Cuándo ir a la matrona

Cuándo ir a la matrona
comparte

El papel de la matrona es fundamental durante el proceso del embarazo, el parto y el puerperio.

El ginecólogo es un médico, y como tal su función es la de hacer la vigilancia médica del embarazo y diagnosticar y aplicar el tratamiento en caso de enfermedades o patologías que puedan afectar a su buen desarrollo. La matrona, sin embargo, es la persona encargada del seguimiento regular del embarazo cuando todo va bien. Ella te informará sobre cuidados, alimentación, higiene, etc. durante el proceso gestacional y te ofrecerá además valiosos consejos sobre lactancia materna o la crianza del bebé tras el parto.

 

La matrona es una figura mucho más cercana que el obstetra para la mujer embarazada. A ella podrás hacerle todas aquellas preguntas que te asalten tanto sobre el desarrollo de tu embarazo y los cambios que experimentarás durante los nueve meses, como sobre todo lo relativo al parto o al cuidado posterior de tu hijo.

 

¿En qué consisten las citas con la matrona?

 

La primera sesión suele ser individual. No todas las mujeres tienen las mismas demandas, o los mismos temores y dudas. Incluso muchas de ellas necesitan intimidad y prefieren acudir sin sus parejas.

No te puedes perder ...

 

Después, si así lo desea la madre puede acudir a sesiones colectivas, con o sin su pareja.

 

Generalmente las visitas a la matrona se dividen en 3 grandes bloques. Suelen ser una combinación de clases teóricas y prácticas, en las que se tratan diferentes asuntos:

 

- El objetivo de estas primeras consultas es el de ofrecer a la embarazada información útil sobre el embarazo y sus cambios así como de los hábitos y rutinas más saludables para garantizar su bienestar y el del feto. Además la matrona responderá a las dudas y temores más frecuentes sobre el embarazo que pueda tener la mujer.

 

¿Cuándo ir? Se recomienda hacerlo antes de la semana 12. Lo ideal es, especialmente si eres primeriza, pedir cita con ella tras el primer chequeo con el ginecólogo tras la confirmación del embarazo. La mayoría de los centros de salud o maternidades cuentan con este servicio y está cubierto por la Seguridad Social. Los seguros privados, igualmente, disponen de matronas con las que se puede pedir consulta. Además también se imparten clases o cursos independientes de cuidados, preparación al parto, grupos de apoyo, etc. más específicos según el tipo de crianza que decidas llevar a cabo o el tema que más te interese (lactancia, crianza natural, parto humanizado, parto sin dolor, alternativas analgésicas naturales, etc.). Infórmate.
 

 

- El segundo periodo suele incluir el curso de preparación al parto, cuya finalidad es a través de clases teóricas y prácticas, eliminar los posibles temores al parto, conociendo lo que va a ocurrir y todo lo relacionado con ese proceso. Además se enseña a identificar el momento de acudir a la maternidad, cómo respirar y participar activamente en el parto, y todo lo relativo a la lactancia materna.

 

¿Cuándo ir? Las matronas aconsejan empezar con las clases prenatales antes de la semana 28, para contar con el tiempo suficiente antes de dar a luz.

 

- Las últimas visitas a la matrona se realizan tras haber parido. La reciente mamá podrá acudir con su recién nacido y la matrona se encargará de ayudarla a adquirir las habilidades necesarias para criar a su bebé. Asimismo estas visitas sirven para resolver dudas o problemas sobre el cuidado y la salud del bebé o la lactancia materna, prevenir la depresión posparto, inculcar la participación de la pareja en la crianza, recuperar el tono muscular del perineo y del abdomen, etc.

 

¿Cuándo ir? Después de dar a luz, durante el puerperio.

 

Recomendaciones en la visita a la matrona

 

Apunta en un cuadernito o en el móvil, todas aquellas preguntas y dudas que te hagas cada día o surjan en cualquier momento. Cuando tengas cita con la matrona trasládaselas. Así, cuando llegues allí, no se te olvidará nada.

 

No tengas reparo ni pudor en consultarle todo aquello que te inquiete o te preocupe. El miedo a lo desconocido siempre es mucho mayor que el dolor real.

 

Si no quedas satisfecha con la visita a la matrona no dudes en pedir una segunda opinión o pedir cita con otra matrona.


Te puede interesar:
De las primeras preguntas que se hace una primeriza es "¿cómo saber mi fecha de parto?". La respuesta es sencilla, la fecha probable de parto se calcula sumando 280 días al primer día de la última menstruación que tuvo la mujer.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>