×
  • Buscar
Publicidad

¿Se puede utilizar henna en el embarazo?

¿Se puede utilizar henna en el embarazo?

Desde siempre se ha hablado de ciertas actividades que no se pueden realizar durante el embarazo debido al peligro que suponen para el bebé y la madre: ingesta de alcohol, abuso de cafeína, comer carne cruda, utilizar tintes químicos… En el caso de los tintes, algunas mujeres optan por opciones más naturales con la henna, pero ¿es seguro utilizarla?

Publicidad

Índice

 

Embarazo y tintes


Cada vez son más las investigaciones que estudian la cantidad de componentes químicos en los tintes y otros productos de belleza o cuidado corporal. Además, los avances e innovaciones en este tipo de productos han hecho que cada vez contengan menos elementos tóxicos.

Con todo esto, se puede decir que actualmente los productos químicos de los tintes para el cabello permanentes y semipermanentes no son altamente tóxicos. Algunos estudios han encontrado que dosis muy altas de los productos químicos en los tintes para el cabello pueden causar daño. Sin embargo, y como ya hemos dicho, la cantidad de tinte que se utiliza en cada coloración contiene una cantidad muy baja de sustancias químicas a las que está expuesta la mujer.

Muchas mujeres deciden esperar para teñirse el cabello hasta después de las primeras 12 semanas de embarazo, cuando el riesgo de que las sustancias químicas dañen al bebé es mucho menor. Si te estás coloreando el cabello tú misma, puedes reducir aún más el riesgo asegurándote de:

- usar guantes

No te puedes perder ...

Y tambien:

- dejar el tinte por un tiempo mínimo

- trabajar en una habitación bien ventilada

- enjuagar bien el cuero cabelludo una vez que te apliques el tinte

Para resaltar el cabello también puedes optar por realizarte mechas, reducirás el riesgo ya que la cantidad de tinte usado será mucho menor.
 

¿Puedo utilizar henna si estoy embarazada?


Algunas mujeres embarazadas prefieren reducir el riesgo al mínimo dejando de teñirse el pelo durante esta etapa u optanto por tintes vegetales puros o naturales, como la henna.

La henna está presente en muchas culturas, como en la india. La aplican en manos y pies en ocasiones festivas o de celebración. En la cultura india, la henna significa belleza y prosperidad. Sin embargo, también es muy popular como colorante natural del cabello y como buen acondicionador.

Sí, las mujeres embarazadas pueden usar henna de manera segura. Sin embargo, se recomienda utilizar la henna pura en su forma natural y no utilizar la que contiene productos químicos. Las variantes de mezcla química de henna disponibles en el mercado pueden dar un mejor color, pero las sustancias químicas pueden causar problemas a ti o al bebé.

Aunque usar henna durante el embarazo es completamente seguro, debes evitar usar henna si tú o tu hijo anterior sufrís alguna de las siguientes condiciones:

- Deficiencia de G6DP

- Anemia

- Hiperbilirrubinemia

- Cualquier problema relacionado con la sangre o el sistema inmunológico.

La henna que debes usar es la obtenida directamente de la planta, la natural, ya que no supone ningún problema en el embarazo.

El tinte para el cabello con henna pura durante el embarazo no solo es extremadamente seguro, sino que también nutre y hace que tu cabello brille. El único inconveniente es que solo puedes teñir tu cabello de un solo color y es posible que tengas que mantenerlo en tu cabello durante casi cuatro horas para lograr el color deseado.

Si deseas aplicar henna en tu piel, a modo de decoración, deberás seguir el mismo criterio: usar solo henna 100% natural. La henna natural dejará en la piel un color rojo, naranja, marrón, canela, ladrillo, café o chocolate, pero nunca deja una mancha negra. Si es así, puede indicar la presencia de sustancias químicas y, por lo tanto, no debe usarse.
 

¿Cómo afecta el embarazo al pelo?


Muchas mujeres experimentan cambios en la textura y el crecimiento del cabello durante el embarazo. Las hormonas pueden hacer que el cabello crezca más rápido y que se caiga menos. Pero estos cambios generalmente no son permanentes. Muchas mujeres pierden algo de cabello en el período posparto o después de dejar de amamantar.

A algunas mujeres les crece pelo en lugares no deseados, como en la cara o el vientre o alrededor de los pezones. Los cambios en la textura del cabello pueden hacer que el cabello esté más seco o más grasoso. Algunas mujeres incluso encuentran que su cabello cambia de color.

Además, debido a los cambios hormonales, tu cabello puede:

-
reaccionar de manera diferente a la coloración o la permanente de lo que suele hacerlo

- volverse más o menos absorbente, encrespado o impredecible

Siempre es una buena idea hacer una prueba de mechón primero con el tinte o tratamiento para el cabello que quieras usar. Si tienes dudas, habla con tu peluquero para que te aconseje y así evitar riesgos.


Fuente:

National Healthcare System UK

Fecha de actualización: 08-10-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.