lo que hacer ejercicio te mantendrá activa. Intenta con ejercicios adecuados para el embarazo.

5.- Muévete: Mantenerte estática, ya sea acostada, parada o sentada te provocará frío, por ello te aconsejamos cambiar constantemente de postura o dar caminatas.

6.- Báñate con agua tibia: Si te bañas con agua muy caliente puedes sentir un cambio brusco de temperatura.

7.- Evita los cambios bruscos de temperatura: ten cuidado con la temperatura a la que regulas la calefacción o el aire acondicionado para no pasar de mucho frío o a mucho calor de repente.

8.- Evita las horas más frías del día: siempre que sea posible evita salir a la calle.

9.- Hidrátate biena diario para mantener la salud de tu piel, la primera barrera contra el frío.

10.- Las infusiones: después de comer también son buenas y dan calor.

11.- No te quedes quieta y parada mucho tiempo en el mismo sitio, intenta moverte cada dos horas al menos.
12.- Mantén tus manos y tus pies calientes. Mientras tengan los pies y las manos fríos tendrás esa sensación en todo el cuerpo. Si hace mucho frío usa guantes protectores para las manos y un calzado calentito. Además, muévelos de vez en cuando para activar la circulación. Un buen masaje también te puede ayudar a entrar en calor.

Recuerda que tanto sentir frío como no sentirlo en el embarazo, no es un síntoma preocupante. Así que llévalo lo mejor posible.


¿Qué otros síntomas puedo tener al principio del embarazo?

- Náuseas y vómitos: es uno de los síntomas más conocidos. Se suelen producir entre la semana 6 y hasta la 14, pero a veces puede darse desde el principio hasta el final del embarazo.

- Cansancio: el cansancio durante las primeras semanas es algo totalmente normal,  porque tu cuerpo está sometido a más tensión de lo habitual.

- Estreñimiento: las hormonas hacen que los músculos se relajen y esto hace que el intestino se resienta. Además, si te recomiendan un suplemento de hierro, puede acuciarse más.

- Salivación excesiva: es un síntoma poco conocido que te puede acompañar durante todo el embarazo.

- Pechos hinchados: los pechos son una de las primeras partes del cuerpo de la mujer que se preparan en el embarazo. Se hinchan debido al aumento de las hormonas que hacen que los conductos aumenten de tamaño para prepararse para la lactancia.

 


Fuente: 

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 03-03-2021

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×