• Buscar
Publicidad

¿Qué pasa si te quedas embarazada teniendo el DIU?

¿Qué pasa si te quedas embarazada teniendo el DIU?

El DIU (Dispositivo Intrauterino) es un método anticonceptivo eficaz al 99%, por lo que, si se usa adecuadamente, es casi imposible quedarse embarazada. Pero puede ocurrir y es bastante peligroso, por lo que, si llevas un DIU y te has quedado embarazada, debes acudir al médico lo antes posible.

Publicidad

Indice

 

Riesgos de quedar embarazada teniendo un DIU

El DIU es un anticonceptivo a largo plazo ya que consiste en un dispositivo que se coloca en el útero y sus efectos pueden durar hasta 10 años, por lo que es ideal para mujeres que ya no quieren tener más hijos o que no quieren tenerlo hasta dentro de mucho tiempo.

Es un pequeño dispositivo de plástico, en forma de T, que libera iones de cobre, tóxicos para los espermatozoides. Además, la forma de T también bloquea los espermatozoides y evita que lleguen al óvulo. De esta manera, evita que se produzca la fecundación pero sin alterar las hormonas de la mujer, como otros métodos anticonceptivos. Este tipo de DIU puede durar hasta 10 años.

Articulo relacionado: Lactancia y vuelta al trabajo

También existen los DIU que liberan progestina, una hormona utilizada en muchos tipos de píldoras anticonceptivas. En este caso la progestina lo que hace es evitar que los ovarios liberen un óvulo, además de impedir que los espermatozoides lleguen al óvulo con la forma de T. Este tipo puede permanecer en el útero de 3 a 5 años, según la marca.

Los DIU presentan muchas ventajas, como no tener que estar pendiente de ponerse un preservativo o tomarse la píldora todos los días. Los DIU de cobre además no tienen efectos secundarios hormonales y protegen contra el cáncer de endometrio. Y ambos tipos protegen contra el cáncer cervical. Y son muy eficaces, con tasas del 99% de efectividad, por lo que es muy complicado quedarse embarazada llevando el DIU.

Sin embargo, si se usa de manera inadecuada o no se cambia cuando llega el momento, es posible quedarse encinta, lo que puede ser muy peligroso tanto para el feto como para la madre ya que llevar un DIU durante el embarazo aumenta el riesgo de sufrir embarazo ectópico (es decir, que el embrión se implante fuera del útero), aborto espontáneo, hemorragias vaginales, desprendimiento prematuro de placenta, parto prematuro, infecciones uterinas, bebé de bajo peso al nacer o muerte perinatal en el tercer trimestre. Además, se desconocen los efectos a largo plazo que podría causar la progestina en el bebé.

Y es que, aunque el DIU de cobre es eficaz desde el momento de la implantación y el DIU de progestina desde 7 días después, se recomienda seguir usando preservativos durante el primer mes tras colocar el DIU para garantizar su efectividad y que el DIU se ha colocado adecuadamente ya que a veces el útero se inflama al implantarlo y puede moverse de su lugar. Incluso es posible expulsarlo en las primeras reglas, algo que le ocurre a entre un 2 y un 20% de las mujeres que se han puesto un DIU; y muchas de ellas no se dan cuenta. Por eso es conveniente seguir usando preservativos durante un tiempo y, ante cualquier cosa rara, acudir al médico para que compruebe que sigue bien colocado. De esta forma evitarás un embarazo no deseado en este primer periodo de adaptación.

Asimismo, la eficacia del DIU depende de la edad de la mujer ya que, a partir de los treinta años, la tasa de fallo suele ser mayor.


¿Qué se debe hacer en estos casos?

Si bien es cierto que extraer el DIU puede ser peligroso y aumenta el riesgo de aborto en las primeras semanas, es mucho más arriesgado dejarlo, tanto para la salud del feto como de la madre, por lo que se aconseja ir al médico para que lo extraigan en cuanto sepas que estás embarazada.

Si es un DIU con hilos visibles se puede retirar tirando de los mismos, pero si no, hay que monitorizar el proceso y usar un instrumental de medicina especial para evitar daños.

Y es que los datos indican que con el DIU las posibilidades de aborto son del 50%, mientras que, al quitarlo, bajan al 25%. Lo mismo ocurre con el resto de complicaciones que hemos visto, descienden al extraer el dispositivo.

Además, debes saber que es mucho más sencillo y menos peligroso retirarlo en los primeros días de gestación, por lo que cuanto antes vayas al médico, mejor. 

Por lo tanto, si estás en el primer trimestre, y los hilos del DIU son visibles en la exploración vaginal con un espéculo, se debe retirar el DIU tirando de los hilos.

Articulo relacionado: Maternidad y culpa

Si los hilos del DIU no fueran visibles y la mujer desea continuar con el embarazo se debe retirar el DIU bajo control ecográfico y con el instrumental adecuado, o bien mediante histeroscopia.

Si no es posible retirarlo, se recomienda dejarlo en la cavidad uterina, aunque también tiene riesgos, como la infección o el parto prematuro.

Si la mujer desea finalizar el embarazo, el DIU puede ser retirado durante el aborto.

Si el embarazo está ya en el segundo trimestre, y se decide mantener el DIU, hay igualmente un incremento del riesgo de parto prematuro, muerte fetal intraútero e infección; pero no de defectos congénitos o de defectos en el nacimiento. Tan solo si el DIU  contiene levonorgestrel hay un cierto riesgo de malformaciones asociados a la exposición hormonal, pero no comprobado.

En este caso, retirar el DIU puede ocasionar rotura de membranas, sangrado, pérdida del embarazo, o un trauma fetal , por lo que se recomienda retirarlo si los hilos son visibles. Si los hilos no fueran visibles, el DIU debe ser retirado bajo supervisión ecográfica, siempre que sea esté situado por detrás de la placenta y no forme parte del saco embrionario. Si el DIU está incluido en la placenta, o está situado por detrás de la placenta o se incluye en el saco gestacional, hay que dejarlo.

En las últimas semanas del segundo trimestre de gestación si los hilos no son visibles, el DIU debe dejarse en su sitio y no debe retirarse.


Fuentes:

Gillian Dean G, Goldberg AB. Intrauterine contraception: Management of side effects and complications.

Brahmi D, Steenland MW, Renner RM, Gaffield ME, Curtis KM. Pregnancy outcomes with an IUD in situ: a systematic review. Contraception. 2012 Feb;85(2):131-9. DOI 10.1016/j.contraception.2011.06.010

Fecha de actualización: 18-11-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×