¿Cómo se hace el detartraje supragingival?

¿Cómo se hace el detartraje supragingival?
comparte

El detartraje es una técnica odontológica que sirve para eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulados en las encías para evitar o tratar enfermedades como la gingivitis.

La placa y el sarro que se acumulan en los dientes después de las comidas proporcionan un entorno amable para las bacterias, que pueden causar enfermedades y problemas bucales como la gingivitis o la periodontitis.


Estas enfermedades causan síntomas como mal aliento, enrojecimiento e inflamación de las encías, sangrado, escozor o dolor.


Para tratar este tipo de enfermedades lo mejor es recurrir al detartraje de los dientes. Esta técnica consiste en la eliminación del sarro dental de la superficie del diente. Se remueve de manera mecánica los depósitos calcáreos (la placa dental bacteriana calcificada) o sarros que se almacenan alrededor del cuello de los dientes.


Se realiza sin anestesia y no es doloroso, aunque si la enfermedad está muy avanzada sí que puede ser necesario aplicar anestesia local para adormecer el área y que resulte menos molesto.


Además, los odontólogos recomiendan hacerlo una vez al año para asegurar la salud bucal y evitar enfermedades estas enfermedades.


¿Se puede realizar esta técnica en el embarazo?

La evolución del útero durante el embarazo

La evolución del útero durante el embarazo

En ocasiones es difícil entender cómo un bebé puede encontrar espacio suficiente para crecer en un lugar tan pequeño como el útero de una mujer. Sin embargo en esto del embarazo has de saber que no todo es cuestión de espacio, sino de elasticidad. El vientre de la madre es un maravilloso y complejo sistema de soporte de vida, diseñado para albergar, en la mayoría de las ocasiones, un feto, en otras dos y a veces incluso tres o más. Pero ¿sabes cómo se transforma el hogar de tu bebé a lo largo del embarazo?


Durante la gestación, las encías se vuelven más sensibles y sangrantes y la saliva puede variar el pH, favoreciendo la aparición de caries o gingivitis.


Por eso, durante estos meses es esencial que cuides tu salud bucal, te cepilles los dientes después de cada comida y cuides tus encías. Además, debes acudir al odontólogo ante el mínimo síntoma de gingivitis o enfermedad periodental para tratarlo cuanto antes.


Y es que el dentista no está vetado durante la gestación, aunque sí hay que tener cuidado con ciertas técnicas y avisar siempre del estado de embarazo. Por ejemplo, durante las primeras ochos semanas debe reducirse al mínimo cualquier intervención y no exponerse a ningún tipo de medicación u operación que no sea urgente.


Durante el tercer trimestre también deben evitarse los procedimientos no urgentes para evitar un parto prematuro. Así, lo mejor es realizar los tratamientos dentales en el segundo trimestre.


En cuanto a qué se puede realizar y qué no, conviene evitar las cirugías completas, los implantes y el blanqueamiento. Pero se pueden llevar a cabo sin problemas los empastes, las limpiezas de boca, la colocación de prótesis y el detartraje o raspado radicular ya que no requiere hacer radiografías previas, usar medicación peligrosa ni anestesia. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×