¿Puede un bebé ir en taxi?

¿Puede un bebé ir en taxi?
comparte

La normativa que regula los sistemas de retención infantil y cómo deben viajar los bebés y niños pequeños cambió en enero de 2017, modificando ciertos aspectos como la edad hasta la que se debe usar un sistema de retención infantil. En cuanto a si los bebés pueden viajar en taxi o no, pueden hacerlo dentro de ciudad sin silla, aunque no se recomienda.

En enero de 2017 entró en vigor un nuevo cambio en las normativas que actualmente están en vigor referentes a los sistemas de retención infantil, la normativa R44/04, que regula los sistemas de retención normales, y la R129 (i-Size) que hacen referencia a los sistemas de retención infantil i-Size.

 

Algunos de los cambios que traían estas normas eran, por ejemplo, que es obligatorio usar un sistema de retención infantil adecuado hasta que el niño mida 135 cm, tenga la edad que tenga, aunque la DGT recomienda el uso de sistemas de retención hasta que el niño mida 150 cm.

 

Otro cambio es que los elevadores que se fabriquen a partir de ahora sin respaldo sólo podrán ser utilizados por niños de más de 125 cm. O que los menores de 135 cm deben viajar obligatoriamente en los asientos traseros a no ser que estos están ocupados por niños, en cuyo caso pueden ir delante siempre que se desactive al airbag.

Cómo cuidar a un bebé de 3 meses

Cómo cuidar a un bebé de 3 meses

Un bebé de tres meses es aún un ‘folio en blanco’ y es vulnerable completamente a su entorno. Empieza a tener memoria, a expresarse intencionalmente, a desarrollar habilidades y ver el mundo por primera vez. Nuestra misión es cuidar de él, pero para hacerlo como es justo debemos entender qué es exactamente tener tres meses de vida:

 

En la normativa R129 o i-Size, algunos de los cambios más interesantes son que todos los elevadores con norma R129 vendidos a partir del verano de 2017 deberán tener respaldo o que la clasificación ya no se hace por kilogramos de peso, sino por centímetros de altura.

 

 Estas dos normativas coexisten en la actualidad hasta que dejen de existir sillas amparadas por la normativa R44/04.

 

¿Qué ocurre con los viajes en taxi?

 

En cuanto a los viajes en taxis, actualmente la normativa establece que los niños pueden viajar en taxis por vía urbana siempre que el menor vaya en la parte de atrás. Los conductores de taxis no son responsables de la seguridad de los menores dentro del vehículo, lo son los padres, por lo que depende de ellos el uso o no de estas sillas.

 

Por lo tanto, los niños pueden viajar en taxi sin silla, pero solo para trayectos urbanos y nunca fuera de las ciudades ni en ningún tipo de carretera.

 

A pesar de ello, la DGT recomienda llevar tu propia silla cuando vayas a coger un taxi o, de no ser posible, “pedir con antelación un taxi con sistema de retención adecuado al tamaño del niño”.

 

La mayoría de las compañías de taxi ofrecen este servicio, por lo que solo deberás pedir un taxi con antelación y solicitar la silla de coche que necesitas para tu hijo según su peso. Recuerda que los bebés deben viajar a contramarcha hasta los 15 meses, aunque se recomienda hacerlo al menos hasta los 2 años y, siempre que se puedas, hasta los 4.

 

También las compañías de VTC o de alquiler de coche ofrecen este servicio, así que si vas a viajar con tu hijo en estos transportes o a alquilar un coche, no dudes en pedir uno que cuente con la silla de retención adecuada para tu hijo.

 

La opción de llevar tu cilla es mucho menos cómoda y complicada, sobre todo si te ves obligado a pedir un taxi con urgencia.

 

Si tienes prisa y no consigues un taxi con sistema de retención infantil, procura colocar a tu hijo lo mejor sentado posible y agarrado para minimizar las lesiones en caso de accidente.

 

Recuerda que estas normas no buscan recaudar más dinero, sino proteger la seguridad y la integridad de los niños pequeños, mucho más sensibles a los accidentes de coche. En un accidente, aunque no sea a mucha velocidad, el niño tiene muchas más posibilidades de salir despedido por la ventanilla o matarse o sufrir una lesión grave, así como de sufrir daños en el cuello, ya que sus músculos todavía no le protegen bien y cualquier pequeño golpe puede afectar más a su cerebro. 

 

Por eso, a la hora de viajar en taxi, por si acaso, lo mejor es que lo hagas en uno que cuente con un sistema de retención adecuado.

 

 


Fuente:

DGT: Normativa R44/04 y normativa R129

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×