• Buscar
Publicidad

Incompetencia cervical

Incompetencia cervical

Entre las numerosas complicaciones que amenazan un embarazo, se encuentra la incompetencia cervical o insuficiencia de útero. Actualmente este problema representa el 10% de las causas de parto prematuro.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la incompetencia cervical?


Durante las 40 semanas de embarazo, el cuello del útero se encuentra, por lo general, cerrado, impidiendo que el feto, por su propio peso, sea expulsado hacia el exterior. Sin embargo en algunos casos, esta parte de la matriz no realiza su función de cierre y se abre más o menos, amenazando el desarrollo del embarazo y favoreciendo un parto antes de la semana 37.
 

Riesgos de esta afección


Si en un embarazo normal el cuello uterino se mantiene firme y cerrado hasta el tercer trimestre, en que empieza a suavizarse y a borrarse para facilitar la salida del bebé, en uno con un útero incompetente, el cuello se dilata y se acorta antes de lo esperado, lo que supone un riesgo para el feto, más o menos grave según el momento del embarazo en el que se produzca.

Aproximadamente el 25% de los abortos espontáneos que se producen después de la semana 16 se vinculan a este trastorno.

 

Causas y síntomas de la incompetencia cervical

Aunque no se conocen con seguridad las causas, se cree puede ser un defecto estructural o funcional congénito. O bien, en otros casos, la consecuencia de una intervención quirúrgica, un desgarro por un parto difícil o un legrado anterior. 

Otros motivos para la aparición de este problema son:

- Cirugía previa que pueda haber afectado al cuello del útero

- Desarrollo anormal congénito del cuello uterino

- Parto previo con problemas

- Embarazo múltiple

- Escasa longitud del cuello uterino

- Problemas anteriores de incompetencia cervical

Articulo relacionado: Parto con útero bicorne

- Abortos espontáneos durante el segundo trimestre (que pudieron deberse a esta causa)

Es una situación muy grave en un embarazo ya que si el cuello del útero se abre totalmente se puede producir un aborto espontáneo si el feto tiene menos de 20 semanas o un parto prematuro si tiene más edad gestacional.

Desafortunadamente esta complicación carece de síntomas evidentes. La incompetencia de cuello uterino no provoca dolor, molestias, contracciones, ni hemorragias. Solo, cuando quizás ya es demasiado tarde, se acompaña de rotura de membranas que se desplazan hacia la vagina. Tal vez se puede sentir una presión en la parte abdominal o una protuberancia en la zona vaginal, sensación de presión en la pelvis, dolor en la parte baja de la espalda, cólicos ligeros, cambios en el flujo vaginal o sangrado vaginal ligero... el problema es que estos síntomas pueden confundirse con molestias normales del embarazo.

Mediante una ecografía vaginal el profesional de la medicina puede medir el cuello uterino y ver si se modifica o se acorta más de lo normal para la semana de gestación en la que te encuentras.
 

¿Cuánto debe medir el cuello del útero en cada momento?


Semana 12 - 28 > 25 mm

Semana 28 - 32 > 20 mm

Semana 32 - parto > 15 mm

Si tu cuello uterino mide menos no debes preocuparte, aunque el obstetra puede indicar la necesidad de llevar un control rutinario para comprobar si se sigue acortando o no.

¿Qué hacer en estos casos?


Cuando en una revisión rutinaria se confirma la existencia de cérvix incompetente, el médico aconsejará, entre otras medidas, reposo, uso de progesterona artificial y abstenerse de mantener relaciones sexuales.

Además, en algunas situaciones, puede considerar oportuno llevar a cabo una intervención llamada cerclaje cervical, que consiste en una cirugía mediante la cual se sutura el cuello durante todo el embarazo, para evitar la expulsión precoz del feto. En el momento del parto, a partir de la semana 37, se retira el hilo que mantiene cerrado el cérvix para permitir el nacimiento del bebé.

Otra opción es un pesario cervical, que consiste en colocar un anillo de silicona en el cuello del útero que lo mantiene cerrado mientras da soporte a la matriz. El pesario cervical se extrae fácilmente y sin anestesia en la semana 37, cuando el bebé ya es viable.

Lo más importante es ganar tiempo para lograr que el bebé sea viable si se produce el parto, ya que un parto muy prematuro tiene muchos riesgos para el feto.


Fuentes:

American Pregnancy Association

Alfirevic, Z; Stampalija, T; Roberts, D; Jorgensen, AL (18 de abril de 2012). «Cervical stitch (cerclage) for preventing preterm birth in singleton pregnancy». The Cochrane database of systematic reviews. CD008991. PMID 22513970. doi:10.1002/14651858.CD008991.pub2.

Fecha de actualización: 03-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×