×
  • Buscar
Publicidad

Irritación uterina en el embarazo

Irritación uterina en el embarazo

El útero irritable es aquel en el que se presentan contracciones antes de tiempo y de manera desorganizada. No son como las contracciones de parto ni como las de Braxton Hicks, pero si se vuelven muy frecuentes pueden modificar el cuello del útero provocando un parto prematuro.

Publicidad

La irritación uterina suele darse a partir del segundo trimestre de embarazo, aunque es más habitual llegado ya al tercero.

Provoca contracciones similares a las de Braxton Hicks, pero más frecuentes, más dolorosas y duran más. Pueden además acompañarse de una sensación de presión y de dolor en la parte baja de la espalda. Algunas mujeres notan también la tripa se pone dura como una piedra, lo que puede durar incluso una hora. Estas contracciones empeoran con la actividad y se pueden notar más de pie o caminando.

Al no ser contracciones de parto, no modifican inmediatamente el cuello del útero, pero generalmente se vuelven más intensas con el tiempo por lo que acaban provocando la aparición de una serie de hormonas que sí pueden ir ablandando y acortando el cuello del útero, con lo que se podría producir un parto prematuro.

No se conoce con exactitud las causas de este fenómeno pero sí que se sabe que hay ciertos factores que favorecen la irritación uterina, como levantar objetos pesados, deshidratación, estrés o estreñimiento.

Las mujeres con útero irritable son más propensas a experimentar un parto prematuro, por eso es recomendable tomar ciertas medidas en cuanto se notan estas contracciones:

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Acuéstate sobre el lado izquierdo un par de horas

- Bebe agua para ver si las contracciones paran

- Reduce tus niveles de estrés y tómate la vida con calma

- En cuanto notes ganas de orinar, ve al baño, no tengas la vejiga llena mucho tiempo

- Si nada de esto funciona, el médico puede recomendarte reposo y, si fuera necesario y se empieza a acortar el cuello del útero, administrarte tocolíticos para parar las contraccciones


Fecha de actualización: 01-03-2016

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.