×
  • Buscar
Publicidad

Frutos secos para niños, ¿son peligrosos?

Frutos secos para niños, ¿son peligrosos?

Los frutos secos aportan mucha energía y son ricos en proteínas, vitaminas del grupo B o minerales como el fósforo y el hierro, pero pueden ser peligrosos para niños pequeños y también son bastante alergénicos, por eso no se recomiendan a menores de 4 años.

Publicidad

Indice

 

¿Cuándo pueden los niños empezar a comer frutos secos?

A partir de los 2 años puedes darle frutos secos a tu hijo, pero tienes que tener cuidado y dárselos triturados y molidos ya que existe un riesgo muy real de atragantamiento. Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, entre el 70 y el 80% de atragantamientos de niños en España se producen a causa de la ingesta de frutos secos. Además del riesgo de asfixia, los trozos aspirados pueden ir al pulmón, lesionándolo. Las cáscaras de pipas, si se tragan, pueden causar apendicitis, y los trocitos pueden llegar al pulmón causando serios daños.

Por eso, se aconseja no dar frutos secos hasta los 4 años, y pipas, hasta los 5. Asimismo, existe otro problema con los frutos secos, y es que son muy alergénicos. Pueden desencadenar reacciones cutáneas y respiratorias (urticaria, angioedema, asma, rinitis, conjuntivitis, reacciones de anafilaxia). Los frutos secos más alergénicos son los pistachos, los cacahuetes y las nueces.

No te puedes perder ...

Protege los ojos de tu bebé del sol

Protege los ojos de tu bebé del sol

El uso de las gafas de sol es recomendable durante todo el año, aunque es en verano cuando resulta imprescindible debido a que son mayores las radiaciones ultravioletas. Además, las patologías oculares aumentan un 20% en esta época del año, ya que la luminosidad y la exposición al sol son mayores y constituyen los principales factores que pueden dañar los ojos.

Y tambien:

Una vez que el niño sea mayor, los frutos secos son muy beneficiosos pero siempre con un consumo moderado ya que tienen un alto contenido en proteínas y sal que pueden producir sobrepeso. También son ricos en gasas insaturadas, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B, fósforo, potasio y hierro.

 

¿Qué hacer si se atraganta?

Si a pesar de todos los cuidados te despistas y el niño se traga un fruto seco, si empieza a toser, a respirar mal, su cara y labios se ponen de color morado, llévalo corriendo a Urgencias porque se ha atragantado.

Mientras, colócate detrás del niño para ponerlo de pie e inclinado, con la cabeza más baja que el resto del cuerpo, y con una mano que pase por debajo de la axila sujetándole el pecho. Con la otra mano dale hasta cinco golpes entre los omoplatos, observando si después de cada uno de los golpes el niño expulsa el cuerpo extraño. Si no se produce dicha expulsión, inicia la maniobra de Heimlich.

Para realizar esta maniobra has de colocarte detrás del niño y rodearle la cintura con los brazos. Cierra una mano y coloca el nudillo del pulgar por encima del ombligo, a la altura de la boca del estómago, entre el ombligo y el tórax.

Coge el puño con la otra mano y realiza una fuerte presión hacia adentro y hacia arriba, lo que provocará un aumento de presión en el tórax. Esta presión obligará al aire que queda dentro de los pulmones a salir, arrastrando el cuerpo extraño.


Fecha de actualización: 22-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.