×
  • Buscar
Publicidad

Posparto en tiempos de coronavirus

Posparto en tiempos de coronavirus

El coronavirus lleva representando un problema para la sociedad desde hace algunos meses. El desconocimiento previo acerca del virus y la desinformación que se ha ido creando están provocando situaciones de descontrol e incertidumbre, sobre todo para aquellas personas que se encuentran en un momento sensible como embarazo, posparto, enfermedad…

Publicidad

Índice

 

¿Cómo afecta el COVID-19?


Nos enfrentamos a una crisis de salud mundial que las nuevas generaciones no han vivido nunca. Por su carácter mundial ha despertado la preocupación de todos los gobiernos.

Además de una pandemia global, el covid está suponiendo una crisis humana, económica y social, que está cambiando la vida y las costumbres de las personas.

El brote de COVID-19 afecta a todos los segmentos de la población y es particularmente perjudicial para los miembros de aquellos grupos sociales en las situaciones más vulnerables.

Por todo esto es importante seguir las recomendaciones de higiene personal y del hogar, evitar el contacto con gente ajena al círculo familiar además de los lugares concurridos.

Es necesario también tener muy claros los síntomas principales del coronavirus para así evitar el contacto con personas sanas o vulnerables. Las principales señales en las que debemos fijarnos son:

- Tos seca y continua: toser mucho durante más de una hora o tener tres o más episodios de tos en 24 horas

No te puedes perder ...

Cómo afrontar la diabetes en niños y adolescentes

Cómo afrontar la diabetes en niños y adolescentes

Un estudio realizado por el Instituto Universitario de la Familia, de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, en colaboración con la Fundación para la Diabetes, determina que algunos aspectos como la tristeza, sentimientos negativos, o la sobreprotección de los padres con hijos con diabetes, entre otras actitudes, pueden afectar negativamente en la adaptación a largo plazo del niño o el adolescente a la diabetes.

Y tambien:

- Fiebre: temperatura superior a 37,8 ° C

- Cambio en el olfato o el gusto: o no puede saborear ni oler nada, o estos sentidos son diferentes a los normales.

Si tú o alguien de tu familia presenta alguno de estos síntomas debe hacerse una prueba lo antes posible y no salir de casa por ningún otro motivo. Además, si es posible, deberá aislarse de las demás personas de la casa.

En promedio, se tarda cinco días desde el momento en que se infecta para comenzar a mostrar los síntomas, pero la Organización Mundial de la Salud dice que se puede demorar hasta 14 días.

Si la prueba es positiva, todos los convivientes deben continuar siguiendo las reglas de autoaislamiento.
 

Posparto y coronavirus


Dar a luz en tiempos de coronavirus puede asustar un poco. Los primeros días tras el parto son los más delicados, te estás recuperando y estás nerviosa por ver que tu bebé avanza bien.

Si es tu primer bebé, puede que le sumes las preocupaciones de madre primeriza a la situación actual. Si no es tu primer bebé, puede que tengas que cambiar un poco la forma de hacer las cosas.

Lo más importante es que conviertas tu casa en un lugar seguro, desinfectando y limpiando con asiduidad y lavando a diario la ropa con la que salgas a la calle. Ten cuidado con los desinfectantes fuertes como la lejía, ya que su olor puede molestar al bebé.

Cuídate tú, evita los lugares concurridos y pide a amigos y familiares que hagan la compra por ti si lo necesitas. Ahora mismo eres la persona más cercana a tu bebé y evitar el contagio es una de las prioridades.

Aunque no sea fácil ya que serán muchos los que quieran conocer a tu hijo, limita las visitas de conocidos en tu casa, por mucha confianza que haya. Piensa que todos tenemos contacto indirecto con cientos de personas al día: trabajo, transporte público… y nunca se sabe quién puede estar contagiado o ser asintomático.

Mueve esas citas en casa a planes al aire libre, donde el riesgo de contagio es mucho menor.

Si algún día te encuentras mal, presentas fiebre u otro síntoma, pide a alguien que se haga cargo de tu bebé durante unas horas para ver cómo avanzas. Si los síntomas son claros, llama a asistencia sanitaria comentándoles tu situación y ellos te aconsejarán lo que mejor se adapte a tu caso.
 

Recién nacidos y coronavirus


Los recién nacidos son especialmente sensibles a todo aquello que sucede a su alrededor. Es por eso que durante el primer mes debemos tener un especial cuidado al cogerlo. Las manos acumulan el mayor número de bacterias y suciedad, por lo que lavarnos las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico a menudo deberá ser para de tu rutina.

Asegúrate de que también hacen eso aquellas personas que vengan a visitaros y quieran tener a tu bebé en brazos. Aunque es mejor evitar esta situación con un gran número de personas ya que las caras de ambos estarán muy cerca y aumentará considerablemente el riesgo de contagios.

Mantente tranquilo y sereno, ya que los bebés notan el nerviosismo y pueden estar más inquietos. Si sigues las recomendaciones sanitarias y aumentas las precauciones no debes tener miedo de contagiar a tu bebé.

Otro tema que preocupa en estos momentos es la lactancia materna. Algunas madres han dejado de dar el pecho por miedo a contraer coronavirus y transmitírselo a los peques. Pues bien, muchos estudios muestran que es seguro alimentar al bebé con leche materna. No se han encontrado restos de coronavirus en la leche de la madre. Recuerda que la leche materna es la mejor fuente de nutrición para la mayoría de los bebés. La leche materna también ayuda a proteger a los bebés de infecciones, incluidas las infecciones de los oídos, los pulmones y el sistema digestivo. Por estas razones, tener COVID-19 no debería impedir darle leche materna a tu bebé.


Fuentes:

OMS

Texas Medical Centre

Fecha de actualización: 21-10-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.