×
  • Buscar
Publicidad

Beneficios de los frutos secos en el embarazo

Beneficios de los frutos secos en el embarazo

Los frutos secos, en cantidad moderada, son muy beneficiosos durante la gestación gracias a su aporte de fibra, grasas insaturadas, minerales o vitaminas.

Publicidad

Indice

 

Los frutos secos en el embarazo

Almendras, avellanas, nueces, cacahuetes o maní, pistachos… son muchos los frutos secos que se pueden encontrar en el mercado.

Es un tipo de alimento muy saludable debido a su gran capacidad energética y su contenido alto en grasas insaturadas, muy saludables para la salud cardiovascular.

Los frutos secos son básicos en una dieta sana y equilibrada, por lo que son muy recomendables durante la gestación. Eso sí, no se debe tomar más de un puñado al día y siempre hay que elegir aquellos que no contengan sal, es decir, los naturales o tostados. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria recomienda un consumo semanal promedio de frutos secos de entre tres y siete porciones de 30 g por semana.

No te puedes perder ...

La importancia del agua en el embarazo

La importancia del agua en el embarazo

Las recomendaciones que hacen los médicos acerca de la necesidad de la toma constante de líquidos durante el embarazo van más allá de la función de hidratación del organismo. Así, el agua se convierte en el compañero ideal de las futuras mamás, aportándoles diversos beneficios… ¡Conócelos!<

Y tambien:

 

¿Qué aportan los frutos secos?

- Son ricos en grasas moninsaturadas, las más saludables, que evitan el colesterol y protegen de las enfermedades cardiovasculares.

- Tienen una importante cantidad de fibra, lo que reduce el riesgo de padecer estreñimiento, muy habitual en el embarazo.

- Aportan minerales como el calcio, hierro, potasio, manganeso, magnesio, cobre, fósforo, selenio y zinc.

- Contienen vitamina E que es antioxidante.

- Sus proteínas son de origen vegetal, ricos en arginina, un aminoácido esencial.

- Aportan ácidos grasos esenciales como omega 3 y omega 6.

- Aportan niveles considerables de yodo y ácido fólico, esenciales en las primeras semanas de gestación para el desarrollo del cerebro, el sistema nervioso y el cierre del tubo neural.

- Pueden ayudarnos a evitar molestias propias del embarazo. Por ejemplo, las almendras ayudan a mantener a raya la acidez, o las nueces, que nos ayudan a tener un mejor descanso.

- Algunos estudios afirman que consumir frutos secos durante el embarazo, reduce las posibilidades de que el niño sea alérgico o desarrolle asma.

- Aumenta la inteligencia de los niños. Según un estudio, los niños cuyas madres habían comido frutos secos en su primer trimestre obtuvieron puntajes altos en las tres áreas evaluadas: función cognitiva, capacidad de atención y memoria de trabajo. Los efectos beneficiosos observados podrían deberse al hecho de que los frutos secos proporcionan altos niveles de ácido fólico y, en particular, ácidos grasos esenciales como omega-3 y omega-6. Estos componentes se acumulan en el tejido neural, particularmente en las áreas frontales del cerebro, que influyen en la memoria y las funciones ejecutivas.


Fuentes:

Gignac F, Romaguera D, Fernández-Barrés S, Phillipat C, Garcia-Esteban R, López-Vicente M, Vioque J, Fernández-Somoano A, Tardón A, Iñiguez C, Lopez-Espinosa MJ, García de la Hera M, Amiano P, Ibarluzea J, Guxens M, Sunyer J, Julvez J. Maternal nut intake in pregnancy and child neuropsychological development up to 8 years old: A population-based cohort study in Spain. European Journal of Epidemiology (EJEP). May 2019. https://doi.org/10.1007/s10654-019-00521-6

Fecha de actualización: 21-01-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.