×
  • Buscar
Publicidad

Cuándo reanudar las relaciones sexuales tras el parto

Cuándo reanudar las relaciones sexuales tras el parto

Durante el puerperio no es extraño sentirse físicamente dolorida, cansada, o tener miedo a otro embarazo. Es importante, antes de nada, que aparezca de nuevo el deseo sexual. Este puede estar disminuido debido a los cambios en los niveles hormonales, los cambios emocionales, la falta de sueño, el cansancio, dolor por la falta de lubricación o por la episiotomía.

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo se pueden volver a tener relaciones sexuales después del parto?

Este desinterés sexual puede prolongarse durante un tiempo variable sin que sea motivo de alarma, pero que podemos resolver añadiendo otros ingredientes a las relaciones como son la comprensión, la sensibilidad, la paciencia o la comunicación.

Lo más aconsejable para iniciar las relaciones sexuales con penetración es esperar a que los loquios desaparezcan, que suele suceder hacia las 6 semanas. Es un tiempo en el que el cuerpo se va recuperando y en caso de desgarro se vaya reparando. Pasado este tiempo y en el momento de iniciar las relaciones debemos valorar si nos producen molestias; en este caso utilizaremos lubricación adecuada, ya que es posible que aparezca sequedad vaginal, sobre todo si estás dando el pecho.

No es extraño la presencia de molestias en las primeras relaciones tras el puerperio, pero si continúan siendo dolorosas 2-3 meses tras el parto hay que consultar al ginecólogo.

En el inicio de las relaciones sexuales tras el parto debemos intentar entender la situación, la comunicación con la pareja y el conocimiento de las diversas formas de vivir y disfrutar de la sexualidad, independientemente del coito; todo ello hará posible una satisfactoria adaptación.


Consejos para reanudar las relaciones sexuales después del parto

No te puedes perder ...

Y tambien:

Después de dar a luz, el cuerpo de la mujer necesita tiempo para que se recupere y que sus órganos vuelvan a su sitio. Además, puedes empezarte a sentir más vinculada al bebé y que le quieras dedicar todo tu tiempo

Ante la ausencia de tiempo para ti, el cansancio y la adaptación a las nuevas circunstancias, es probable que tengáis dificultades a la hora de retomar vuestra vida sexual. Los siguientes consejos te pueden ayudar a la hora de volver a mantener relaciones sexuales:

- Espera el momento adecuado: tanto si es parto natural, como si es una cesárea, los órganos de la mujer van a tardar un tiempo en volver a su estado fisiológico normal. Las recomendaciones habituales aconsejan esperar alrededor de 6 semanas antes de retomar el sexo (aunque siempre es recomendable consultarlo con tu ginecólogo). Además, la madre puede necesitar más tiempo para la recuperación mental, ya que la nueva situación, como hemos dicho en el punto anterior, puede provocar que no quieras tener contacto sexual con tu pareja. En estas situaciones se recomienda comenzar con algo menos invasivo que la penetración, como las caricias y los masajes, para no precipitarse.

- Necesitarás confianza y comunicación: tu bebé va a necesitar cuidados constantes y gran dedicación por parte de los padres. Debes evitar dejar de lado a tu pareja y dediicarle tiempo, para hablar o simplemente disfrutar de la intimidad. Estos minutos pueden ser vitales para buscar apoyo, recargar energía y fortalecer vuestra relación.

- Acepta los cambios que tu cuerpo ha sufrido: tu cuerpo ha sufrido una serie de cambios en los últimos meses, por eso es necesario que te acostumbres a tu nuevo cuerpo, al igual que tu pareja. Los especialistas recomiendan evitar criticar el cuerpo y una serie de consejos para sentirte mejor, como una luz tenue, comprar ropa bonita para los primeros meses de maternidad y, sobre todo, pensar que los cambios se deben a la nueva vida que habéis formado en pareja.

- Realiza ejercicios para fortalecer la musculatura pélvica: estos ejercicios te ayudarán a evitar la incontinencia urinaria y pueden facilitar las relaciones sexuales. Antes de comenzar a practicarlos conviene que la madre pregunte al ginecólogo o a la matrona cuáles son los más adecuados y cómo se deben realizar de manera correcta.

- Vacía tu pecho antes de mantener las relaciones sexuales: si el pecho está lleno, la presión puede hacer que sientas dolor. Por este motivo los expertos recomiendan dar el pecho al bebé antes de mantener relaciones sexuales.

- Usa precaución: a pesar de que no hayas tenido la primera menstruación después de dar a luz, existe la posibilidad de que vuelvas a quedarte embarazada, por eso se recomienda que utilices algún método anticonceptivo para evitarlo. La lactancia materna puede ser un anticonceptivo durante los 6 primeros meses de vida del bebé, pero no es 100% fiable.

- Mantén las expectativas bajas: las primeras relaciones sexuales después del parto pueden ser dolorosas para la mujer y, además, los dos miembros de la pareja pueden estar pensando en si el bebé está bien. Por este motivo, los especialistas recomiendan que las parejas no se creen grandes expectativas, tengan paciencia y vayan poco a poco hasta que esta actividad vuelva hacerles sentir cómodos.

- Mantén activa tu creatividad y mantente de buen humor: probablemente tu bebé esté en el dormitorio, esto es una buena oportunidad para buscar intimidad en otros lugares y probar diferentes posturas que se adapten mejor a los cambios en tu cuerpo. Por otro lado, mantener buen humor puede ayudar a que la pareja esté relajada y disfrute mas de estos momentos.

- Utiliza lubricantes: después de haber dado a luz, es probable que la zona genital femenina no lubrique igual que antes debido al nivel de los estrógenos. Esto puede ser más visible si le estás dando el pecho a tu bebé. Si esto te ocurre, debes consultar con tu ginecólogo para que te ayude a determinar la opción más adecuada para mejorar tu lubricación.

- Acostúmbrate a los nuevos cambios de tu orgasmo: a raíz del parto, el orgasmo de la mujer o la forma en la que llegabas a el ha podido cambiar. Puede que lo que antes te funcionaba, ahora no lo haga. Es recomendable tratar el tema con confianza con tu pareja.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.