¿Es normal tener alergia en el embarazo?

¿Es normal tener alergia en el embarazo?
comparte

A lo largo de todo el embarazo, el cuerpo de la mujer cambia. Su piel está más sensible y algunas de las alergias más comunes pueden ser las alergias cutáneas. Alergias frecuentes y muy normales, ya que en la mayoría de los casos, estas no presentan ningún tipo de gravedad. Otras alergias que se conocen son las respiratorias. El asma, la alergia al polen o a los ácaros del polvo son algunos ejemplos de este tipo de alergias respiratorias.

Algunos estudios confirman que un tercio de las mujeres con alergias no presentan complicaciones durante el embarazo. Sin embargo, en ocasiones, muchas pueden mejorar y otras empeorar. ¿Por qué sucede esto? Cuando existe una mejoría en los síntomas alérgicos, en una gran mayoría de los casos se debe a la relación directa de las alergias con las hormonas. Sin embargo, hay veces que ocurre todo lo contrario, y si las alergias son más de tipo respiratorio como el asma o la alergia al polen, los síntomas suelen empeorar.  


Las mujeres alérgicas que están embarazadas se preguntan con frecuencia si podrán seguir tomando sus medicamentos necesarios, y si estos afectarán o no al desarrollo del feto. Lo primero que se debe hacer es no arrastrar todas esas preocupaciones que se nos presentan en el embarazo y que nos impiden disfrutar plenamente de él, y por consiguiente, del bebé que viene en camino.


Alergias como la alergia al polen o a los ácaros, y para las que existen vacunas o medicamentos, sí que deben ser mucho más cuestionadas durante los meses de embarazo.

¿Es normal tener mareos en el embarazo?

¿Es normal tener mareos en el embarazo?

Es posible que durante tu embarazo comiences a experimentar mareos o sentirte confundida, incluso como si fueras a desmayarte. Es un síntoma común en el embarazo, además de ser algo molesto.


No se debe comenzar un determinado tratamiento de vacuna durante el embarazo. Sin embargo, si la mujer ya presentaba alergias antes de estar embarazada, estas no suponen riesgos para el bebé, aunque deben estar siempre controladas por el médico especialista para tratarlo adecuadamente, pues si no se atienden, puede terminar afectando tanto a la madre como al bebé.


En ocasiones, la gente piensa que las embarazadas no pueden tomar medicamentos para las alergias pues suponen un riesgo para el bebé, pero no existen pruebas suficientes que demuestren que estos medicamentos afectan a la salud y al desarrollo del feto, aunque sí se deberá limitar su uso sobre todo después del proceso de formación, es decir, durante los tres primeros meses de embarazo.


Es importante lavar de manera frecuente las manos para evitar algunos virus o prevenir molestos resfriados. Hay que tener especial cuidado con ellas, ya que son el principal transmisor de enfermedades pues las utilizamos para manipular absolutamente todo.


Cierto es que otras muchas alergias pueden surgir a causa del embarazo, como la conocida “rinitis del embarazo”, una afección algo frecuente que provoca congestión nasal con un moqueo acuoso. La rinitis puede iniciarse en el segundo mes y estar presente hasta el final del proceso de gestación. Esta alergia es debida al incremento de los estrógenos y al mayor flujo sanguíneo, que inflama las mucosas nasales y las irrita, generando así más mucosidad. A priori, no presenta ningún inconveniente ya que la mayoría de fármacos utilizados no afectan al desarrollo del feto. Sin embargo, es bastante incómoda para la madre.


Si lo que tienes es alergia a algunos alimentos, deberías seguir la misma rutina durante el embarazo, evitando, como siempre, estos alimentos que te provocan alergia. Si tu médico considera que esa falta puede afectar a la nutrición de tu bebé, este te recomendará tomar algún suplemento alimenticio.


Aun así, tal y como sucede con todas y cada una de las alergias, y sobre todo, si estás embarazada, lo más aconsejable es acudir al médico especialista para que pueda recomendarte una dieta concreta que disminuya el número de alérgenos ingeridos en las comidas.

Evita dar paseos en lugares con muchas plantas si tienes alergia al polen y realiza otras tareas domésticas que no impliquen limpiar la suciedad de la casa si tienes alergia al polvo.


Por tanto, puedes estar tranquila, pues es normal tener alergia durante el embarazo y no debes alarmarte. Y recuerda, la mejor forma de tratar y evitar una reacción siempre será la prevención.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar