×
  • Buscar
Publicidad

Enfermedades uterinas durante el embarazo

Enfermedades uterinas durante el embarazo

El útero o matriz es el lugar donde crece el bebé, y en ocasiones pueden darse ciertos trastornos uterinos que pueden causar problemas antes y durante el embarazo. Existen, además, algunos puntos principales que tienes que saber sobre dichos trastornos.

Publicidad

- Muchos de ellos no producen señales ni síntomas que afecten a la salud, por lo que puede ocurrir que no nos demos cuenta de que los tenemos hasta que intentemos quedarnos embarazadas o ya lo estemos.

 

- Algunos de esos trastornos no causan problemas durante el embarazo, pero en ocasiones pueden causar que sea más difícil quedarse embarazada, y otros pueden ocasionar problemas como un aborto espontáneo o un nacimiento prematuro.

 

- Para algunos trastornos se necesita tratamiento con el fin de ayudar a mejorar las probabilidades de tener un embarazo sano.

 

¿Cuáles son las más comunes?

 

Útero septado o tabicado. Esta es la anormalidad uterina congénita más común. En este trastorno una banda de músculos o tejidos llamado tabique o septo divide el útero en dos secciones. Le puede causar a las mujeres abortos espontáneos repetidos, por lo que los profesionales de la salud suelen recomendar cirugía para reparar el útero y reducir el riesgo de aborto espontáneo.

 

- Cicatrices o tejido cicatricial en el útero. También llamado síndrome de Asherman. Las cicatrices pueden dañar el revestimiento del útero, es decir, el endometrio. Las cicatrices uterinas son trastornos adquiridos que pueden ser causados por una infección como la endometritis o por una cirugía del útero o cuello uterino. Las señales y los síntomas de las cicatrices uterinas incluyen períodos menstruales poco intensos o infrecuentes, pero algunas mujeres no tienen ninguna señal o síntoma. Las cicatrices pueden causar problemas para quedar embarazada, nacimiento prematuro y abortos espontáneos repetidos.

No te puedes perder ...

Los sueños durante el embarazo

Los sueños durante el embarazo

Durante el embarazo los sueños de la mujer tienden a ser mucho más frecuentes y extraños; convirtiéndose, incluso, en pesadillas que pueden llegar a preocupar a las futuras mamás. Sueños sobre la salud del bebé, acerca del término del embarazo o sobre su futura responsabilidad como madre. 

Y tambien:

 

Miomas uterinos. Se trata de masas no cancerosas en el útero, fibromas o fibroides, que pueden causar dolor y sangrado, así como complicaciones en el embarazo. Están formados por células musculares y otros tejidos que crecen en la pared del útero y alrededor de ésta. Son los tumores no cancerosos más frecuentes en las mujeres en edad fértil. Esta masa que se instala en el útero puede tener desde un centímetro de diámetro hasta un par de kilos, ser uno solo o existir varios, y en ocasiones no provocan ningún síntoma, lo cual no favorece su detección. En caso de que sí lo hagan, suelen consistir en pesadez debajo del vientre y dolor en la zona pélvica, hemorragias vaginales sin motivo aparente, molestias en la micción y durante la práctica del acto sexual, y también aumento anormal del abdomen.

 

La existencia del mioma puede ser conocida antes del embarazo. De todas formas, el diagnóstico del mioma en el embarazo, así como de su crecimiento, se realiza por exploración física y por ecografía, como en los casos en que se producen fuera de la gestación. Durante la exploración habitual de la embarazada podría sospecharse la existencia de miomas cuando el útero es mayor al tamaño que le corresponde según el tiempo de gestación, y en algunos casos mediante la palpación de estos. La ecografía, que hoy es un método de rutina, permite ver el número y tamaño de los miomas y precisar su localización, y la evolución durante la gestación. En casos especialmente difíciles puede también emplearse la resonancia magnética nuclear, que es inocua para el feto y permite un diagnóstico más preciso.

 

La aparición de un mioma puede acarrear complicaciones en la gestación como que se produzca un parto prematuro, una alteración en el desarrollo fetal, o que el mioma se degenere o se modifique. A la hora del parto también pueden surgir algunas complicaciones como que el mioma obstruya el canal del parto o que impida al útero contraerse correctamente, y también posibles hemorragias. Los miomas suelen disminuir su tamaño hasta casi desaparecer tras el parto, pero si esto no ocurriese se deben eliminar antes de una nueva gestación.

 

El cuello del útero incompetente, que también se llama insuficiencia cervical se da cuando el tejido cervical débil causa un parto prematuro o la pérdida de un embarazo que, de no tener esta insuficiencia, sería saludable. Antes del embarazo, el cuello del útero (la parte más baja del útero que se abre hacia la vagina) se suele encontrar cerrado y firme. A medida que avanza el embarazo y el cuerpo se prepara para dar a luz, el cuello del útero se ablanda, disminuye en longitud y se abre o se dilata. Si se tiene un cuello del útero incompetente, este puede comenzar a abrirse demasiado pronto y causar un parto prematuro.

 

Algunas mujeres presentan molestias leves o flujo de sangre durante varios días o semanas, entre la semana 14 y la semana 20 de embarazo. Algunas de estas molestias pueden ser:

 

- Una sensación de presión en la pelvis

- Un dolor de espalda nuevo

- Calambres abdominales leves

- Un cambio en el flujo vaginal

 -Sangrado vaginal leve

 

El cuello del útero incompetente puede ser difícil de diagnosticar y de tratar. Es posible que el médico recomiende el consumo de medicamentos preventivos durante el embarazo, la realización de ecografías frecuentes o un procedimiento para cerrar el cuello del útero.

 

Sea cual sea el problema que afecta al útero, hay que tener en cuenta que cada mujer es diferente y que la situación médica también lo es, por lo que es muy importante acudir siempre a un profesional y recibir un tratamiento adecuado para cada caso.


Te puede interesar:

La adquisición de más kilos durante el embarazo de los debidos puede ser la causa de una serie de problemas de salud tanto para la madre como para el bebé. Por ello es importante controlar este aspecto desde el mismo inicio de la gestación.

Fuentes:

- “Insuficiencia de cuello uterino. Por Clínica Mayo” https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/incompetent-cervix/symptoms-causes/syc-20373836

- “Fibromas Uterinos. Por Clínica Mayo” https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/uterine-fibroids/diagnosis-treatment/drc-20354294

Fecha de actualización: 27-12-2018

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.