Cuidado bucal durante el embarazo

Cuidado bucal durante el embarazo
comparte

La frase “el embarazo te cuesta un diente” tiene un poso de realidad, ya que el aumento de las hormonas y del flujo sanguíneo durante el embarazo provoca molestias y sangrado en las encías, lo que puede derivar en una gingivitis o incluso en una periodontitis. Si estas enfermedades no se tratan a tiempo, pueden causar partos prematuros o bebés de bajo peso al nacer

La enfermedad periodontal

Es una enfermedad que afecta a las encías y a las estructuras de soporte de los dientes. La etapa más temprana de la enfermedad periodontal es la gingivitis, que si no se trata, puede progresar hacia periodontitis, donde se producen daños irreversibles en las encías.

En las embarazadas es muy común que sangren las encías y se produzca gingivitis, tanto, que se la conoce como la “gingivitis del embarazo”. También se produce un aumento de la secreción de saliva.


¿Por qué se produce?

La principal causa de la enfermedad de las encías es la placa bacteriana, una capa pegajosa e incolora que constantemente se forma y adhiere alrededor de los dientes. La limpieza diaria es esencial para quitar la placa y mantener una boca saludable. Si no se retira la placa, se endurece y se convierte en un depósito rugoso y poroso llamado cálculo o tártaro. Las toxinas producidas por las bacterias en la placa irritan las encías y destruyen los tejidos de soporte que están alrededor de los dientes. Las encías se aflojan y se separan de los dientes, formando bolsas que se llenan con más placa bacteriana. A medida que la enfermedad progresa, las bolsas se vuelven más profundas y la placa se desplaza hacia las raíces de los dientes. El hueso que sostiene al diente puede sufrir daños permanentes. A menos que se traten oportunamente, los dientes afectados pueden aflojarse y hasta caerse.

Durante el embarazo, este proceso es más frecuente por el aumento de diversas hormonas, entre ellas la relaxina, una hormona que sirve para relajar las articulaciones, facilitando el parto. Pero sus efectos también afectan a los ligamentos de la boca, provocando la movilidad de las piezas dentales y facilitando la entrada de restos de alimentos entre los dientes y las encías, lo que provoca la inflamación.

Además, durante estos 9 meses hay un mayor flujo de sangre por el cuerpo que puede causar hinchazón, sensibilidad y malestar en las encías.


Síntomas de la gingivitis

- Las encías sangran al cepillarse los dientes.

- Encías rojas, inflamadas o dolorosas.

- Dolor en algún diente.

- Encías flojas y sueltas.

- Mal aliento persistente.

- Pus entre los dientes y las encías.

- Dientes sueltos o que se están separando.

- Cambios en la mordida.

- Cambios en la adaptación de las dentaduras parciales.


Tratamiento de la enfermedad

En las etapas iniciales de la enfermedad, el tratamiento consiste en raspaje, curetaje y alisado radicular. Esto implica extraer la placa y cálculos de las bolsas alrededor de los dientes puliendo y alisando las raíces. Así se eliminan las bacterias y los irritantes que causan la inflamación. Normalmente el tratamiento permite que la encía se adhiera de nuevo al diente o se contraiga lo suficiente para eliminar la bolsa.

Los casos más avanzados pueden requerir tratamiento quirúrgico. Incluso si hay dientes flojos, el odontólogo puede verse obligado a tratar la mordida; por ejemplo, uniendo los dientes con férulas temporales para reducir el movimiento obteniendo más comodidad y mejor función.


Prevención y cuidado de las encías

Antes de llegar al extremo de perder un diente, una higiene adecuada y unos sencillos cuidados pueden prevenir la aparición de la gingivitis.

-Cepillarse por lo menos tres veces al día. De ser posible, después de cada comida por lo menos durante cinco minutos. Si se vomita, hay que cepillarse los dientes para limpiarlos bien.

-Cepillarse con suavidad. Usar un cepillo de cerdas suaves y cepillarse suavemente. Si se tiene mucha sensibilidad, tratar de usar pasta dentífrica especial para encías sensibles. Si duelen las encías después de cepillarse, aplicarse hielo para aliviar el dolor.

-Usar el hilo dental diariamente. De ser posible, después de cada comida.

-No comer demasiados dulces, porque contribuyen a la enfermedad de las encías y a las caries.

-Visitar al dentista regularmente. Lo mejor es hacerse un examen dental al principio del embarazo para conservar la salud de los dientes y quizás acudir al dentista con mayor frecuencia.

-Suprimir el tabaco, que estropea la dentadura.


¿Cómo cepillarse los dientes?

Paso 1

1. Cepillo sin mojar y sin pasta dental.

2. Barrido desde la encía hasta el diente en sentido vertical.

3. Limpiar zonas externas e internas.

4. Enjuagar la boca.

Paso 2

1. Limpiar el cepillo y colocar pasta dental.

2. Limpiar desde la encía hasta el diente en sentido vertical.

3. Escupir la pasta de dientes que sobra.


ImageCuida de tu boca para evitar un parto prematuro

La publicación oficial de la Academia Americana de Periodontología, Journal of Periodontology, publicó hace poco dos estudios en torno a los perjuicios de una mala salud bucal durante el embarazo, que puede desembocar en un parto prematuro.


El primero fue realizado por un equipo encabezado por la doctora Catia M. Gazolla, de la Universidad del Valle del Río Verde, en Tres Coracoes (Brasil). En él se siguió el embarazo de 450 mujeres de las que 328 tenían alguna enfermedad periodontal, a 266 de ellas se les proporcionó el tratamiento adecuado, mientras que el resto abandonaron el estudio. El 4,1% de las mujeres con encías sanas tuvieron bebés con bajo peso en parto prematuro; de las mujeres con problemas periodontales tratados, el 7,5% tuvieron un parto pretérmino o bebés con bajo peso al nacer; mientras que en las mujeres embarazadas que sufrían algún problema periodontal y abandonaron el estudio, la tasa de parto prematuro o con bajo peso fue del 79%.

El otro equipo de investigación pertenece a la Universidad del Norte de Carolina, en Chapel Hill, que estudió ocho tipos diferentes de bacterias orales y cómo respondían los anticuerpos. La conclusión fue la misma, las enfermedades periodontales producen un aumento de partos pretérmino.

Para evitar otros males que también afectan a la mujer, lo mejor es hacer una primera revisión antes de quedarse embarazada y como bien concluyen los investigadores, si durante el embarazo existe una enfermedad de las encías o periodontal, lo mejor es tratarla para prevenir un parto prematuro.


 

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada,  debes poner especial cuidado y atención a la alimentación. Para permitir un desarrollo normal del bebé es fundamental aumentar tanto la calidad como la cantidad de calorías que ingieres. Esta atención en tu alimentación durante el embarazo, y también durante la lactancia, es especialmente importante para las mujeres vegetarianas.

 


Fuente:

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

Redacción: Irene García

1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    " Muy buenas. Mi primer comentario y es sobre algo que me está pasando! Me ha interesado el artículo porque recientemente el dentista me dijo que tenía algo de gingivitis. Al principio no le di demasiada importancia pero tras mi visita al dentista y sus consejos sí se la he dado. El caso es que el mismo, además del tratamiento, me recomendó que usase una pasta de diente especilizada (Parodontax) y la verdad es que de momento estoy contenta. Por probar, no??? Aconsejáis algún producto vosotros?

    saludos y gracias

    ".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×
    Cerrar