No sabía que estaba embarazada y comí sushi

No sabía que estaba embarazada y comí sushi
comparte

Cuando una mujer queda embarazada, ya sea un hijo buscado como un acontecimiento imprevisto, en la mayoría de las situaciones no se suele estar necesariamente esperándolo, y es por eso que hasta la fecha suele llevar su vida normal, manteniendo los mismos hábitos, que no siempre son los ideales. Sin embargo, muchas de las actividades cotidianas en la vida de la futura madre pueden poner en riesgo a su bebé si no se cambian a tiempo, como por ejemplo, el consumo de sushi.

El término sushi se refiere a la preparación de arroz y su acompañamiento, el cual puede ser crudo o cocido, dentro de los cuales podemos encontrar pescados crudos, mariscos, vegetales, huevo u otros ingredientes.


Así es el sushi que se come tradicionalmente en la cocina japonesa debe eliminarse de la alimentación de la embarazada, del mismo modo que la carne cruda. Su mayor contenido se trata de platos de pescado o marisco crudo. La prohibición del consumo de pescado crudo durante el embarazo es para evitar el riesgo de intoxicaciones o infecciones debido a los parásitos que puede tener el pescado crudo, como es el caso del anisakis.


El anisakis es un parásito que se puede alojar en diversos pescados como el bacalao, la sardina, el boquerón, el arenque, el salmón, el abadejo, la merluza, la pescadilla, la caballa o el jurel. Mide hasta tres centímetros de largo y un poco menos de 0,1 milímetros de diámetro y es blanquecino, casi transparente.

 

El peligro de que pase al ser humano no está sólo en el pescado crudo, sino también en el ahumado, salado, en vinagre o marinado, que tampoco han sufrido procesos de cocción.

 

 

¿Cómo eliminar este parasito de los alimentos?

 

Afortunadamente hay formas de disminuir el riesgo de infecciones por ingesta de alimentos crudos. Una de ellas es vigilar la procedencia de los productos, su almacenaje y manipulación, ya que están directamente asociados al riesgo de enfermar.


Otra de las posibilidades para eliminar el parásito es congelar el pescado crudo a una temperatura inferior a -20º C durante las 24 o 72 horas previas a su consumo. Otra manera de acabar con el parásito es someterlo al calor: cocinar el pescado que se vaya a consumir a una temperatura que oscile entre los 55 y los 70º C durante 10 minutos por lo menos. Por tanto, es seguro consumir productos ahumados en caliente y los pasteurizados, ya que producen la inactivación del parásito.

 

Otras cosas que podrían dañar al bebé

 

Café


Tomar más de 200 mg diarios de cafeína puede hacer que los bebés nazcan con bajo peso. Esta cantidad se alcanza con dos tazas de café y por eso se recomienda no sobrepasar esta cantidad.

 

Fumar en el embarazo


Fumar o fumar pasivamente reduce el oxígeno y los nutrientes que pasan al bebé a través de la placenta. Hace también que aumente el riesgo de hemorragia, aborto o parto prematuro. Se recomienda que tanto la futura madre como su pareja dejen de fumar.

 

Beber alcohol


El alcohol atraviesa la placenta y penetra en el torrente sanguíneo del bebé, pudiendo afectar al desarrollo del mismo. Un consumo abundante y regular (más de 14 unidades de alcohol semanales) puede provocar problemas mentales y físicos al bebé.

 

Rayos X


Durante las 13 primeras semanas los rayos X pueden afectar el desarrollo de los principales órganos del bebé. La única indicación es que, en caso de necesitar una radiografía, se comente al médico y al radiólogo que se está esperando un bebé.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×