×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal que duelan los dientes en el embarazo?

¿Es normal que duelan los dientes en el embarazo?

El embarazo es un proceso natural que, sin embargo, provoca muchos cambios fisiológicos en la embarazada que pueden dar lugar a diversas molestias y dolores habituales en estos meses, como las náuseas, los dolores de espalda y, por supuesto, los problemas bucales. Como la salud bucal, además, tiene mucha influencia en el resto del organismo, es importante que sepas qué problemas son habituales en el embarazo y cómo evitarlos.

Publicidad

Principales problemas bucales durante el embarazo

Durante la gestación, la saliva sufre una serie de cambios que alteran su composición, lo que hace que sea más habitual desarrollar ciertas patologías bucales ya que la saliva, que es una barrera de protección para los dientes y las encías, deja de actuar con la misma efectividad.

Por eso, es habitual que, en estos meses, se puedan sufrir estas enfermedades:

- Caries: son zonas dañadas de forma permanente en la superficie de los dientes que se convierten en pequeñas aberturas u orificios que provocan dolor. Aparecen cuando los ácidos de la boca descomponen el esmalte de un diente y las bacterias penetran en él. Son más habituales en el embarazo porque el ácido de la saliva aumenta en estos meses y, además, las náuseas y los vómitos pueden hacer que este ácido se intensifique aún más.

- Gingivitis: la “gingivitis del embarazo” afecta a más del 60% de mujeres embarazadas y, aunque no tiene por qué ser grave, puede dar lugar a una periodontitis si no se trata  a tiempo, una enfermedad mucho más seria. La gingivitis se caracteriza por tener las encías inflamadas y sangrantes y su causa principal en estos meses son los cambios hormonales y el aumento del flujo sanguíneo.

- Dientes flojos: el aumento de ciertas hormonas producidas por la gestación, como progesterona y estrógeno, puede afectar a los tejidos y huesos que mantienen los dientes en su lugar, haciendo que se sientan flojos o se muevan.

- Tumores del embarazo: pequeños bultos que se forman en las encías inflamadas, por lo general entre los dientes. Son benignos, pero pueden causar sangrado y dolor.

¿Qué riesgos comportan estas enfermedades para el embarazo?

Las enfermedades bucales pueden tener consecuencias en el estado y la salud del embarazo, por eso, es importante que, ante cualquier síntoma que indique un problema bucal (dolor en algún diente, inflamación de las encías, sangrado, dientes flojos, caries…), acudas al dentista cuanto antes, ya que son muchos los tratamientos que sí se pueden llevar a cabo a pesar del embarazo.

Por ejemplo, las mujeres que tienen algún grado de periodontitis tienen siete veces más riesgo de tener un parto prematuro (estudio), es decir, que el bebé nazca antes de las 37 semanas de gestación, lo cual puede suponer un peligro para la supervivencia y el desarrollo del bebé pudiendo causar, en nacidos antes de las 27 semanas de gestación, problemas de parálisis, retardo mental o ceguera.

Además, también parece que existe relación entre enfermedades orales y la preeclampsia, es decir, el aumento de la presión arterial, que trae consecuencias tanto a la madre como al feto.

Por lo tanto, ante las primeras señales, no dudas en acudir al médico ya que algunos tratamientos no son necesarios y se pueden dejar para después del parto, como un blanqueamiento, pero otros muchos sí se deben realizar cuanto antes y son compatibles con la gestación, como un empaste, la realización de radiografías, el uso de anestesia local, el tratamiento para la gingivitis, etc. Eso sí, deberás avisar a tu dentista de tu embarazo para que tome las medidas oportunas para evitar cualquier posible riesgo o daño al feto o al curso de la gestación.

Consejos para cuidar tu boca en el embarazo

De todas formas, lo mejor siempre es la prevención, así que procura cuidar bien tu salud bical desde el primer momento para evitar estas enfermedades.

1-Cepíllate los dientes con un dentífrico con flúor y usa hilo dental después de cada comida. Utiliza un cepillo con cerdas suaves para quitar la placa y prevenir las caries. Realiza limpiezas interdentales diariamente para eliminar la placa entre los dientes y debajo de la línea de las encías.

2- Si tienes muchas náuseas y vómitos, y no eres capaz de cepillarte los dientes ni siquiera, enjuágate la boca con agua o enjuague bucal.

3- Limita el consumo de dulces o refrescos azucarados que aumentan el riesgo de desarrollar caries. En su lugar, opta por alimentos sanos que pueden cuidar tu boca como las frutas, los vegetales o el agua. Incluye también alimentos ricos en calcio, que son especialmente indicados para el desarrollo de huesos y dientes.

4- Acude al dentista antes del embarazo para tratar cualquier problema que ya pueda existir antes de la gestación y ve en cuanto notes los primeros síntomas de que algo va mal con tu boca.

 

No te puedes perder ...

Y tambien:

 


Te puede interesar:

Intentar averiguar la fecha de parto según el calendario lunar no tiene ninguna base científica ya que los partos se producen con independencia de las fases del satélite de la tierra.

Fuente:

Embarazo y salud oral: ¿cómo afecta a la boca?. Por Centro de especialidades médicas Valderas. https://cemvalderas.es/blog-cem-valderas/embarazo-y-salud-oral-como-afecta-a-la-boca/

Clínica Mayo: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/cavities/symptoms-causes/syc-20352892

American Pregnancy Association https://americanpregnancy.org/es/naturally/treat-gum-disease-naturally-pregnancy/

Enfermedades periodontales durante el embarazo https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/salud-dental/enfermedades-periodontales-embarazo.html

Fecha de actualización: 18-12-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad