×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo empezar con las abdominales después del parto?

¿Cuándo empezar con las abdominales después del parto?

Después del parto toda mamá quiere que su cuerpo se vuelva a ver delgado, fuerte y tener una forma impecable, por lo que es importante que sepas cuándo es buen momento para empezar a hacer ejercicio. ¿Sabes cómo marcar el abdomen después del parto?

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Índice

Han pasado 9 meses de cambios muy importantes en tu vida que te van a dejar bastantes recuerdos y un nuevo integrante en tu familia, pero esto también ha hecho que tu cuerpo se vea diferente y quieres que regrese a como se veía antes del embarazo.

A veces estos cambios físicos van a hacer que te sientas desanimada por verte diferente, pero debes saber que todo por lo que pasaste es un proceso natural y la forma que tomaste es la mejor para que tu bebé pudiera nacer y desarrollarse plenamente.

Si tú eras de las personas que tenían una vida fitness muy activa antes de entrar al embarazo, pero durante esta tuviste que disminuir la intensidad por recomendación médica y ciertos cuidados de tu cuerpo, no te preocupes, pronto vas a recuperar el ritmo.
 

Una vida saludable


Muchas mujeres deciden cambiar su vida para bien y dirigirla hacia una vida plena y saludable al enterarse de que van a ser madres, puesto que tener un cuerpo con salud es la clave para tener un buen embarazo y para que el bebé nazca sin problemas.

Para tener un cuerpo saludable es necesario que una mujer tenga buenos hábitos como hacer ejercicio, comer bien y dormir bien, pues esto va a ayudar a que mantengas un estado óptimo para pasar por esta etapa.

A lo largo del embarazo es necesario que te sigas cuidando de esta forma, aunque seguramente vas a tener que adaptarte de cierta manera por los cambios que hay durante la gestación.

Algunos de estos cambios pueden darse en la manera en la que comes, puesto que algunos síntomas van a evitar que puedas comer las mismas cantidades a las que estabas acostumbrada.

La actividad física que realizas también va a tener que cambiar durante el embarazo, puesto que va a llegar una etapa en la que tengas que tener precaución para evitar algún accidente, por lo que vas a tener que bajar la intensidad o cambiar los movimientos que realizas en tu rutina de ejercicio.

El descanso va a ser una parte muy importante durante esta etapa, puesto que lo vas a necesitar para que tu cuerpo nunca se sienta agotado, además de que este es necesario cuando el parto se encuentra cercano.
 

¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio después del parto?


Si estuviste haciendo ejercicio durante tu embarazo va a ser más fácil que retomes este hábito después del parto, aunque tienes que empezar con progresiones y movimientos de poca intensidad para ir avanzando poco a poco.

Tu médico es el indicado para decirte cuándo empezar a hacer ejercicio después del parto, aunque probablemente te recomiende que no sea hasta la sexta semana, es decir, pasada la cuarentena.

Te aconsejamos que cuando empieces a hacer ejercicio no te aceleres y quieras agarrar el nivel que antes tenías, o hacer tanto ejercicio como sea necesario para retomar la figura que tenías antes del embarazo.

Este hábito no funciona de tal manera, por lo que debes comenzar de manera gradual ya que tu cuerpo se desacostumbró a ciertas capacidades físicas que tenías, por lo que una buena programación de entrenamiento te ayudará a recuperar la figura gradualmente.

El ejercicio aeróbico es el mejor para comenzar a bajar de peso después del embarazo, este es aquel que se puede realizar de manera constante durante más de media hora, por lo que te recomendamos algo tranquilo como salir a correr o ir a natación, aunque de todos modos tienes que empezar con poco tiempo y movimientos sin intensidad.

En cuanto a las abdominales, si tu parto fue vaginal puedes empezar a hacer abdominales a las 6 semanas de embarazo, siempre de manera progresiva y parando si notas dolor o molestias. Si tu parto fue mediante cesárea es posible que no puedas hacer abdominales hasta 6 meses después, aunque será el médico quien te indique cuándo puedes empezar.

Empieza por 6 u 8 repeticiones de cada ejercicio durante unos 10 minutos al menos 4 veces a la semana. Hay diversas formas de hacer abdominales, combínalas para trabajar todos los músculos de la zona. También puedes hacer abdominales hipopresivos, los mejores para recuperar la figura.

Los ejercicios hipopresivos se basan en una postura de partida y un movimiento. La postura puede ser de pie, apoyadas hacia delante o sentadas, manteniendo la columna estirada, pero siempre llevando la barbilla hacia fuera como intentando sacar el mentón o la papada. El movimiento consiste en normalizar la respiración, inspirando y espirando varias veces de manera totalmente relajada. Después, se soltará todo el aire vaciando los pulmones y bloqueando la entrada de aire por la nariz y la boca. Es como realizar una inspiración, pero sin tomar aire dejando que las costillas se abran y sintiendo cómo el abdomen se mete hacia dentro. Es decir, se realizan en apnea respiratoria.

Algunos de los efectos que conllevan los abdominales hipopresivos son reducir el abdomen, prevenir el debilitamiento del suelo pélvico, regular la respiración, prevenir hernias inguinales y abdominales, prevenir y solucionar edemas, proporcionar una eficaz protección lumbo-pélvica mediante la tonificación de la faja abdominal.


Fuente:

Smulders, Beatrijs (2010), Posparto seguro y los primeros meses tras el parto, Ed. Medici.

Fecha de actualización: 24-07-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.