Estoy embarazada y lloro mucho

Estoy embarazada y lloro mucho
comparte

¿Te has quedado embarazada y no dejas de llorar? ¿Estás incómoda porque pase lo que pase acabas soltando alguna lagrimilla? ¿Te sientes culpable por si tu bebé lo nota?

A muchas mujeres embarazadas les pasa. Todos los cambios que se atraviesan durante el embarazo dejan huella en ellas provocando, en muchas ocasiones, que se llore por todo. Pero la salud emocional de la mamá podría repercutir en el desarrollo del bebé, o así lo demostraron en un estudio. Algunos investigadores de la Universidad de California-Irvine aseguraron que “cuando la madre está triste, deprimida o vive una experiencia emocional muy fuerte, se modifica la actividad neuronal de su cerebro generando cambios químicos que llegan al bebé a través del torrente sanguíneo”.

 

Los investigadores llegaron a esta conclusión tras analizar a varias madres que sufrieron depresión antes y después del embarazo, y al nacer se hizo lo mismo con sus bebés.  Estos declararon que “los fetos humanos son participantes activos en su propio desarrollo y están recolectando información para sus propias vidas después de nacer. Se están preparando para el resto de ellas basándose en mensajes o señales que la madre les provee”. Pero lo que más les sorprendió, tal y como ellos mismos afirman, fue comprobar que los bebés podían sentir precisamente eso, el estado psicológico de la madre.

 

Y claro que llorar en sí no es malo, ya que además de actuar como un calmante natural es un acto muy beneficioso que nos ayuda a liberar nuestras emociones, a sentirnos mejor y a comunicarnos con los demás y, además, el llanto se define como la respuesta psicológica a una determinada emoción y, por ese mismo motivo es bastante difícil de controlar. El problema está en que, si ese llanto o tristeza persiste o dura más de siete días seguidos, la cosa podría complicarse ya que es posible que la mamá esté ocultando algún tipo de problema emocional, como depresión o ansiedad, que sí requiere atención realmente o estar estresada por alguna circunstancia.

 

¿Cómo evitar llorar en el embarazo por estrés?

 

- El ejercicio físico durante el embarazo reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés) y eleva los de serotonina (hormona de la felicidad).

 

- Vigilar lo que se come en el embarazo adoptando una dieta saludable (más frutas y verduras), que incluya también alimentos ricos en omega 3.

 

- Mantener horarios regulares de sueño para dormir bien.

 

Y aunque está claro que en la mayoría de las ocasiones las lágrimas pueden deberse a muchísimas emociones: podemos llorar de pena, llorar por frustración o por temor, también se puede llorar de felicidad, ¿no? Cuando la futura mamá ríe produce endorfinas que pasan al bebé a través de la placenta produciéndole sentimientos de felicidad y bienestar.

 

Una de las hormonas que generalmente se asocia con estados de ánimo positivos son las endorfinas. Cuando nuestro nivel de endorfina es alto, solemos vivir la vida con total plenitud. De hecho, la relación entre las endorfinas y el "buen rollo" que provocan se debe a que estas hormonas son neurotransmisores opiáceos, es decir, que su efecto es similar al del opio, la droga que se puede obtener a partir de la amapola, y también está relacionada con la morfina y la heroína. Estos neurotransmisores se generan cuando practicamos sexo, realizamos ejercicio y comemos chocolate o comida picante.

 

Y, por supuesto, recordemos que siempre hay soluciones para acabar con el continuo llanto y proteger a nuestro bebé en la medida de lo posible:

 

No nos culpabilicemos. Los cambios de humor son algo pasajero y puede llegar a ser muy bueno si lo escuchamos y no lo reprimimos.

 

Hay que respirar. Inhalar profundamente por la nariz y exhalar por la boca nos ayuda a concentrarnos en la respiración mirando a un punto fijo.

 

Paseemos. Andar no solo mejorará nuestra salud física, sino que hará que liberemos estrés y produzcamos endorfinas, las hormonas responsables de nuestra sensación de bienestar.

 

Hagamos muchas cosas. Lavar los platos, hacer algún bizcocho o leer algún libro es muy recomendable, pues recordemos que cualquier trabajo manual hace que nos concentremos en él y liberemos nuestra mente de preocupaciones.

 

- Y, por último, ¡a cotillear! Hay autores que defienden que el cotilleo puede ser beneficioso para la salud. Robin Dunbar, por ejemplo, un profesor de Psicología Evolutiva de la Universidad de Oxford afirma que la “red social tiene un efecto enorme en la felicidad y el bienestar”, y “cotillear es simplemente charlar con la gente y estar al día con el mundo en el que se vive”.

 

Asimismo, otros estudios, en concreto uno realizado por investigadores de la Universidad de California ha demostrado que chismorrear nos hace sentir mejor, reduce nuestro nivel de frustración, ayuda a mantener el orden social y disminuye el estrés.

 

Fuente: http://news.berkeley.edu/2012/01/17/gossip/


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar