Tu segundo mes de embarazo

Tu segundo mes de embarazo
comparte

En la 5ª semana de embarazo los cambios en tu cuerpo continúan. Las náuseas, aunque pueden aparecer en cualquier momento de la gestación, suelen hacer su entrada triunfal a partir del segundo mes.

Te sorprenderá comprobar cómo algunos de tus alimentos favoritos ahora te dan arcadas con tan sólo pensar en ellos pero, tranquila, generalmente las incómodas náuseas de las mañanas desaparecen al llegar al segundo trimestre. Hasta que esto ocurra, para intentar evitarlas lo mejor es fraccionar tus comidas y tomar mucha fibra (pan, fruta, legumbres…). Además, esta fibra te ayuda a regular tu tránsito intestinal; bebe dos litros de agua y anda a buen ritmo para evitar el estreñimiento.

 

Si cualquier pequeño detalle te llena de felicidad o, por el contrario, una sencilla frase de tu pareja hace que te pongas a llorar… ¡tranquila! es simplemente otro de los síntomas del segundo mes y se da en la mayoría de las mujeres: hipersensibilidad e irracionalidad. Habla con tu pareja (probablemente sea quien más tenga que soportar un llanto repentino o un grito fuera de lugar…) e intenta hacerle comprender que no eres tú; son tus hormonas y dentro de unos mesecitos de nada, volverás a ser la misma de siempre.

 

Al finalizar este mes, el feto mide unos 3 cm y pesa 3 gramos. A pesar de ser tan chiquitito, la mayoría de sus órganos ya están prácticamente formados, la cabeza todavía es muy larga en proporción con el resto del cuerpo, el futuro bebé se mueve y podemos escuchar sus latidos a través de una ecografía con resonancia de ultrasonidos.

Tu sexto mes de embarazo

Tu sexto mes de embarazo

Éste puede que sea el último “buen” mes de tu embarazo, así que disfrútalo al máximo y reposa siempre que puedas para entrar en la recta final con toda la energía y… ¡las pilas cargadas!

 

Ecografías: La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda que en el embarazo normal se realicen 3 ecografías. La primera en el primer trimestre, entre las 8 y las 12 semanas. Sirve fundamentalmente para conocer si la gestación está correctamente situada en el interior del útero; para evaluar si evoluciona de forma satisfactoria y para datar con exactitud el tiempo del embarazo. Así se consigue hacer un cálculo bastante aproximado de la edad del embrión, lo que puede ser de gran ayuda en fases posteriores del embarazo.

 

 


Fuente: Dr. Ramón Usandizaga, obstetra. 

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar