×
  • Buscar
Publicidad

Comer frutos secos en el embarazo puede impulsar el desarrollo del cerebro fetal

Comer frutos secos en el embarazo puede impulsar el desarrollo del cerebro fetal

Un nuevo estudio desarrollado en España revela que los niños cuyas madres han comido frutos secos en el embarazo destacan en todas las áreas cognitivas, por lo que, si estás embarazada, no dudes en consumir un puñado de frutos secos a diario.

Publicidad

No te puedes perder ...

¿Por qué yoga durante el embarazo?

¿Por qué yoga durante el embarazo?

Practicar yoga durante el embarazo puede ser una preparación muy útil para dar a luz, gracias al conocimiento de diferentes técnicas específicas para ayudar en la respiración y en las contracciones durante el parto. Asimismo, el yoga te ofrece la oportunidad de hacerte consciente del bebé y de los cambios que se producen en tu cuerpo durante la gestación

Y tambien:

La alimentación durante el embarazo es muy importante no solo para asegurar la salud general de la madre y del feto, o para conseguir que el bebé engorde adecuadamente, sino también para mejorar el desarrollo del feto en todos los niveles, incluido el intelectual.

Por eso, desde hace unos años se han llevado a cabo muchos estudios que explican qué alimentos son más recomendables durante el embarazo para asegurar el correcto desarrollo del feto y evitar ciertos problemas. Por ejemplo, se sabe que es importante consumir ácido fólico desde los meses previos a la concepción para evitar los defectos del tubo neural, como espina bífida o anencefalia. También es conveniente incluir en la dieta de la madre nutrientes como los omega 3 y 6 que ayudan al correcto desarrollo cerebral y de la vista.

Por eso, este nuevo estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), publicado en el European Journal of Epidemiology, es tan importante ya que afirma que comer frutos secos durante el primer trimestre del embarazo puede aumentar la inteligencia de tu bebé.

El estudio español incluyó a más de 2.200 parejas madre / hijo inscritas en el proyecto INMA. Los cuestionarios rastrearon el consumo de nueces de estas madres de Asturias, Guipúzcoa, Sabadell y Valencia durante su primer y tercer trimestre. Nueces, almendras, cacahuetes, piñones y avellanas fueron los frutos secos específicos ingeridas.

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria recomienda un consumo semanal promedio de frutos secos de entre tres y siete porciones de 30 g por semana. (Treinta gramos son aproximadamente 36 cacahuetes). Las mujeres en el estudio consumían menos de esa cantidad, con un promedio semanal de poco menos de tres porciones. Dado el hallazgo del estudio, dice la investigadora y primera autora de ISGlobal, Florence Gignac, "esto nos hace pensar que si las madres consumieran el promedio semanal recomendado, los beneficios podrían ser mucho mayores".

Los niños en el estudio recibieron cuestionarios a las edades de 1,5, 5 y 8 años para evaluar sus habilidades cognitivas. Los niños cuyas madres habían comido frutos secos en su primer trimestre obtuvieron puntajes altos en las tres áreas evaluadas: función cognitiva, capacidad de atención y memoria de trabajo. No se encontró un efecto similar para los niños del consumo final de frutos secos del trimestre.

Impacto temprano

Los resultados sugieren que los frutos secos hacen su contribución positiva al desarrollo cognitivo principalmente durante las primeras semanas de embarazo de las madres. El autor del segundo estudio, Jordi Júlvez Calvo, dice: "Si bien nuestro estudio no explica las causas de la diferencia entre el primer y el tercer trimestre, la literatura científica especula que el ritmo del desarrollo fetal varía durante el embarazo y que hay períodos en que el desarrollo es particularmente sensible a la dieta materna ".

Dejando de lado el tiempo, el hallazgo es una prueba más de la nutrición de la madre como un factor importante en el desarrollo fetal, con beneficios a largo plazo. "Creemos", dice Gignac, "que los efectos beneficiosos observados podrían deberse al hecho de que los frutos secos proporcionan altos niveles de ácido fólico y, en particular, ácidos grasos esenciales como omega-3 y omega-6. Estos componentes se acumulan en el tejido neural, particularmente en las áreas frontales del cerebro, que influyen en la memoria y las funciones ejecutivas".

Júlvez advierte que, por supuesto, este es solo un estudio, y que las futuras madres deben tener precaución al diseñar su dieta durante el embarazo en función de su hallazgo. "En cualquier caso", dice, "como este es el primer estudio que explora este efecto, debemos tratar los hallazgos con precaución y trabajar para reproducirlos en el futuro con más estudios de cohortes y ensayos controlados aleatorios".

No obstante, es importante que cuides tu alimentación desde el momento en que sepas que estás embarazada, incluso desde antes si estás buscando el embarazo, ya que una alimentación adecuada ayuda a la concepción y, como hemos visto, al desarrollo del feto. Debes evitar las grasas saturadas y los azúcares y apostar por alimentos ricos en nutrientes como las frutas, las verduras, los cereales integrales, el pescado blanco, los frutos secos o las legumbres.

Nutrientes como el hierro, el yodo, el zinc, el ácido fólico, la vitamina C o la vitamina D son muy importantes para el desarrollo del feto, así que procura consumir alimentos que los contengan y, si tu médico lo considera necesario, tomar suplementos vitamínicos durante estos meses.


Te puede interesar:

El color de ojos de un bebé depende de la información genética que le transmiten sus padres. Además, hay que tener en cuenta que el color marrón es dominante sobre el verde o el azul y que el color definitivo en los ojos del bebé no se puede saber hasta pasado unos meses.


Fuente:

Gignac F, Romaguera D, Fernández-Barrés S, Phillipat C, Garcia-Esteban R, López-Vicente M, Vioque J, Fernández-Somoano A, Tardón A, Iñiguez C, Lopez-Espinosa MJ, García de la Hera M, Amiano P, Ibarluzea J, Guxens M, Sunyer J, Julvez J. Maternal nut intake in pregnancy and child neuropsychological development up to 8 years old: A population-based cohort study in Spain. European Journal of Epidemiology (EJEP). May 2019. https://doi.org/10.1007/s10654-019-00521-6

Fecha de actualización: 16-01-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad