¿Cuando estás embarazada es normal tener ganas de hacer el amor?

¿Cuando estás embarazada es normal tener ganas de hacer el amor?
comparte

Sí, es algo perfectamente normal debido a los cambios hormonales, aunque también es posible que ocurra justo lo contrario y no tengas ganas ni de que tu pareja te dé un beso con lengua. 

El sexo durante el embarazo no solo no es perjudicial para el bebé, sino que presenta muchos beneficios ya que prepara los músculos vaginales para el parto al tonificar la musculatura de la zona. Además, suele ser más espontáneo y relajado, sobre todo que en los meses previos cuando había que estar pendiente de días fértiles y posturas.


Sin embargo, no todas las parejas viven el sexo durante la gestación de la misma manera. Así, hay mujeres que no tienen ganas de hacer el amor en ningún momento y su pareja tiene que conformarse consigo mismo; y otras mujeres que tienen la libido por las nubes y tienen ganas a todas horas de mantener relaciones sexuales.


Tanto un escenario como el otro son totalmente normales, aunque lo habitual es que la mujer tenga menos ganas en las primeras semanas a causa del miedo a un posible aborto espontáneo y a las molestias propias de estas semanas (náuseas, sueño, cansancio, dolor abdominal); que las ganas aumenten en el segundo trimestre ya que se encontrará mucho mejor físicamente y menos preocupada y la tripa aún no será un estorbo; y que en las últimas semanas antes del parto estas ganas vuelvan a disminuir a causa, sobre todo, de la incomodidad del tripón.

¿Cuándo estás embarazada es normal tener ardor de estómago?

¿Cuándo estás embarazada es normal tener ardor de estómago?

El cuerpo de la mujer presenta cambios fisiológicos desde el momento en que se queda embarazada. Debido a estos cambios su cuerpo experimentará distintas molestias. Una de esas molestias suele ser confundida con un dolor de pecho o malinterpretada como dolor en el corazón. No hay de que alarmarse, puesto que sólo se trata de ardor en el estómago durante el embarazo.


Pero, como decíamos, es totalmente normal que la mujer tenga más ganas que nunca de hacer el amor debido a los cambios hormonales. Asimismo, muchas mujeres manifiestan que el orgasmo es más intenso en el embarazo ya que las hormonas y el aumento de sangre en la zona vaginal hace que esta se vuelva más receptiva, con lo que muchas mujeres tienen los mejores orgasmos de su vida embarazadas.


Además, la vagina suele estar más lubricada y receptiva y el pecho, al estar más voluminosa y grande, puede convertirse en un nuevo objeto de deseo y placer para ambos. Aunque también es posible que esté más seca y te duela al mantener relaciones.


Por lo tanto, si estás embarazada y te apetece tener relaciones sexuales con tu pareja a todas horas, no te preocupes ya que no indica nada malo ni extraño y disfrútalo ya que es posible que, tras el nacimiento del bebé, el cansancio y el cuidado del pequeño hagan que vuestras relaciones disminuyan mucho, por lo que debéis aprovechar el momento.


Por otra parte, no hay ninguna postura más recomendada que otra en estos meses, podéis adoptar cualquier que os resulte cómoda, aunque algunas, como el misionero, os será casi imposible de seguir una vez que la tripa empiece a crecer.


Tampoco hay inconveniente en que mantengáis relaciones sexuales orales, aunque hay que tener cuidado ya que no se debe introducir aire en la vagina porque, aunque es rarísimo, este chorro de aire podría entrar en un vaso sanguíneo y provocar una embolia gaseosa, algo muy peligroso. Como decíamos, es muy raro que esto ocurra, pero cuidado al tener sexo oral.


En cuanto a si es necesario usar o no preservativos, no hace falta siempre que ni la mamá ni el papá tengan ninguna infección contagiosa.


Solo debes evitar el sexo en la gestación en los siguientes supuestos:


- Amenaza de aborto en las primeras semanas

- Riesgo de parto prematuro a partir de la semana 22

- Hemorragias vaginales

- Rotura de la bolsa de aguas

- Cérvix dilatado o incompetencia cervical


O cualquier otro supuesto que te indique tu médico. Si no, lo único que debéis hacer es disfrutar lo más posible el uno del otro antes de que seáis uno más. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×