• Buscar

Consecuencias del síndrome HELLP

Consecuencias del síndrome HELLP

El síndrome HELLP es un grupo de síntomas que se presentan en las mujeres embarazadas que padecen a la vez hemólisis, enzimas hepáticas elevadas y nivel bajo de plaquetas. Es una condición muy grave que pone en riesgo la vida de la madre y del feto.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el síndrome HELLP?

El nombre de esta enfermedad proviene de las siglas en inglés de los tres síntomas o condiciones que forman este síndrome:

H de “hemolysis” o hemólisis: descomposición de los glóbulos rojos. El eritrocito carece de núcleo y orgánulos, por lo que no puede repararse y muere cuando se “desgasta”.

EL de "elevated liver enzyme”: enzimas hepáticas elevadas.

LP de "low platelet count": niveles de plaquetas bajo

Es más habitual en el tercer trimestre del embarazo (entre la semana 26 y 40 de gestación), aunque a veces se desarrolla en la semana posterior al parto. Es poco frecuente, se da en 1 o 2 de cada 1.000 embarazos.

Muchas veces se considera una variante de la preeclampsia ya que se desarrolla en hasta un 20% de mujeres que padecen esta patología.
 

¿Qué causa el síndrome HELLP?

No se sabe con seguridad qué provoca la aparición de este problema, aunque puede es más habitual en mujeres que presentan otras afecciones como el síndrome antifosfolípido, preeclampsia o eclampsia.

También se cree que se trata de un rechazo a la placenta por las propias defensas de la madre, quien crea naticuerpos contra los vasos sanguíneos de la placenta, que se trata de un problema en el desarrollo normal de la placenta o que falta alguna enzima del feto.

Además, existen una serie de factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer esta enfermedad:

- Tener más de 35 años en el momento del embarazo

- Padecer  obesidad

- Antecedentes de preeclampsia

- Antecedentes de diabetes o enfermedad renal

- Antecedentes de embarazos múltiples

- Antecedentes de presión arterial alta
 

Síntomas del síndrome HELLP

- Fatiga

- Malestar general

- Retención de líquidos y aumento de peso en exceso

- Cefalea

- Náuseas y vómitos que no mejoran

- Dolor en el cuadrante superior derecho o en la parte media del abdomen

- Visión borrosa

- Sangrado nasal u otro sangrado que no cesa

- Convulsiones (poco frecuente)

- Dolor en el hombro al respirar fuerte

- Sensación de hinchazón

- Ictericia

Articulo relacionado: Síndrome de Pierre Robin

- Acumulación de líquido en la cavidad abdominal (ascitis)

- Escasa emisión de orina o emisión de orina oscura
 

Diagnóstico y tratamiento del síndrome HELLP

Este síndrome no siempre es fácil de diagnosticar ya que muchas veces se confunde con otras afecciones como gripe, colecistopatía, hepatitis, púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) o púrpura trombocitopénica trombótica.

Para confirmar el diagnóstico en médico realizará un examen físico para comprobar si existe sensibilidad abdominal, agrandamiento del hígado, edema en las piernas o presión arterial lata.

En los análisis de sangre se observa una anemia debida a la rotura de los glóbulos rojos, disminución en el número de plaquetas (≤ 100.000/μL) y alteración hepática con aumento de las transaminasas (GOT ≥ 70 UI/L).

Además, se realizarán una serie de pruebas de medicina para comprobar si las enzimas hepáticas están elevadas y las plaquetas bajas. También puede existir proteinuria (exceso de proteína en la orina) y deben medirse los productos de degradación de fibrina, que pueden verse elevados. Lo mismo ocurre con la enzima lactato deshidrogenasa, que es un marcador de hemólisis que también se eleva.

Por otra parte, la prueba positiva de dímero-D asociado a preeclampsia puede ser predictivo en pacientes con síndrome HELLP.

Es necesario comprobar también el estado del feto mediante una cardiotocografía en reposo y un ultrasonido.

