• Buscar

¿Qué es una circular de cordón?

¿Qué es una circular de cordón?

Un circular de cordón es una complicación que ocurre cuando el cordón umbilical se envuelve alrededor del cuello del bebé. Esto es común y puede ocurrir en cualquier momento, resolviéndose la mayoría de las veces sin complicaciones.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es una circular de cordón?

La circular de cordón umbilical, también conocido como cordón nucal, es una complicación bastante común en el embarazo que se produce en el 15-30% de los partos.

Muchas veces se detecta antes del parto, en una de las ecografías rutinarias, pero no debes preocuparte ya que no suele causar problemas. El feto no respira como nosotros, por lo que no se asfixia si el cordón está a su alrededor. Además, es flexible, por lo que no suele estar apretado.

Se produce cuando el cordón umbilical se enrolla alrededor del cuello del feto dando una o más vueltas. Si da solo una vuelta es única, si da más, es múltiple. La circular única suele ser más frecuente que las múltiples.

También pueden presentarse sueltas, menos graves y con una incidencia de alrededor del 21%; o apretadas, con una incidencia del 6,6% y más complicaciones.

Asimismo, se han observado mayoritariamente en fetos de sexo masculino2

 

¿Por qué se produce la circular de cordón umbilical?

El cordón umbilical es el conducto que une la placenta de la madre con el ombligo del feto, a través del cual le llega al bebé oxígeno y nutrientes. Al término de la gestación, mide unos 60 cm y es muy flexible para permitir al feto moverse con libertad sin problemas. El cordón suele tener dos arterias y una vena rodeadas por la gelatina de Warton. Esta gelatina que le da un aspecto escurridizo, protege los vasos y evita que se compriman.

Sin embargo, si el cordón es más largo de lo normal o el feto se mueve mucho puede enrollarse en alguna parte del cuerpo, normalmente, el cuello.

Además, existen otros factores que hacen más posible que se produzca una circular de cordón, como las semanas de gestación: el riesgo de desarrollar una circular del cordón aumenta a medida que avanza el embarazo. Las probabilidades de que se produzca una circular del cordón aumentan un 34% a partir de la semana 38 de gestación, lo cual se debe probablemente a la mayor actividad fetal o a la disminución del líquido amniótico.

 

¿Qué complicaciones puede causar una circular de cordón?

Como decíamos, la circular de cordón es bastante frecuente y, la mayoría de las veces, se soluciona sin complicaciones. Sin embargo, a veces puede causar diversos problemas:

- restringir el flujo sanguíneo al feto, afectando al transporte de oxígeno y nutrientes

- obstaculizar los movimientos del feto

- provocar complicaciones en el parto

- cambios en la frecuencia cardiaca del feto, especialmente DIPs II (desaceleración del latido fetal en el registro cardiotocográfico, es decir, una ralentización de los latidos del corazón)

- sufrimiento fetal agudo

- aumento de las probabilidades de inducción del parto

- ventilación asistida al nacer el bebé

- cesárea

En el caso de que el cordón esté muy apretado y que al descender por el canal de parto se tensara disminuyendo el flujo de sangre, el bebé estará en todo momento controlado mediante los monitores para ver si hace falta intervenir de alguna manera.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no se han encontrado efectos perinatales adversos ni complicaciones a largo plazo relacionadas con la circular de cordón. De hecho, los efectos secundarios que sufren los recién nacidos con circular de cordón suelen ser transitorios y no duran más de 4 semanas y, si no se produce una falta de oxigenación prolongada, sus efectos suelen desaparecer durante las primeras horas después del parto.

 

¿Qué hacer si el bebé tiene una vuelta de cordón?

Existe cierta controversia por parte de los profesionales de ginecología y medicina en cuanto a su manejo en el expulsivo. Mientras la mayor parte de ellos se decanta por un manejo activo, otros prefieren no intervenir ya que parece que dichas intervenciones podrían estar relacionadas, en algunos casos, con efectos perinatales adversos.

Las guías de los últimos 15 años defienden una intervención sistemática para comprobar la existencia de circulares y, en caso de estar presentes, recomiendan adoptar ciertas medidas:

- El cordón deberá aflojarse, deslizándolo por encima de la cabeza o sobre los hombros.

- Si esto no fuese posible, se procederá a pinzar y seccionar el cordón antes de la salida de los hombros.

Durante muchos años se ha recomendado que, si la circular no era muy apretada,  debería cortarse entre 2 pinzas para liberar al agua. Sin embargo, se han encontrado estudios actuales que consideran esta actuación peligrosa ya que el corto del cordón produce una deprivación de sangre oxigenada, lo cual podría ser peligroso si el nacimiento se retrasa por algún motivo, por lo que debería evitarse.

Articulo relacionado: ¿Qué es la hipocapnia?

Las consecuencias más graves derivadas de esta actuación son los daños cerebrales irreversibles si el feto se queda sin oxígeno mucho tiempo.

Intentar reducir la circular de cordón cuando está suelta tampoco es una acción exenta de riesgos, ya que la manipulación podría dar lugar a una constricción de los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo de sangre hacia el feto. Además, se podría rasgar el cordón, causando sangrado posterior.

Por lo tanto, aunque la práctica de cortar no se debe rechazar completamente, lo mejor es dejar la circular de cordón intacta o, al menos, evitar pinzar hasta que el hombro anterior se deslice por debajo del hueso púbico para evitar una distocia de hombro.

Otra solución que proponen algunos autores es realizar la maniobra de Somersault, muy útil para las circulares de cordón apretadas o cordones cortos, manteniendo el cordón intacto. Esta técnica consiste en la salida lenta de los hombros sin manipular el cordón y, después, flexionar la cabeza del recién nacido hacia el muslo de la madre, mientras los hombros se desprenden. Luego, la cabeza se mantiene cercana al periné, dejando que el cuerpo realice una «voltereta» con los pies dirigidos hacia los pies de la madre. Una vez fuera, la circular se retira.

Es una maniobra sencilla de realizar y muy efectiva que se aconseja que se vaya implantando ya que existe una gran evidencia de los riesgos que pueden surgir al pinzar y cortar una circular de cordón antes del nacimiento:

- distocia de hombros

- privar al neonato de los beneficios del pinzamiento tardío de cordón, sumando posibles efectos adversos, como shock, hipotensión o anemia

-  necesidades de reanimación,

En el ámbito nacional, la Federación de Asociaciones de Matronas de España, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y el Ministerio de Sanidad y Consumo recomiendan dejar el cordón intacto y no pinzar hasta que deje de latir.

Además, si la circular de cordón se dejase intacta, la circulación placentaria podría corregir el desequilibrio ácido-base resultante de la previa reducción de sangre. Incluso la resucitación neonatal podría realizarse con la asistencia de la circulación placentaria. El efecto de esta transfusión de sangre también hace que los niveles de hierro, hematocrito y ferritina se incrementen, protegiendo al recién nacido de la anemia infantil.

Por otro lado, los posibles efectos adversos asociados al pinzamiento tardío no son graves. Sin embargo, las deficiencias de hierro en los primeros meses de vida están asociadas a un neurodesarrollo mental retardado, que puede ser irreversible.


Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×