Cirugía y anestesia en el embarazo

Cirugía y anestesia en el embarazo
comparte

Nueves meses es un periodo de tiempo lo suficientemente largo como para pueda ser necesario que requieras una intervención quirúrgica. Normalmente, a las embarazadas, cualquier operación se les pospone hasta después del parto, pero en ocasiones esta opción no es posible si se trata de una cirugía de urgencia.

No te puedes perder ...

Apneas en el embarazo

Apneas en el embarazo

Durante la gestación es frecuente desarrollar diferentes problemas del sueño. Uno de ellos son las apneas, es decir, interrupciones de la respiración que duran unos segundos. Este síndrome puede llegar a causar graves complicaciones en el embarazo, por lo que debe ser consultado con el médico inmediatamente.

En este caso, una de las mayores preocupaciones para los médicos será intervenir afectando lo menos posible al feto. 

 

En primer lugar, hay que tener cuidado con la anestesia. El efecto de los anestésicos se multiplica por lo que hay que reducir la cantidad administrada en un 30% aproximadamente. Es mejor la anestesia local que la general. Las benzodiacepinas se consideran seguras a dosis médicas, mientras que el óxido nitroso no ha mostrado poder teratogénico a dosis habituales pero sí a dosis mayores sobre animales, por lo que se recomienda evitarlo en los dos primeros trimestres para no producir alteraciones en el ADN del feto.

 

Además, hay ciertos tipos de cirugías que son muy peligrosos, con lo que deben evitarse:

 

- La cirugía abdominal y pélvica por riesgo de parto prematuro o aborto (según las semanas de gestación).

 

- Los fenómenos de hipertensión/hipotensión perioperatorios tienen efecto directo sobre el flujo uterino.

 

Si la intervención es totalmente necesaria, es mejor siempre en el segundo trimestre, ya que en el primero aumentan las posibilidades de aborto o de afectar al desarrollo del feto; y en el tercero de provocar un parto prematuro. Y siempre, se realizará la intervención monitorizando al feto para controlar sus funciones vitales y vigilar que no le ocurra nada durante la intervención o poder actuar si algo pasara.

 


Te puede interesar:
La fecha de embarazo es un dato importante para poder realizar el seguimiento correcto de la gestación y averiguar la fecha prevista del nacimiento del bebé.


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 29-07-2011

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>