×
  • Buscar
Publicidad

El veneno de escorpión puede revertir el daño causado por el alcohol en el embarazo

El veneno de escorpión puede revertir el daño causado por el alcohol en el embarazo

Un estudio ha descubierto que un fármaco derivado del veneno de escorpión puede revertir el daño del desarrollo en ratones expuestos al alcohol en la gestación, lo que podría ser beneficios también para humanos.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el síndrome de alcoholismo fetal?


Este síndrome hace referencia al conjunto de problemas físicos, mentales y de crecimiento que se pueden presentar en un bebé cuando la madre toma alcohol durante el embarazo.

Los síntomas que se pueden incluir dentro de este síntoma son una apariencia anormal, baja altura, bajo peso, cabeza pequeña, mala coordinación, bajo coeficiente intelectual, disminución del tono muscular, mala coordinación, retraso en los hitos del desarrollo, problemas de conducta, nerviosismo extremo y sordera o deficiencia visual.

El síndrome alcohólico fetal es un trastorno del desarrollo muy serio, por lo que para prevenir cualquier tipo de consecuencia o riesgo es fundamental no ingerir nada de alcohol estando embarazadas, ni siquiera una copa ya que no se sabe cuál es el límite a partir del cual el alcohol daña al feto.
 

¿Cómo puede ayudar el veneno del escorpión al síndrome de alcoholismo fetal?

No te puedes perder ...

Sexo durante el embarazo: mitos y verdades

Sexo durante el embarazo: mitos y verdades

Desde que te enfrentas por primera vez al embarazo surgen sensaciones contradictorias respecto a las relaciones sexuales. ¿Se acaba el sexo con mi pareja a partir de este momento? Por un lado existe un sentimiento de protección hacia el bebé que te inclinan a evitarlo, pero por otro tu apetito sexual puede estar más exacerbado que antes al poder disfrutar de la libertad de no tener que utilizar ningún método anticonceptivo.

Y tambien:


Los escorpiones, con ocho patas y un aguijón venenoso, pueden ser bastante peligrosos para los humanos. También pueden ser la clave para tratar problemas de desarrollo en niños cuyas madres bebieron alcohol durante el embarazo. Un nuevo estudio ha encontrado que un nuevo fármaco elaborado con veneno de escorpión puede revertir los déficits motores en ratones con el trastorno del espectro alcohólico fetal (FASD).

El trastorno de espectro alcohólico fetal o síndrome de alcoholismo fetal está causado por el consumo de alcohol de las madres embarazadas y se caracteriza por problemas de aprendizaje que provocan déficits cognitivos, intelectuales y de las habilidades motoras. Cada año, unos 119.000 niños nacen con esta condición en todo el mundo. Las habilidades motoras no desarrolladas, en particular, se encuentran entre los primeros signos de problemas que notan los padres y cuidadores.

La investigación fue realizada por un equipo del Hospital Nacional de Niños, dirigido por Kazue Hashimoto-Torii, Ph.D., quien es el investigador principal del Centro de Investigación en Neurociencias y ha estado estudiando este tema durante. Su equipo pudo identificar los cambios moleculares responsables de los retrasos en el desarrollo al centrarse en los fetos de ratones gestantes que estuvieron expuestos al alcohol en sus días embrionarios 16 y 17. Como explican, es entonces cuando las células cerebrales crecen principalmente en la corteza superior, la parte del cerebro responsable de las habilidades motoras.

Según dos exámenes realizados 30 días después del nacimiento, estos ratones bebés exhibieron fuertes déficits en las habilidades motoras de los músculos grandes y pequeños. Buscando diferencias a nivel molecular, los científicos pudieron descubrir que la exposición del feto al alcohol activaba una vía de señalización conocida como "choque térmico". Esto, a su vez, hizo que las células produjeran proteínas protectoras de forma aleatoria solo en algunas células, en lugar de hacerlo de manera constante en todas las células, como ocurre cuando no existe este problema.

Los investigadores rastrearon las neuronas de buceo con precisión y detectaron diferencias en 93 genes. Uno específicamente, conocido como Kcnn2, estaba claramente sobreexpresado en las células que producían proteínas de choque térmico. Estas células también mostraron patrones de disparo fuera de lo común. Lo notable de esto es que este gen codifica un canal de potasio activado por calcio y se ha relacionado con el aprendizaje y la memoria.

Para remediar esto, los científicos probaron Tamapin, un fármaco derivado del veneno de los escorpiones rojos de la India que bloqueaba este canal.

El fármaco logró devolver a la normalidad los patrones de activación de las células. Los ratones bebés también mostraron una clara mejora en sus habilidades motoras musculares.

Para ver cómo este medicamento puede ayudar a los bebés humanos, Hashimoto-Torii y sus colegas han creado una empresa de biotecnología para poder hacer ensayos y ver si se puede aplicar con éxito este fármaco a bebés que padezcan el síndrome de alcoholismo fetal.

"Por lo general, los investigadores que buscan los mecanismos moleculares detrás de las enfermedades se detienen ahí, pero queremos avanzar para tener un impacto real en la salud pública", dijo. "Realmente queremos darles a los pacientes la esperanza de tener una vida mejor mediante el tratamiento de los problemas del neurodesarrollo causados ​​por el FASD".


Fuente:

Kcnn2 blockade reverses learning deficits in a mouse model of fetal alcohol spectrum disorders, Shahid Mohammad, Stephen J. Page, Li Wang et al. Nature Neuroscience. https://doi.org/10.1038/s41593-020-0592-z

Fecha de actualización: 16-11-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.