×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué hace y cómo vive el bebé el parto?

¿Qué hace y cómo vive el bebé el parto?

Seguro que has leído mucha información sobre los síntomas del parto, las fases del mismo, qué se siente en las contracciones o cómo prepararse para este esperado momento pero… ¿Sabes lo que siente el bebé en cada momento? ¿Nota dolor con las contracciones? ¿Qué hace durante todas las horas que dura un parto?

Publicidad

Indice

 

¿Qué hace el bebé en el parto?

En las horas previas al parto (lo que significa que el bebé ya sabe que es inminente) se nutre de manera especial absorbiendo mayor cantidad de elementos nutritivos para poder hacer frente al cansancio que sentirá en el parto.

Después, comienza a producir una gran cantidad de endorfinas, una hormona natural que le sirve de analgésico para disminuir el dolor (y también para aliviar el dolor de la mamá).

Todo esto confirma que es el bebé el que decide cuándo nacer poniendo en marcha el proceso del parto al modificar el equilibrio hormonal de la madre provocando la disminución de los estrógenos y la progesterona y el incremento de las prostaglandinas y las oxitocinas.

Una vez comienzan las contracciones, el bebé se coloca en posición fetal para poder salir por el canal de parto, esto es, inclina la cabeza y apoya la barbilla en el pecho, encoge las piernas y los brazos y aprieta los puños. Así se desliza mejor por el canal de parto.

Rompe la bolsa de líquido amniótico con la cabeza (aunque esto puede ocurrir antes de que empiecen las contracciones, no siempre va en este orden) y espera a que las contracciones se hagan más intensas y frecuentes para borrar el cuello del útero totalmente y dilatarlo.

No te puedes perder ...

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

¿Problemas de tiroides? Los cambios hormonales y ciertas enfermedades pueden dar lugar a desórdenes de la glándula tiroidea en el embarazo, que provocan graves complicaciones tanto para la madre como para el feto si no se lleva un control adecuado

Y tambien:

A medida que las contracciones van haciéndose más fuertes, el bebé empieza a segregar catecolaminas, hormonas del estrés que le hacen estar alerta y aumentar su resistencia.

El bebé apoya su cabeza sobre el cuello del útero y comienza a buscar la salida. Gira sobre sí mismo para pasar en primer lugar la zona del cráneo denominada triangular, lo que favorece su paso.

Se deja empujar sin oponer resistencia y, con cada pujo de su madre, va deslizándose gradualmente por los diferentes planos de Hodge que forman el canal de parto. Estos empujones le indican por dónde debe salir y también le ayudan ya que vacían sus pulmones de líquido amniótico, preparándolos para respirar. Después de pasar la pelvis, el bebé encuentra un último obstáculo en los músculos del periné, por eso en ocasiones, si no se distienden bien, se recurre a una episiotomía para facilitar la salida del bebé.

Y, por fin, está fuera. Primero saca la cabeza, después los hombros y, por último, el resto del cuerpo.


¿Qué siente el bebé en cada momento?

Respecto a lo que siente en cada fase del parto, obviamente no se sabe con exactitud ya que no se les puede preguntar al nacer y, con el tiempo, todos olvidamos nuestro parto. Pero existen muchos estudios e investigaciones al respecto que afirman lo siguiente:

- Contracciones: Aunque pueda parecernos que las contracciones tienen que resultar muy dolorosas para él, lo cierto es que las contracciones de Braxton Hicks le van preparando. Además, las contracciones van creciendo en intensidad y regularidad poco a poco, lo que permite al bebé ir adaptándose a ellas.

Durante el parto se sabe que el bebé, a no ser que pase algo malo, está tranquilo, se mueve e incluso puede dormir y soñar (piensa que puede durar ¡hasta 14 horas!). Las primeras contracciones son como un masaje delicado.

Asimismo, hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, es el propio bebé el que desencadena el parto, por lo que su organismo está preparado para afrontar lo que viene. Por eso produce una gran cantidad de endorfinas, que crean un estado de bienestar y le ayudan a sufrir menos dolor.

- Pujos: La parte de atravesar el canal del parto y salir al exterior sí puede ser un poco más dura. El bebé percibe cada pujo como una fuerte compresión que lo envuelve. Tu útero se contrae y le oprime, empujándole a una salida estrecha, pero por la que cabe perfectamente.

Una vez que tiene que bajar el canal de parto, una fuerza equivalente a 18 kg (según los expertos) le empuja por el canal. La sensación, dicen, es parecida a descender por un tobogán estrecho y oscuro que no sabes a dónde va.

Es importante que estés tranquila todo el proceso ya que tu calma le ayuda. Intenta mandarle mensajes positivos para que sepa que nada malo va a pasarle.

- La salida al exterior: ¡Y por fin consigue salir! Pero los comienzos pueden ser un poco duros ya que pasa de un mundo en penumbras, tranquilo, cálido y seguro a un mundo frío, con mucha luz, ruidos y en el que tiene que empezar a respirar por sí mismo.

En ese momento, es fundamental que te lo coloquen encima ya que sentir tu piel, tu olor y oír tu voz lo calmarán y le harán sentirse seguro y a salvo.


Fuentes:

Matrona Ana Tejeda, H. P. Hierro

Fecha de actualización: 10-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.