×
  • Buscar
Publicidad

Beneficios del masaje en el parto

Beneficios del masaje en el parto

El momento esperado de toda mujer embarazada es el parto y hay que estar preparada para ello. Por esta razón, hay que saber que una de las mejores formas de aliviar el dolor que origina el momento de dar a luz es el masaje, puesto que estimula la hormona de la relajación, la oxitocina. Además, aparte de los innumerables beneficios, el contacto físico hace que se sienta acompañada en este momento tan especial de su vida.

Publicidad

Índice

 

¿Son recomendables los masajes en el embarazo y en el parto?

Los masajes terapéuticos son muy recomendables en el parto e, incluso, durante el embarazo. Por ejemplo, el masaje perineal, si se realiza durante las últimas seis semanas de la gestación, puede impedir que se produzcan los desgarros y facilitar el parto.

Por otro lado, lo más importante es que la mujer que va a dar a luz se sienta en compañía de sus seres más allegados. Asimismo, seguramente que en el tiempo de embarazo ha habido una persona que ha compartido día a día contigo esta experiencia tan especial y sabe los momentos en que necesitas un masaje, cuando es mejor escuchar o quedarse en silencio. Si ambos están de acuerdo, será la persona indicada para acompañarte en el parto. Será la encargada de calmarte y darte la mano en cada contracción y, sobre todo, de aliviar los dolores con un masaje.

El masaje durante el parto se ha practicado desde siempre en las sociedades tribales con el fin de facilitar el proceso y ayudar a la mujer. Si tienes la posibilidad de que tu pareja te dé masajes durante el parto, debes aprovecharte de eso ya que ofrece multitud de beneficios al proceso.

Existen muchas zonas en el cuerpo donde puedes recibir masajes durante las contracciones. El dolor suele estar localizado en la parte baja de la espalda, en la pelvis y en las piernas, ya que lo que duele son los movimientos que hace el útero a medida que el cuello uterino se abre y el canal de parto se ensancha para permitir el paso del bebé al exterior.

Puedes recibir masajes en la línea exterior de las piernas, la parte baja de la espalda, o incluso en el abdomen, con movimientos muy suaves como caricias. Si no deseas que te toquen en estas partes, pide a tu pareja (o a quien te acompañe), que te masajee el rostro, el cuero cabelludo, el cuello o los hombros, que también sirven para distraerte del foco del dolor y aliviarte.


Masaje relajante en el parto

No te puedes perder ...

Y tambien:

1. Lo más habitual es comenzar por la zona del abdomen. Hay que colocar las manos sobre él y acariciarlo.

2. Para comenzar a transmitir tranquilidad y relajación también se puede empezar por la cabeza. Hay que colocar las manos sobre ella y mantener la posición durante unos segundos hasta que ambos percibáis la energía.

3. Hacer círculos con las yemas de los dedos por el cuello, subiendo y bajando varias veces con suavidad.

4. El mismo movimiento anterior se puede emplear desde el cuello, hacia el hombro y hasta el brazo.

5. El masaje continúa por la espalda bajando a lo largo de la columna vertebral.

6. Cuando llegues a la base de la espalda, realiza con la yema de los pulgares círculos alternos durante unos segundos.

7. Después, volver a la zona del hombro para iniciar un masaje en el brazo culminando en las manos.

8. Por último, haz fricciones suaves por las piernas, que tengan como destino los pies. En esta zona, es necesario prestar especial atención a los tobillos porque facilitan el parto.


Beneficios del  masaje en el parto

Los beneficios de los masajes son numerosos, tanto para la madre como para el bebé. Algunos de estos son:

- Hace que la mujer embarazada se sienta cuidada, querida, segura y apoyada.

- Reduce el dolor que ocasionan las contracciones musculares y el tiempo de parto.

- Favorece al parto natural evitando todas las complicaciones que se pueden presentar.

- La sensación de bienestar aumenta debido a la producción de endorfinas.

- Disminuye el riesgo de sufrimiento fetal.

 

¿Qué pasa si no quiero ningún masaje durante el parto?

Hasta que pases por el trabajo de parto no vas a estar segura de si quieres o no el masaje en el parto. No cierres tus posibilidades, déjate llevar por lo que sientes en el momento.

Muchas embarazadas sienten alivio al recibir los masajes, pero otras solo quieren evitarlos. Si llegado el punto no quieres ningún masaje, tu pareja debe entenderlo y no tomárselo como un rechazo. Él puede seguir acompañándote de otras maneras, como cogiéndote de la mano o estando simplemente cerca de ti.


Fecha de actualización: 06-08-2020

Redacción: Esperanza Pavón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.