×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal que duelan los dedos en el embarazo?

¿Es normal que duelan los dedos en el embarazo?

El síndrome del túnel carpiano es común durante el embarazo y suele desaparecer poco después de dar a luz. Si tienes dudas, puedes resolverlas en el siguiente artículo.

Publicidad

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio que se encuentra en la muñeca, permite la sensibilidad y el movimiento de diversas partes de la mano.

El nervio mediano proporciona sensación y movimiento en el lado de la mano más próximo al dedo pulgar, incluye la palma de la mano, el dedo pulgar, el dedo índice, el medio y el lado del dedo anular del lado del pulgar.

La zona de la muñeca donde está el nervio mediano se llama túnel carpiano. Cualquier inflamación en la zona puede hacer pellizcar el nervio y, por consiguiente, causar dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad (lo que se conoce como síndrome del túnel carpiano).

¿Qué síntomas tiene el síndrome del túnel carpiano?

Los síntomas más comunes son:

- Hormigueo o entumecimiento: esto se puede sentir tanto en los dedos como en las manos. Puedes llegar a sentir como si hubieras recibido una descarga eléctrica en los dedos afectados. Esta sensación se puede extender desde la muñeca hasta el brazo.

- Debilidad: puedes notar debilidad en la mano y esto puede hacer que los objetos se te caigan más de la cuenta. El movimiento de pinza esta controlado por el nervio mediano, por lo que puede verse afectado.

Los síntomas suelen comenzar gradualmente y desaparecer de la misma manera.

¿Es un problema habitual en el embarazo?

Es una afección que suele aparecer en el tercer trimestre de embarazo, afecta a entre a un 20 y un 50% de las mujeres embarazadas y se origina debido a la acumulación de líquidos en el cuerpo, que en el caso de las embarazadas, es lo que ejerce presión en el nervio mediano.

Un número significativo sufre este problema durante el embarazo o durante el periodo inmediatamente posterior a este. En muchos casos se produce una curación espontánea. Las mujeres que presentan los síntomas del túnel carpiano en la última etapa del embarazo suelen dejar de sufrirlos pocos días después de dar a luz.

Lo más recomendable es comenzar con un tratamiento conservador a base de colocación de férulas que hacen que la muñeca descanse por la noche. Esto alivia bastante a las mujeres embarazadas y permite esperar hasta la llegada del parto manteniendo el dolor bajo control.

Esto no sucede siempre, existe un número reducido de embarazadas en las que el túnel carpiano se deteriora con rapidez. Estas mujeres sufren que sus dedos se duerman de forma constante y las molestias se incrementan. En estas pacientes se recomienda liberar el túnel carpiano mediante cirugía. Esta cirugía no tiene riesgos para la mujer, ni para el bebé, y se suele realizar a partir del sexto mes (cuando los órganos del bebé están formados). Además, hay que recalcar que el procedimiento se realiza con anestesia local, por lo que no se pueden originar problemas derivados de la anestesia.

¿Se puede prevenir el síndrome del túnel carpiano?

Debido a que la principal causa de este síndrome en las embarazadas es la retención de líquidos, hay una serie de recomendaciones que se pueden seguir para intentar evitarlo:

- Tomar agua: es el mejor diurético que puedes tener para el exceso de fluidos en el cuerpo. Además, aporta grandes beneficios para la piel y hará que no caigas en la tentación de beber otras bebidas menos saludables.

- Evita los alimentos procesados: esto es debido a su alto contenido en sal. Disminuir la ingesta de estos alimentos y de sal ayudará a disminuir la retención de líquidos.

- Hacer ejercicio: durante el embarazo sí se puede realizar ejercicio de manera que no se implique un gran esfuerzo. Aprovecha para dar un paseo por las tardes, además de ayudar a controlar la retención de líquidos, te ayudará a despejar la mente y relajarte.

¿Qué se puede hacer para aliviar el dolor?

- Para aliviar las molestias, primero tienes que averiguar qué es el causante del dolor. Si lo descubres tendrás que limitar esa actividad lo más posible mientras estás embarazada.

- Además, acudir a clases de yoga (o hacer yoga en casa) puede ayudar a fortalecer las manos y a aminorar tus síntomas.

- Durante al día puedes levantar la mano por encima del nivel de tu cabeza y hacer movimientos con los dedos.

- La acupuntura puede ser un buen método para ayudar aliviar está sensación.

Si los síntomas empeoran por las noches debes tener en cuenta:

- Dormir con tu cuerpo sobre las manos puede aumentar el malestar, evítalo en la medida de lo posible.

- Si el dolor te despierta, sacude ligeramente las manos hasta que el dolor (o entumecimiento) desaparezca.

En el ambiente de trabajo también puedes realizar una serie de cambios que te pueden ayudar, por ejemplo:

- Ajusta la altura de la silla al escritorio de manera que no tengas que flexionar las muñecas hacia abajo para escribir.

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Usa tanto teclado como ratón ergonómicos.

- Haz pausas breves de forma recurrente para mover los brazos y estirar las manos

¿Cuándo se debe acudir al médico?

Debes ponerte en contacto con tu médico cuando el dolor o la falta de sensibilidad interfieran en tu sueño o en tus rutinas diarias (y antes de tomar cualquier medicamento para el dolor). El médico te indicará lo recomendable para ti, por ejemplo, ponerte una muñequera, tomarte algo para el dolor o, incluso la cirugía.

Después del parto, como hemos, dicho el dolor puede desaparecer en unos días, aunque si le das de mamar a tu bebé, esta condición podría durar más.

Si los síntomas continúan después del nacimiento del bebé, o si son muy intensos, coméntalo con tu médico en las consultas posparto. Puede que necesites acudir a un especialista para ser tratada. El especialista puede recomendarte la muñequera (si aún no la estás utilizando) o medicamentos antiinflamatorios (no recomendados durante el embarazo).

Si la muñequera no ayuda a aminorar los síntomas, puede que te apliquen una inyección de esteroides, terapia de ultrasonido o fisioterapia. En casos muy raros se recomienda la cirugía anteriormente mencionada para aliviar la presión del nervio mediano.


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora gratis de síntomas de embarazo. Se trata de un cuestionario que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad