¿Qué efectos provoca el cannabis en el cerebro del feto?

¿Qué efectos provoca el cannabis en el cerebro del feto?
comparte

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, un total de 246 millones de personas de entre 15 y 64 años han consumido una droga ilícita. El cannabis es, con mucho, la sustancia psicoactiva más cultivada, traficada y utilizada, y su consumo ha crecido más rápidamente que el consumo de cocaína y opiáceos en la última década. Y, aunque no es muy habitual, los datos muestras que el consumo de cannabis durante el embarazo varía entre el 2 y el 5%, y aumenta entre el 15 y el 28% entre las mujeres jóvenes y en desventaja socioeconómica. ¿Qué efectos provoca el consumo de esta droga en el embarazo?

Uno de los mayores problemas del cannabis es que sus consumidores piensan que no es tan perjudicial como otras drogas o que no pasa nada por fumarse un porro. Incluso durante el embarazo, son muchas las usuarias de esta droga que creen que es una droga segura y que no provoca efectos importantes en el feto, pero lo cierto es que esto es totalmente falso. El componente principal del cannabis, delta 9-tetrahidrocannabinol (THC), es capaz de atravesar la barrera placentaria e ingresar al torrente sanguíneo fetal, por lo que miles de bebés están expuestos al cannabis antes del nacimiento, con los riesgos que ello implica.


Una brecha de conocimiento de THC


Aunque los niños con antecedentes de exposición al cannabis en el útero tienen puntuaciones de inteligencia normales, muestran déficits en la atención, la memoria, la concentración y el control inhibitorio, así como altos niveles de depresión y ansiedad (Wu et al., 2011; Gunn et al., 2015; Higuera-Matas et al., 2015). Por lo tanto, es fundamental comprender cómo el THC y otros cannabinoides afectan al feto en desarrollo.

No te puedes perder ...

¿Cuándo empiezan las náuseas del embarazo?

¿Cuándo empiezan las náuseas del embarazo?

Las náuseas matutinas son uno de los primeros síntomas que indica un embarazo. Comienzan entre las semanas 4 y 6 de gestación y suelen desparecer en torno a la semana 12. No obstante, no todas las mujeres tienen náuseas ni en la misma intensidad, varía mucho de una a otra.


En el cerebro, el THC se dirige principalmente a un receptor llamado CB1R (abreviatura del receptor cannabinoide tipo 1, un receptor cannabinoide acoplado a proteína G localizado principalmente en los sistemas nerviosos centrales y periférico), que es una parte crucial del sistema endocannabinoide, una red biológica que controla una variedad de procesos neuronales como la proliferación, migración, morfogénesis y sinaptogénesis. En consecuencia, la exposición crónica a sustancias que activan el CB1R, como el THC, puede sobreestimular el sistema endocannabinoide y alterar drásticamente la maduración cerebral, lo que podría causar cambios neurobiológicos de larga duración.


Hasta la fecha, la mayoría de los estudios en este campo han omitido la progenie femenina, posiblemente debido a que las fluctuaciones hormonales asociadas con la menstruación pueden introducir "ruido" en los datos. Sin embargo, solo el examen de la descendencia masculina deja un gran vacío en nuestro conocimiento sobre el efecto del THC en el cerebro en desarrollo.


Interacciones sociales afectadas


Por eso, se ha realizado un nuevo estudio ratas adultas macho y hembra que muestra que ambos sexos se ven afectados de manera diferente por la exposición prenatal a los cannabinoides. El equipo se centró en el comportamiento de las ratas y en las funciones sinápticas de su corteza prefrontal medial. Junto con el núcleo accumbens (un grupo de neuronas del encéfalo, ubicadas donde el núcleo caudado y la porción anterior del putamen confluyen lateralmente con respecto al septum pellucidum), esta región del cerebro está implicada en varios trastornos neuropsiquiátricos y desempeña un papel crucial en los comportamientos sociales.

 

Los autores de la investigación encontraron que la exposición prenatal a cannabinoides condujo a una disminución de las interacciones sociales y una reducción en el comportamiento en el juego en hombres adultos, pero no en mujeres adultas. Sin embargo, no tuvo impacto en los comportamientos agresivos, lo que sugiere que solo los aspectos específicos de las interacciones sociales se ven afectados por la exposición a los cannabinoides en el útero.


Los comportamientos relacionados con las recompensas están modulados por el circuito glutamatérgico, que involucra la corteza prefrontal y el núcleo accumbens. Centrándose en este circuito, los investigadores encontraron que, en los machos adultos, la exposición a los cannabinoides en el útero altera un tipo de plasticidad sináptica llamada depresión a largo plazo en la corteza prefrontal. Esta plasticidad se conservó en hembras adultas y en el núcleo accumbens en ambos sexos. Además, el equipo encontró que la exposición prenatal a cannabinoides condujo a un aumento de la excitabilidad de ciertas neuronas piramidales en la corteza prefrontal solo en la progenie masculina. Estos resultados refuerzan la idea de que la exposición a cannabinoides en el útero tiene un efecto diferente en los dos sexos.


Exposición prenatal a cannabinoides


Para identificar una posible estrategia para rescatar los efectos del THC, el equipo analizó cómo la exposición prenatal a los cannabinoides afecta la expresión de componentes clave del sistema endocannabinoide. En la descendencia masculina, observaron niveles disminuidos de ARNm (ARN mensajero, el ácido ribonucleico que transfiere el código genético) para el receptor cerebral mGlu5; en la progenie femenina detectaron niveles más bajos de ARNm para mGlu5, pero también para un receptor llamado TRPV1 y una enzima, DAGLα.


Teniendo en cuenta estos resultados, el grupo decidió amplificar el nivel de señalización de mGlu5 mediante el uso de medicamentos conocidos como moduladores alostéricos positivos, que restablecieron completamente la capacidad de las sinapsis de la corteza prefrontal medial excitadora para expresar la depresión a largo plazo. La administración sistémica del compuesto fue capaz de normalizar la interacción social en ratas macho expuestas a los cannabinoides en el útero.


Al investigar cómo funciona este medicamento sobre el mGluR5, observaron que la droga afectaba tanto a CB1R como a TRPV1. En ratas, la depresión a largo plazo es inhibida por los antagonistas de CB1R en los machos, pero por los antagonistas de TRPV1 en las hembras.


Estos datos sugieren que TRPV1, en lugar de CB1R, media la plasticidad sináptica en ratas hembra expuestas a los cannabinoides antes del nacimiento. Sobre la base de estos hallazgos, los investigadores intentaron rescatar los efectos de la exposición prenatal a los cannabinoides con una molécula que aumenta los niveles de uno de los ligandos de TRPV1 y aumenta la actividad del receptor.


En la progenie masculina, el fármaco corrigió los déficits tanto sinápticos como de comportamiento asociados con el cannabinoide.


La corteza prefrontal es un centro neuroanatómico crítico que proyecta neuronas a regiones del cerebro involucradas en la recompensa y los comportamientos sociales. Estos circuitos posteriores pueden verse afectados durante la exposición temprana a los cannabinoides, como lo sugieren los déficits en las interacciones sociales de ratas macho.

 

Ahora falta comprender por qué y cómo la exposición prenatal a los cannabinoides afecta a estos circuitos en ambos sexos.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un test gratuito y online de síntomas del embarazo. Se trata de un cuestionario que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.


Fuente:

Anissa Bara, Antonia Manduca, Axel Bernabeu, Milene Borsoi, Michela Serviado, Olivier Lassalle, Michelle Murphy, Jim Wager-Miller, Ken Mackie, Anne-Laure Pelissier-Alicot, Viviana Trezza, Olivier J Manzoni, “Sex-dependent effects of in utero cannabinoid exposure on cortical function”, eLife 2018;7:e36234 DOI: 10.7554/eLife.36234

Fecha de actualización: 16-11-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>