El tratamiento principal es dar a luz al bebé lo más pronto posible, aunque aún sea prematuro., ya que esta enfermedad puede empeorar rápidamente causando graves problemas tanto a la madre como al bebé. Se puede realizar una cesárea o inducir el parto, según el profesional de ginecología considere mejor. Siempre que sea posible es mejor parto vaginal.

En caso de necesitar cesárea, es aconsejable que la incisión en el abdomen sea vertical, pues se asocia a menor riesgo de hemorragia y de infección.

En condiciones excepcionales se puede vigilar el embarazo durante algunos días más para dar más tiempo al feto a desarrollarse, ingresando a la madre en la Unidad de Cuidados Intensivos para una monitorización más precisa.

Si la edad gestacional es menor de 34 semanas y la madre y el feto se encuentran estables, se acelera la maduración de los pulmones fetales mediante la inyección de corticoides. El efecto de los corticoides se produce 48 horas después de la inyección, pero no se debe retrasar el parto más allá de 48 horas porque la enfermedad suele evolucionar hacia formas graves.

Además del parto, pueden ser necesarios otros tratamientos según sea el estado de salud de la madre, como una transfusión sanguínea, medicamentos para la tensión arterial, infusión de sulfato de magnesio para evitar las convulsiones… Cuando el recuento de plaquetas es muy bajo se debe también transfundir plaquetas para prevenir hemorragias durante el parto.

Y se debe vigilar al neonato para comprobar que no surgen complicaciones.

Tras el parto es normal que los valores de laboratorio empeoren para comenzar a mejorar a partir del 4º día de puerperio si no surgen complicaciones.
 

Consecuencias del síndrome HELLP

Si se diagnostica y trata a tiempo el pronóstico es bueno. Sin embargo, un 25% de mujeres puede presentar complicaciones serias, incluso morir si no se trata.

La tasa de mortalidad entre bebés nacidos de madres con síndrome HELLP depende del la edad gestacional, el peso al nacer y el desarrollo de los órganos del bebé. No es lo mismo nacer en la semana 26 que en la 36.

Entra las posibles complicaciones encontramos

- Coagulación intravascular diseminada (CID), un trastorno de coagulación que lleva a hemorragia

- Edema pulmonar

- Insuficiencia renal

- Insuficiencia y hemorragia del hígado

- Desprendimiento prematuro de placenta

- Convulsiones

- Accidente cerebrovascular

- Restricción del crecimiento fetal
 

¿Puedo volver a padecer el síndrome HELLP?

El síndrome HELLP puede presentarse de nuevo hasta en 1 de cada 4 embarazos futuros.

Las mujeres que han sufrido síndrome HELLP tienen un riesgo entre el 2 y el 6 por ciento de que repita en embarazos posteriores, aunque el riesgo de sufrir preeclampsia en otros embarazos es > 20 por ciento, e incluso mayor (> 50 por ciento) entre mujeres que desarrollaron el HELLP durante el segundo trimestre de la gestación.
 

¿Se puede prevenir el síndrome HELLP?

No hay manera de prevenir el síndrome HELLP, aunque se aconseja seguir una serie de recomendaciones:

- Estar en buena forma antes y durante el embarazo.

- Realizar todas las visitas y pruebas prenatales.

- Informar al médico de embarazos de riesgos anteriores y antecedentes de HELLP, preeclampsia o trastornos de la tensión.


Fuentes:

Parra- Ramírez, Pablo, & Beckles- Maxwell, Mario. (2005). Diagnóstico y Manejo Oportuno del Síndrome de HELLP. Acta Médica Costarricense, 47(1), 07-14. Retrieved October 15, 2021, from http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0001-60022005000100002&lng=en&tlng=es.

Sibai BM. Preeclampsia and hypertensive disorders.In: Landon MB, Galan HL, Jauniaux ERM, et al, eds. Gabbe's Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 38.

Fecha de actualización: 12-11-2021

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×