×
  • Buscar
Publicidad

Prevenir el parto prematuro

Prevenir el parto prematuro

La cifra de partos prematuros ha aumentado en los últimos años. El aplazamiento de la maternidad, el incremento de embarazos gemelares debidos a tratamientos de reproducción asistida o hábitos poco saludables son factores que multiplican la posibilidad de que el bebé que se espera nazca antes de lo previsto.

Publicidad

Indice

 

Los riesgos de un parto prematuro

El riesgo de un parto prematuro es una de las mayores preocupaciones de obstetras y futuras mamás. Pese a que la medicina ha hecho grandes avances en este campo y en la actualidad apenas se teme por la supervivencia de un bebé gestado durante menos de 37 semanas, no hay que olvidar que nacer antes de tiempo conlleva unos riesgos serios para el niño. Pues supone, entre otras cosas, que muchos de sus órganos no hayan alcanzado el grado de desarrollo necesario.

Ocurre, por ejemplo, con su sistema inmunitario, lo que provoca que estos críos sean más vulnerables y sensibles a las infecciones. Algunas glándulas no habrán terminado de formarse y su aparato digestivo puede encontrar problemas para digerir ciertos nutrientes. También es frecuente que desarrollen patologías relacionadas con otros órganos, y que presenten dificultades respiratorias, cardiacas, etc. Además, los partos muy prematuros, es decir, los que tienen lugar antes de la semana 32 o 28, son los responsables de muertes posnatales o de anomalías severas.

No te puedes perder ...

La 24ª semana de embarazo

La 24ª semana de embarazo

Este es el momento de que te hagas una ecografía en 3D o 4D ya que podrás observar con precisión los rasgos de tu hijo, quien cada vez está más grande. Debes estar atenta a posibles síntomas de parto prematuro, ya que a partir de esta semana es más probable que esto ocurra.

 

Y tambien:

El mejor tratamiento, por ello, es continuar con el embarazo el máximo tiempo posible. Asimismo, prevenir y esquivar algunos riesgos puede ayudar a que la gestación evolucione normalmente y el parto sea a término.

Aunque hoy sabemos que la existencia de ciertos factores aumentan las posibilidades de dar a luz antes de la semana 37, no necesariamente esto implica un parto pretérmino. Del mismo modo, una tercera parte de ellos ocurre por causas que aún desconocemos, por lo tanto, a pesar de tomar todas las medidas que están a nuestro alcance, en ocasiones es imposible impedir que suceda.

Lo que está claro es que si evitamos los factores de riesgo conocidos la amenaza de un parto prematuro será menor.

 

Medidas para prevenir un parto prematuro

- Con un control médico de la gestación. Acude a tus citas ginecológicas rutinarias. El seguimiento de tu embarazo permitirá a los médicos conocer cualquier incidencia y actuar cuanto antes.

- No fumes. El tabaco, entre otros efectos, daña seriamente la placenta, que es lo que alimenta al feto, multiplicando por tres el riesgo de parto prematuro.

- Evitando los embarazos múltiples. Nos referimos, obviamente, a los que tienen su origen en tratamientos de fertilidad.

- Con una alimentación saludable. Evita coger demasiado peso durante la gestación, ya que el sobrepeso fomenta la aparición de algunas enfermedades que hacen peligrar la duración óptima del embarazo. Igualmente, por la misma razón, mantente bien hidratada.

- Haciendo ejercicio. Mantenerse en forma, practicando ejercicios adecuados para el embarazo, también impedirá que surjan algunas complicaciones que favorezcan que des a luz antes de tiempo.

- Teniendo precaución con las infecciones. Evita contraer cualquier infección, adoptando las medidas necesarias (lavando los alimentos que comes, acudiendo al dentista, extremando la higiene, etc.).

- Conociendo los síntomas de un parto prematuro. Saber qué ocurre en tu cuerpo cuando se manifiesta la amenaza de parto puede ser útil para tomar medidas lo antes posible: Acude inmediatamente al médico si sufres contracciones uterinas de forma anormal, el vientre se endurece y duele; tienes hemorragias vaginales; se te hinchan excesivamente pies y manos; vomitas; te duele al orinar o sientes un fuerte dolor en la espalda y la pelvis.

- Haciendo reposo. Si el parto corre peligro de adelantarse, descansa lo necesario. Normalmente el médico recomendará reposo absoluto en cama.

En algunos casos concretos los médicos deciden evitar un parto prematuro con una intervención quirúrgica o mediante la administración de fármacos.


Fecha de actualización: 12-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.