×
  • Buscar
Publicidad

Sangrado tras el parto

Sangrado tras el parto

El puerperio está caracterizado por una serie de síntomas en el organismo que trata de volver a su estado anterior al embarazo. Quizá uno de los signos más característicos son los loquios, es decir, las hemorragias vaginales que contienen parte del tejido placentario que aún permanece en el útero y que se va expulsando poco a poco a través de estos sangrados para limpiar totalmente el útero.

Publicidad

Indice

 

¿Qué son los loquios?

Los  loquios son las secreciones vaginales que se producen durante el puerperio, consistente en sangre, moco y tejido placentario, existiendo varios tipos:

- Loquios rojos o rubra: aparecen en los días inmediatamente posteriores al parto. Son de color rojo intenso porque contienen mucha sangre. Pueden tener coágulos porque están formados por trozos de placenta y en ocasiones lanugo. Duran de 3 a 5 días.

No te puedes perder ...

Mujeres en forma ¡en 30 minutos!

Mujeres en forma ¡en 30 minutos!

El ejercicio físico es imprescindible para mantenernos sanas y en forma, tanto antes como después del embarazo, además de ser una manera eficaz para recuperar la figura tras el parto; sin embargo, en la sociedad actual, la mujer carece del tiempo suficiente para hacer ejercicio y dedicarlo a su bienestar personal, por lo que estar en forma se ha convertido en un reto cada vez más difícil

Y tambien:

- Loquios serosos: el color varía de marrón claro a rosado, es menos abundante y espeso y duran hasta el décimo día del puerperio más o menos.

- Loquios blancos o alba: de color blanquecino o amarillento, pueden durar hasta el final de la cuarentena.

Pueden fluir de forma más o menos intermitente. Por ejemplo, si estás mucho tiempo sentada o tumbada, el flujo será menos intenso.


¿Qué aspecto tiene el sangrado posparto?

Muchas mujeres confunden el sangrado posparto con la menstruación, este es el motivo por el que el sangrado posparto se conoce también con el nombre de “salsa menstruación”. Su aspecto varía en función del tiempo transcurrido desde el parto.


¿Qué son los entuertos posparto?

Los entuertos son contracciones intensas y frecuentes que ocurren durante las primeras 24 a 48 horas después de dar a luz, aunque suelen durar una semana con menor intensidad.

Son parte de un proceso normal que ayudan a volver al útero a su estado normal, además de facilitar el sellado de las bocas arteriales que quedan abiertas tras haber dado a luz.


¿Cuánto dura el sangrado posparto?

Este sangrado con secreciones vaginales dura entre seis y ochos semanas tras haber dado a luz, durante el puerperio irán disminuyendo paulatinamente.

Ten en cuenta que la duración de los loquios varía en cada mujer y en cada embarazo. También depende de si le das o no el pecho a tu bebé. Los periodos que hemos dado corresponden a una media realizada a partir de la duración total del sangrado posparto de varias mujeres, pero es muy posible que no coincida con el tiempo de duración de tu sangrado posparto.

Solo debes preocuparte y acudir a tu médico si se produce un aumento repentino de los Loquios o un mal olor de estos.

 

¿Qué cuidados hay que seguir?

- En las primeras horas tras el parto es bueno orinar, ya que contribuye a que el útero vuelva a su estado natural.

- Hasta que cesen los loquios, debes usar compresas absorbentes que sean 100% algodón para evitar infecciones y daños en la episiotomía, la mejor opción es escoger compresas tocológicas. La ropa interior también debe ser de algodón y muy cómoda, que no se ajuste.

- No uses tampones durante al menos seis semanas porque aumentan el riesgo de infecciones en la vagina y el útero.

 

Posibles problemas

- Si estás dando el pecho, es normal que tras una toma sangres más (sobre todo los primeros días) ya que el útero se contrae y elimina una mayor cantidad de flujo.

- Si el sangrado abundante y muy rojo continúa después del 5º día de puerperio, acude al médico ya que puede ser síntoma de diversas enfermedades.

- Asimismo, ve al especialista si notas un olor fuerte o desagradable.

- También es una mala señal el dolor intenso y fuerte del vientre, sobre todo en la parte baja.

- La ausencia de loquios durante las dos semanas posteriores al parto es un indicativo de que algo va mal.

- Fiebre o escalofríos.

- Si contienes coágulos grandes (aunque puede pasar después de estar mucho tiempo tumbada).
 
- Si necesitas más de una compresa por hora.
 
- Si después de la primera semana, el sangrado vuelve a ser tan fuerte como en las horas posteriores al parto. Excepto como hemos dicho, en el caso de la lactancia.


¿Qué puede causar un sangrado anormal durante el puerperio?

En el período justo después del parto, este sangrado también puede ser causado por fisuras o incisiones perineales, desgarros vaginales, hemorragias en la zona vaginal, desórdenes de coagulación sanguínea y, en el peor de los casos roturas uterinas.
 
También son frecuentes las atonías, que se producen porque el útero no se contrae lo suficiente. Esto ocurre especialmente en los casos de partos múltiples o cuando el útero está “cansado” porque el parto ha durado mucho o se ha utilizado demasiada oxitocina.

Si el útero no se contrae justo después del parto, o no se expulsan los restos de la placenta o toda la placenta y se queda en el útero, también existe la posibilidad de que el sangrado sea más intenso. Más adelante puede aumentarse el sangrado se se hace demasiado esfuerzo físico antes de tiempo, pero sobre todo por trastornos en la recuperación del útero, resto de placenta sangrante o infecciones.

La placenta accreta es una característica frecuente del sangrado durante el puerperio, puesto que la placenta no solo se adhiere a la mucosa, sino también a la musculatura de útero. Si se detecta durante el embarazo, el médico generalmente aconseja un parto por cesárea, luego se suelta la placenta manualmente o se hace un legrado.


¿Cuándo se debe acudir a un profesional durante el posparto?

- Tienes fiebre de más de 38ºC
 
- Presentas una hemorragia importante
 
- La herida de la episiotomía o de la cesárea se pone roja se inflama o le supura pus
 
- Tus loquios tienen mal olor
 
- Enrojecimiento o dolor exagerado en las mamas o episiotomía
 
- Dolor torácico, náuseas o vómitos
 
- Dolor o inflamación en una de las piernas
 
- Fuertes dolores de cabeza
 
- Problemas para respirar
 
- Tienes molestias urinarias
 
- Sospechas por tu parte, o la de tu entorno, de que estás sufriendo depresión posparto

Debes ponerte en contacto con un profesional de la salud ante cualquier duda, miedo o temor. Hoy en día tenemos a nuestro alcance un amplio abanico de profesionales y de herramientas que te pueden ayudar a superar cualquier problema que puedas tener en esta etapa tan importante,  el puerperio.

Fuente:

Smulders, Beatrijs (2010), Posparto seguro y los primeros meses tras el parto, Ed. Medici.

Fecha de actualización: 09-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.