×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué siente el feto cuando la madre se baña?

¿Qué siente el feto cuando la madre se baña?

Aunque no siempre lo pensemos, los bebés empiezan a sentir y a interactuar con el exterior aún cuando están en el vientre de la madre. Las pataditas y sus pequeños movimientos son su forma de decirnos que están ahí respondiendo a nuestras acciones. Aunque es complicado de saber por razones obvias, el feto no siente lo mismo si la madre está estresada, si está comiendo, si está cansada, pero ¿qué siente cuando la madre se baña?

Publicidad

Índice

 

¿Qué siente el feto en el vientre materno?

El feto que está en el útero de la madre no es pasivo a lo que sucede a su alrededor, al fin y al cabo, al encontrarse dentro de la madre oye distintos ruidos, siente variedad de movimientos… vive el día a día desde su perspectiva.

En este momento, el feto ya experimenta sensaciones que podríamos calificar como agradables o desagradables para él. Por ejemplo, si la madre tiene mucho estrés o no se encuentra bien, el feto tampoco se sentirá bien.

En cambio, hay algunas cosas que forman parte de la rutina de la madre y que el feto siente y le parecen muy agradables:

- Los sabores: cuando el feto cumple 13 semanas de gestación empieza a probar distintos sabores. Durante el embarazo el feto traga líquido amniótioco que adquiere el sabor de lo que la madre come. Algunos sabores son más suaves y casi imperceptibles para el bebé, pero en cambio los que son más fuertes o más dulces les gustan más.

Comer una amplia gama de alimentos sabrosos y saludables es lo mejor para asegurarse de estar criando a un buen comensal.

- La felicidad y la emoción de mamá: tu feto siente tu estado de ánimo por eso es tan importante controlar los niveles de estrés durante el embarazo. Los altos niveles de estrés pueden aumentar las posibilidades de complicaciones como la muerte fetal, el bajo peso del bebé y el parto prematuro. Pero los efectos del estado de ánimo también funcionan a la inversa. Cuando la madre está triste, el bebé nonato está triste, y cuando está feliz, el bebé también está feliz. Al igual que un bebé puede sentir las hormonas del estrés, como el cortisol, también puede sentir las hormonas de la felicidad. Cuando las personas se sienten felices, liberan hormonas como endorfinas, dopamina y serotonina.

- La voz de la madre: a medida que el bebé se desarrolla va siendo más consciente de los sonidos. El sonido que más veces oye y el que siente más cercano es la voz de la madre, y si el tono es suave hará que el bebé esté relajado. Alrededor de las 25-26 semanas de gestación, el bebé responderá a los ruidos que escucha fuera del útero. La voz de mamá es la más clara debido a la vibración que viaja hacia el bebé desde el interior de su cuerpo.

- Caricias en el estómago: a las ocho semanas de gestación, el bebé ha comenzado a desarrollar receptores táctiles. Será más tarde en el embarazo cuando esté lo suficientemente desarrollado cuando se empiecen a sentir las patadas desde fuera del útero, pero cuando esto ocurra alrededor de las 20 semanas, disfrutará de que acaricien la barriga.

- Música: estimula los sentidos y el desarrollo del cerebro, puede producir serotonina y endorfinas en la madre que se transfieren al bebé. Además, reproducir la misma música después del parto puede ser útil para establecer rutinas de sueño saludables para el bebé.

- Ejercicio: los bebés disfrutan del cambio en el nivel de actividad de la madre. Obviamente, cualquier ejercicio debe ser apropiado, seguro y aprobado por un médico, pero los beneficios pueden ser duraderos para el bebé. La cantidad ideal sugerida de ejercicio para una madre embarazada es de aproximadamente 150 minutos por semana.

- El descanso: a los bebés les encanta que descanses ya que es su momento de juego. La ausencia de movimiento les permite libertad de movimiento. Además, otras actividades relajantes como la meditación o un baño tienen beneficios para el feto.
 

¿Es peligroso que una mujer embarazada se bañe?

No te puedes perder ...

Día de la Madre, ¿Conoces su origen?

Día de la Madre, ¿Conoces su origen?

¿Conoces su origen? Esta fiesta, tan comercializada en los últimos años, hunde sus raíces en las celebraciones dedicadas a las diosas en la antigua Grecia; pero su difusión internacional vino de la mano de una joven estadounidense que quiso homenajear a su madre fallecida y con ello a todas las mujeres que se dedican en cuerpo y alma a cuidar de sus hijos. Sin embargo, la mayoría de países tienen fechas diferentes para conmemorar este día. ¿Sabes por qué?

Y tambien:


Entre las actividades relajantes que puede hacer una mujer está la de darse un baño. El agua tibia relaja los músculos y ayuda a poner la mente en blanco, pero ¿es peligroso que una embarazada se bañe?

Bañarse es totalmente seguro, siempre y cuando se tengan en cuenta algunas precauciones.

Bañarse puede ayudar a que los músculos adoloridos se relajen y tiene un efecto calmante sobre los nervios. Sin embargo, si la temperatura de tu cuerpo aumenta demasiado, llevas la frase "bollo en el horno" a un extremo poco saludable, lo que aumenta el riesgo de complicaciones del embarazo y anormalidades del desarrollo en tu bebé.

Aquí está lo que necesitas saber:

- La clave principal para bañarse con seguridad es mantener la temperatura corporal por debajo de los 38° C. La temperatura corporal interna de una mujer embarazada sana es de alrededor 37.2° C. Lo ideal sería bañarse en agua tibia que tenga una temperatura segura, no superior a 37.7° C. Para controlar la temperatura exacta del agua, puedes comprar un termómetro que continuarás usando cuando llegue el bebé.

- Si comienzas a encontrarte muy acalorada toma una ducha fría para bajar la temperatura corporal. Los signos de sobrecalentamiento incluyen sensación de calor, sudoración y piel roja. Los signos más graves de sobrecalentamiento son mareos, náuseas, caídas o desmayos.

Después de romper aguas no te bañes por placer sin el consentimiento de un médico o matrona, ya que el saco amniótico está roto y tu bebé está desprotegido. Esto aumentaría el riesgo de infección para ti y el bebé.

- También es mejor olvidarse de la espuma, bombas de baño y aceites especiales para el baño por el momento. Sumergirse con estos productos puede provocar una infección por hongos debido a la forma en que pueden alterar el equilibrio ácido de la vagina. Además del hecho de que las infecciones por hongos no son agradables, no todos los medicamentos que tratan las infecciones por hongos son seguros durante el embarazo.

No necesitas mucha espuma ni cosas perfumadas para encontrar tranquilidad. Encender una vela y poner música suave puede brindar la misma paz.
 

¿Qué le sucede al feto cuando la madre se baña?


El bebé disfruta de las actividades que crean vínculo entre él y la madre como la meditación, el yoga prenatal, bailar, leer… Todas estas actividades promueven el bienestar general de la madre y también el del bebé.

Un baño caliente siguiendo las medidas de seguridad puede ser muy relajante para el bebé.

El feto puede sentir un cambio externo de temperatura cuando es lo suficientemente grande como para presionarse contra la piel del vientre de la madre.

Si el agua de la bañera está más bien fría, el feto no sentirá mucho cambio, pero disfrutará de la sensación de relajación que fluye a través del cuerpo de la madre como resultado del baño.

Además, puede que sientas al bebé moviéndose en función del ruido del agua. Si viertes agua directamente sobre el vientre es probable que el bebé reaccione a la sensación y sonido como si fuera un juego para él.


Fuentes:

Healthline

Baby Centre UK

Fecha de actualización: 15-08-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.