×
  • Buscar
Publicidad

Parto con hipnosis

Parto con hipnosis

El dolor y los miedos a que algo salga mal durante el parto es algo que perturba a las embarazadas. La hipnosis en el parto puede ayudarte a afrontarlo desde otra perspectiva, haciendo de este una experiencia más placentera.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es un parto con hipnosis?
 

El parto con hipnosis se conoce con el nombre de Hipnoparto o HypoBirthing. Es una técnica que está de moda en muchos países de Europa y consiste en el uso de la hipnosis en la preparación de un parto natural, cómodo y tranquilo.

El hipnoparto es un método donde se le enseña a la embarazada técnicas de hipnosis antes del nacimiento del bebé con el fin de que de esta forma la embarazada gestione sus miedos y creencias (en relación con el dolor del parto o de que algo malo puede ocurrir) para que tenga un parto natural y lo más tranquilo posible. Además, durante estas sesiones se sumen entregar metáforas y analogías que contienen sugestiones de tranquilidad y comodidad, y se señalan las técnicas de respiración lenta que acompañan a las contracciones naturales del cuerpo.

La mayoría de las mujeres cuando se quedan embarazas, o incluso antes, empiezan a escuchar historias terroríficas sobre dar a luz. Pero un parto no tiene que ser necesariamente doloroso o que conlleve riesgos, lo que ocurre es que hay muchos mitos alrededor del parto, lo que hace que la futura madre empiece a sentirse intranquila y con muchos miedos. Esto provoca que, cuando se acerca la fecha del parto, el miedo en torno a este crece, muchas veces de forma irracional.

Las sesiones de hipnosis o hipnoparto tienen como objetivo disuadir estos miedos y creencias que tiene la madre, ofreciéndole herramientas de afrontamiento, disfrute y tranquilidad para que pueda traer de la manera más confortable a su bebé al mundo. La mujer está biológicamente preparada para el parto, pero los miedos y el desconocimiento que tiene sobre la relación cuerpo, mente y dar a luz, hace que se tense, produciendo dolor.

Las madres que han utilizado hipnosis para el parto afirman haber estado más relajadas durante las contracciones, incluso pudieron no necesitar epidural.



¿Cuándo se debe empezar con las clases de hipnoparto? ¿Cómo son?
 

No te puedes perder ...

Parto con bolsa rota

Parto con bolsa rota

Además de las contracciones de parto, otro signo inequívoco de que el parto se producirá en pocas horas es la rotura de la bolsa, también conocida como rotura de aguas o rotura de membranas.

Y tambien:

Normalmente los cursos de hipnoparto consisten en 5 sesiones individuales o grupales (con un máximo de 5 personas) que se celebran cada 15 días durante dos horas. Las sesiones individuales están recomendadas para mujeres que hayan tenido un problema en otro embarazo anterior. A pesar de que esta sea la forma común de estructuración, otros expertos lo hacen de otra manera.

En España la recomendación es iniciarte en el hipnoparto en la semana 28 de gestación ya que se considera que, a partir de ahí, se ha evitado cualquier problema. El riesgo a partir de la semana 28 riele ser menor, fisiológicamente se considera que a partir de esa semana es difícil que un embarazo no salga hacia delante, los riesgos de esto suelen ser mínimos.

Durante estas sesiones, al principio se habla con la mujer embarazada y la pareja de esta para conocerles y ver las dudas o temores con las que llegan. Las sesiones son tumbadas, relajadas con música y en ellas se trabaja la visualización y en concreto del parto. Esto se hace con el fin de que, una vez llegada la hora, el cerebro inconscientemente sepa que se ha vivido ese momento y que no viene de golpe.

Las contracciones suelen enfocarse como olas, donde hay grados de intensidad. Comienzan con las más bajas y las van atravesando hasta llegar al pico más alto. Después de este pico, vuelven a bajar.

En cuanto a la visualización del útero; como este se pone duro ayuda pensar en él como si fuera algo blandito, mantequilla o algo parecido.



¿Qué ventajas tiene la hipnosis en el parto?
 

A pesar de que la hipnosis en el parto necesite más investigaciones, algunos estudios indican que las mujeres que utilizan esta técnica requieren de menos medicación para el dolor y que califican menos este dolor como severo. Hay mujeres que dicen que apenas sintieron dolor, mientras que otras no han conseguido tanto éxito.

La hipnosis es una buena opción para las madres que quieren controlar el dolor sin medicación. A diferencia de los medicamentos, la hipnosis no tiene efectos colaterales ni conlleva riesgos.

Los programas de hipnosis para el parto consideran el momento de dar a luz como algo tranquilo, incluso como algo cómodo, y les enseña a las mujeres que pueden controlar mejor sus cuerpos y mentes en el proceso.



¿Qué desventajas tiene el hipnoparto?
 

Aprender hipnosis para el parto es algo que exige tiempo y dinero. Las técnicas se enseñan en una serie de clases o en programas de Internet, que tendrás que practicar en casa.

Muchas de las mujeres que estudian con el fin de un hipnoparto lo pueden hacer con el fin de evitar los medicamentos o las intervenciones médicas durante el parto. Esto hace que muchas se decepcionen si tienen que pedir anestesia epidural o si les es necesaria una intervención.

El éxito del hipnoparto dependerá fundamentalmente del uso apropiado del método, por eso es importante asegurarte de completar el entrenamiento y practicar en tu casa, no sólo en las clases. En algunos casos la madre no se profundiza completamente en la técnica, esto puede hacer que el ritmo cardíaco disminuya y con esto la intensidad de las contracciones, impidiendo el avance normal del parto.

Para aumentar las posibilidades de que el hipnoparto funcione tendrás que dedicarte a aprender la técnica, practicándola a diario hasta el momento del parto.



¿Cómo encontrar un curso de autohipnosis para el embarazo?
 

Habla con el médico que está siguiendo tu embarazo sobre esta técnica. Él te podrá aconsejar sobre los centros que hay en tu ciudad o recomendarte algún profesional que te pueda ayudar a conseguir esta técnica.

Si no hay esta posibilidad, siempre te quedará buscar algún curso por Internet.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.