×
  • Buscar
Publicidad

Efectos del tabaco en el embarazo y el feto

Efectos del tabaco en el embarazo y el feto

Además de las consecuencias del tabaco en la madre fumadora, el tabaquismo durante el embarazo perjudica gravemente la salud de los descendientes, llegando a ocasionar infertilidad en el niño en el futuro. Es la principal conclusión del estudio “The impact of cigarettes moking on the health of descendants” publicado en Expert Review of Obstetrics & Gynecology por los doctores de IVI, Sergio Soares y José Bellver.

Publicidad

Índice

 

Efectos del tabaco en la fertilidad del feto

Las madres que fuman más de diez cigarros al día durante el embarazo influyen de forma directa en la salud de sus pequeños, pudiendo provocar en ellos una reducción en la concentración de esperma del 20-48% en comparación con los individuos no expuestos, en caso del varón, y una reserva limitada de ovocitos y subfecundidad entre la descendencia femenina.

Según explica Sergio Soares, director de la clínica IVI Lisboa, “las mutaciones en el esperma pueden ser transmitidas a la descendencia como cambios permanentes e irreversibles en la composición genética y pueden persistir en las generaciones futuras. Las consecuencias del hábito de fumar se extienden más allá del fumador a sus descendientes no fumadores”.
 

Otros efectos perjudiciales del tabaco en el feto

No te puedes perder ...

Efectos del tabaco en el embarazo y el feto

Efectos del tabaco en el embarazo y el feto

Además de las consecuencias del tabaco en la madre fumadora, el tabaquismo durante el embarazo perjudica gravemente la salud de los descendientes, llegando a ocasionar infertilidad en el niño en el futuro. Es la principal conclusión del estudio “The impact of cigarettes moking on the health of descendants” publicado en Expert Review of Obstetrics & Gynecology por los doctores de IVI, Sergio Soares y José Bellver.

Y tambien:

El artículo aborda el impacto del tabaquismo materno y paterno en la salud de los hijos en los últimos 20 años y demuestra que la exposición prenatal al tabaco y la nicotina está asociada con una elevada incidencia de malformaciones en el feto así como obesidad, hiperactividad y trastornos de comportamiento. También aumenta el riesgo de aborto espontáneo en las primeras semanas de gestación.

Pese a que el tabaco está completamente contraindicado en cualquier momento de la gestación, el período más crítico se concentra durante el segundo y tercer trimestre, momento en que se produce el desarrollo neuronal del bebé. Estudios realizados en grupos de niños de 10 años demostraron que los pequeños cuyas madres fumaron durante este periodo gestacional presentaban irritabilidad, falta de atención y reducida respuesta a estímulos auditivos, así como retraso en el lenguaje en comparación con otros niños no expuestos al tabaco en su etapa prenatal. 

Otro efecto perjudicial es que su placenta es mucho mayor que la de las mujeres que no fuman, quizá para compensar la falta de oxígeno que llega al feto a causa del tabaco. Pero una placenta mayor tiene un riesgo mayor de sufrir desprendimiento prematuro, hemorragias o rotura prematura de la bolsa, lo que provocaría un parto prematuro. Incluso puede llevar a la muerte fetal o neonatal.

Ante esta situación, “las mujeres embarazadas y parejas en edad reproductiva deberían abstenerse del tabaquismo y de la exposición a la nicotina: los riesgos para la salud de los descendientes van más allá de los efectos a corto plazo del deterioro de la función placentaria”, aconseja el doctor Bellver, ginecólogo de IVI Valencia.
 

Consejos para dejar de fumar

Lo primero es que leas bien todos los efectos perjudiciales de fumar en el embarazo, seguro que así te cuesta un poco más encender el siguiente cigarrillo.

No obstante, es cierto que, a pesar de saber lo malo que es para el feto, a muchas mujeres les cuesta romper con este vicio, por lo que es buena idea que sigas estos consejos:

1. Escribe una lista con todo lo malo del tabaco en el embarazo (y en general para tu salud) y pégala en tu nevera o en otra parte que veas a menudo para no olvidarte.

2. Deshazte de todos los cigarrillos y mecheros que tengas en casa.

3. Evita todas aquellas situaciones y actividades que relaciones con fumar, así como a las personas que fuman. Si tu pareja fuma, pídele que lo deje también. Es bueno para él y para vuestro futuro hijo.

4. Busca actividades que te entretengan cuando te entren ganas de fumar, como mascar chicle, comer una manzana o un puñado de frutos secos, salir a pasear, hablar con alguien o hacer algún hobby.

5. Busca la ayuda de un médico o experto en medicina o psicología que te dé consejos y te ayude a controlar el síndrome de abstinencia. Existen libros para dejar de fumar que tienen bastante éxito.

6. Practica ejercicio físico con regularidad y realiza ejercicios de relajación para mantenerte tranquila y sin estrés.


Fuentes:

"The impact of cigarette smoking on the health of descendants" https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1586/eog.12.9

Centros para el control y la prevención de enfermedades, "Tabaquismo, embarazo y bebés" https://www.cdc.gov/tobacco/campaign/tips/spanish/enfermedades/tabaquismo-embarazo.html

 

Fecha de actualización: 27-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.