Cómo tratar las alergias en el embarazo

Cómo tratar las alergias en el embarazo
comparte

Muchas mujeres sufren alergias a diversas sustancias, aunque una de las alergias más frecuentes en España es la rinitis estacional o alergia al polen. Al quedarse embarazadas muchas se preguntan si podrán tomar la medicación, si la alergia afectará al feto o si el embarazo hará que sus síntomas empeoren.

Las alergias que tenga la mamá antes de quedarse embarazada no suponen un riesgo para el bebé, pero sí deben estar controladas ya que, cualquier problema de salud que tenga la madre en estos meses, si no se trata adecuadamente, puede acabar afectando a la gestación y al feto.


Por eso, es muy importante que las mujeres que tienen alergias previas al embarazo consulten con su alergólogo en cuanto sepan que están embarazadas los pasos a seguir en estos meses.


Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, un tercio de las embarazadas que sufren alergia no manifiesta complicaciones durante estos meses. De hecho, muchas de ellas mejoran ya que las alergias tienen una relación directa con las hormonas, y los cambios hormonales de estos meses pueden favorecer esta mejoría de los síntomas alérgicos temporal.


Sin embargo, también hay embarazadas a las que les ocurre lo contrario y sus síntomas empeoran en estos meses. No hay estudios pero los expertos piensan que un tercio de las embarazadas mejora, otro tercio empeora y otro tercio sigue igual.


Otra posibilidad es que la alergia surja a causa del embarazo. Es lo que pasa con la conocida como “rinitis del embarazo”, una inflamación de la mucosa nasal que aparece por la dilatación de los vasos sanguíneos y el aumento del volumen de sangre que ocurre durante el embarazo, pero que no tiene relación con una alergia real. Puede aparecer en cualquier momento de estos 9 meses y desaparece tras dar a luz. Es un poco molesta porque impide respirar correctamente pero no suele tratarse más que con lavados nasales.

No te puedes perder ...


¿Puedo tomar la medicación?


En principio no hay ningún inconveniente y la mayoría de antihistamínicos y fármacos que se usan para tratar los síntomas alérgicos no son perjudiciales para el feto. No obstante, como decíamos, conviene siempre hablar antes con el médico y nunca automedicarse.  Lo normal es que se recurrar a medicamentos de categoría B y con efecto local.


También pueden usarse en el embarazo los medicamentos para el asma, solo hay que controlar bien la dosis, pero no deben abandonarse ya que es más peligrosa un asma sin tratar.


Asimismo, puedes recurrir a los medicamentos homeopáticos para tratar los síntomas de las alergias.  Son muy útiles combinados con los fármacos habituales.


Lo que no se debe es comenzar un tratamiento de vacuna de alergia estando embaraza. Sin embargo, si la mujer embarazada ya estaba recibiendo una vacuna de alergia con buena tolerancia, debe seguir administrándose pues no se ha visto que sea perjudicial.


Además, siempre que sea posible debes intentar evitar la exposición a los alérgenos para evitar las crisis. Por ejemplo, si tienes alergia al polvo, delega la tarea de limpiar en otra persona. Si tu alergia está relacionada con el polen, evita los paseos en lugares con muchas plantas en los meses de floración o usa mascarilla.


En cuanto a las alergias a ciertos alimentos, hay que seguir con la misma dieta que se seguía antes del embarazo, evitando totalmente los alimentos que pueden causar alergia. Si tu médico considera que eso puede afectar a la nutrición del bebé, te recomendará suplementos alimenticios.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>